Cómo hacer que un contenido se vuelva viral


viralidad del contenido

Que un contenido sea “viral” quiere decir que ha sido bien recibido por los internautas y que se comparte ampliamente a través de la red, principalmente a través de redes sociales.

Crear un contenido que pueda volverse viral, no es algo que sucede de la noche a la mañana; tampoco algo que se deba a coincidencias. Es algo que requiere de análisis y mucho trabajo.

Tipos de contenido que puede viralizarse

1. Textos y posts de blogs
2. Video y audio; posdcasts
3. Infografías
4. Contenido interactivo como juegos y widgets

Algunas de las razones de los usuarios para compartir

1. Es absolutamente divertido. Porque todos necesitamos un breve descanso a la seriedad del día a día. El contenido que genera risa y diversión es muy bien recibido por los internautas y será compartido más fácilmente.
2. Es increíble o difícil de creer. Cuando algún contenido te impresiona mucho los usuarios querrán compartirlo con sus familiares y amigos esperando generar la misma reacción.
3. Apela a las emociones. Es totalmente natural compartir un contenido cuando éste nos llega emocionalmente, pues al hacerlo buscamos conectarnos con otros y compartir la experiencia.
4. Va de acuerdo con nuestra visión del mundo. En estos días todo el mundo tiene una opinión y es natural que si encontramos algún contenido que tenga que ver directamente con nuestra forma de pensar, nos sintamos interesados en compartirlo con otros que tienen este mismo tipo de visión.
5. Nos hace reflexionar sobre algún tema. Si algún contenido nos hace detenernos a pensar sobre algún tema que nos interesa, o a reflexionar de una manera “filosófica”, naturalmente querremos compartirlo para que los demás tengan una “experiencia” similar a la nuestra.
6. Hará sonreir a alguien. Todos necesitamos constantemente, recordar que a veces la vida no debe tomarse tan enserio, por lo tanto, los contenidos que sean graciosos o tiernos servirán para el propósito de compartir y viralizar.
7. Es dramático o provoca pena ajena. Nuestra cultura también necesita su dosis de drama y este tipo de contenidos serán compartidos sin lugar a dudas. Así mismo, el contenido que genere “placer culpable” al mirarlo, será también altamente compartido.
8. Es provocativo. A la mayoría de nosotros nos gusta añadir a nuestra vida algo atrevido o  “subido de tono”, pero sin llegar al grado de no poderlo compartir públicamente.

Aplicándolo al marketing

Comienza escribiendo un titular que comunique al usuario los beneficios que obtendrá al conocer y consumir tu compañía, producto o servicio. Revisa en Google que nadie más lo haya usado y si es así, rediseña el tuyo.
Aquí es cuando entran en acción los números y las acciones específicas, por ejemplo: “Tres sencillas maneras de convertir el archivo de tu página web en libros digitales”.

Otro tipo de títulos que atraen y suelen compartirse ampliamente son los que crean una urgencia en el consumidor, por ejemplo “Razones por las que deberías borrar tu historial de Google, al terminar la semana”; o bien puedes apelar a la necesidad de corregir algo que anda mal, por ejemplo: “Tres maneras de enmendar tus estrategias de marketing”.

Escribir títulos ganadores que generen tráfico no es una tarea sencilla y siempre se recomienda probar con diferentes versiones, ya que en el universo www no hay reglas fijas. Una vez que hayas aprendido qué es lo que funciona, relaciónate con una red de profesionales para que hagan las ediciones correspondientes.

Casi siempre al tuitear o postear en Facebook algún artículo o nota, es necesaria la edición del título, ya que ambas plataformas manejan elementos y herramientas que les dan identidad, y por lo tanto hay que adecuar nuestras cabezas para destacar en cada una de ellas.

Escribe de manera deslumbrante

Para que tus ideas se transformen en contenido impactante y se vuelvan virales, sigue estos cuatro consejos:

1. Sé controversial
Algo “controversial” es debatible y cuestionable. La clave para escribir algo controversial es saber cuáles son los temas que más le llaman la atención al público de nuestra empresa. Aquí tienes un ejemplo “Por qué los hombres inteligentes suelen salir con chicas menos capaces que ellos”.
2. Recurre a los temas más discutidos del momento
Es de gran ayuda revisar Google Trends, así te podrás enterar cuáles son los temas que se discuten en el momento, y a partir de ello ligar tu contenido. Por ejemplo si un tema del momento es “sales de baño”, puedes escribir un artículo sobre “Cómo hacer que tu producto o servicio sea tan adictivo como las sales de baño”.
3. Listas
Este es un formato que ha sido usado y abusado siempre, pero al público le sigie gustando. Son una forma fácil y atractiva de compartir contenido. Tenlo bien presente, los Top 10 siempre serán atractivos. También puedes intentar escribir en torno al aspecto aspiracional de tu público.

El ingrediente secreto

Aun cuando una pieza de contenido haya sido producida con este propósito exclusivamente, siempre será necesaria un poco de promoción inicial. También es una buena idea que tengas un respaldo de una presencia reconocida en redes sociales, o por lo menos conexiones con usuarios que sean influyentes en este tipo de medios.

Algunas de las herramientas que necesitarás para hacer facilitar la “viralización” de tu contenido son: botones de compartir para todas las redes sociales posibles, así como “call to actions” en los que se invite a los usuarios a participar en la acción de esparcir este contenido.

Incluir algunos “incentivos” que acompañen a la acción de compartir también es válido; por ejemplo “si llegamos a los mil LIKES, donaremos tal cantidad a una fundación para niños con cáncer”.

Esto es sólo una vertiente que te puede ayudar a ampliar tu target y darte a conocer más ampliamente a lo largo de Internet. Pero no dejes de lado las herramientas de SEO que te darán mejor posicionamiento en Google. De este modo tu estrategia será redonda.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos