8 maneras de ser un desarrollador web más productivo

Existen muchas cosas que podemos hacer para convertirnos en desarrolladores web más productivos, algunas muy simples y otras un tanto más complicadas. Pero mientras sea para ahorrar tiempo, hacer las cosas de una mejor manera y producir más dinero, cualquier esfuerzo extra vale la pena.

Web developer

Lo que sigue a continuación son algunas pistas sobre esas cosas que me han servido para ser mucho más eficiente y que espero te ayuden a ti también.

1. Usar Frameworks

Los frameworks pueden ayudarnos a ahorrar tiempo de manera considerable. Con ellos podemos olvidarnos de las tareas más básicas y tediosas, para concentrarnos totalmente en desarrollar las funcionalidades y requerimientos del sitio o aplicación web que estamos desarrollando. Otra gran ventaja es que suelen ser mucho más seguros, lo que además nos permite estar un poco más tranquilos. Los frameworks más conocidos tienen una gran comunidad de desarrolladores a su alrededor, con ellos podemos interactuar, intercambiar opiniones y resolver problemas rápidamente.
Tenemos frameworks disponibles para casi todos los lenguajes: PHP, Ruby, Python, JavaScript, CSS, etc; todos tienen varias herramientas de este tipo disponibles. Incluso también hay frameworks para acelerar el desarrollo de temas para WordPress, así como los hay para desarrollar aplicaciones web móviles. Con una rápida búsqueda en Google, y una buena comparación entre ellos, lograrás encontrar la herramienta perfecta para ti.

2. Probar con nuevas herramientas

Probablemente estás acostumbrado a utilizar el mismo editor de código desde hace mucho tiempo, lo conoces bien y no consideras que sea necesario cambiarlo, pues piensas que ya eres la suficientemente rápido. Pero cada día surgen nuevas y mejores herramientas mucho más cómodas, rápidas y con características que nos ayudaran a generar código de manera más eficiente.
El problema es que muchas veces no contamos con el tiempo necesario para dedicarnos a probar una nueva herramienta. Pero te propongo sacar un par de horas antes de arrancar tu próximo proyecto para investigar sobre alternativas a los programas que usas regularmente, es muy probable que te lleves una sorpresa o simplemente descubras una mejor manera de aprovechar tus herramientas de siempre.

3. Crear una librería de código propia

En ocasiones dedicamos mucho tiempo a un problema muy particular, después de que conseguimos resolverlo nos vamos rápidamente a otra cosa. Cuatro meses más tarde volvemos a encontrarnos con un problema similar, sabemos que ya nos enfrentamos a el y que podemos resolverlo mucho más rápido, pero ¿para que volver a hacer todo el trabajo?.
Guarda esas funciones y fragmentos de código que tanto tiempo te tomó escribir para reutilizarlas posteriormente. Crea un wiki propio, archivalas en Evernote, compártelas en un blog y haz que sean útiles para otros. Usa etiquetas y una descripción para identificarlas y conseguirlas rápidamente cuando la librería se haga más grande.

4. Organizar los recursos disponibles

Utiliza una carpeta en Dropbox, o en tu servicio de almacenamiento favorito, para guardar todo el material que descargas de Internet y así tenerlo disponible en cualquier momento. Me refiero a iconos, imágenes, fuentes, guías, libros, plantillas, etc.
Organiza todos estos recursos en carpetas separadas por categorías y usa nombres descriptivos para encontrarlos más fácilmente. La próxima vez que necesites algo de esto no tendrás que volver a buscar y descargar, ¡ya lo tienes!.

5. Elaborar listas de tareas

Estar organizados es una de las partes más importantes. Crea listas de tareas para cada día de la semana, establece metas realistas y no planifiques para hacer en 2 horas algo que sabes que te tomará 4, no te engañes a ti mismo. Realiza tu mejor esfuerzo por terminar las tareas en el tiempo establecido. Si terminas antes estarás muy satisfecho y podrás elegir entre adelantar algo del día siguiente o simplemente ir a relajarte y distraerte con otra actividad.
Asigna prioridades a las tareas, comienza por las más importantes. Puedes utilizar herramientas geniales como Astrid y Wunderlist, o Teambox para el trabajo colaborativo. Las primeras dos tienen aplicaciones móviles para poder revisar todo fácilmente desde el teléfono o la tableta.

6. Dividir el trabajo en bloques

Una vez que tenemos las tareas definidas podemos dividir las más largas en bloques más pequeños, así podemos medir mejor nuestro rendimiento y evitamos la fatiga.
Concentrarnos en una sola tarea durante un espacio de 20 o 25 minutos nos puede ayudar a crear una disciplina y a trabajar mucho más rápido, pues estaremos corriendo varias carreras contra reloj a lo largo del día.

7. Tomar descansos entre bloques

Tomar 5 minutos de descanso entre un bloque y otro puede beneficiarnos de diferentes maneras. Si estamos atascados en un problema, alejarnos de la computadora por un momento nos ayudara a tomar un segundo aire y regresar con ideas frescas para continuar con el trabajo.
Existen varías técnicas para gestionar el tiempo, una muy popular es la técnica Pomodoro. Reconozco que la probé y me funcionó por unos días, pero luego la abandoné. Particularmente prefiero acabar una tarea completa antes de tomar un descanso, o descansar entre tareas si siento que realmente lo necesito. Quizá contradiga un poco el punto anterior, pero lo importante es encontrar un método que funcione para nosotros, con los descansos necesarios sin caer en la procrastinación.

8. Aprender cosas nuevas

Dedicar algún tiempo para aprender cosas nuevas siempre es importante. Busca una API que te interese y comienza a estudiarla para descubrir que cosas interesantes puedes hacer con ella.
Dedica una hora a seguir un tutorial para aprender alguna técnica que no sabías que podía hacerse con CSS3. Revisa el trabajo de tus desarrolladores favoritos y aprende como lo hacen. En realidad es muy simple y sobre todo beneficioso.
Cómo puedes ver, son cosas muy fáciles que puedes poner en practica para crear una sana rutina de trabajo, no importa si trabajas desde casa, en una oficina, o si eres de los que lleva su espacio de trabajo a todos lados. Siempre es posible ser mucho más productivo, y ser productivo se traduce en mayores ganancias y en más tiempo para realizar otras actividades que nos gustan.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010