Al frente de la vanguardia en Google Plus



Decía Ferran Adrià en una entrevista reciente: “Es fácil atacar a la vanguardia. Pero Arzak tuvo la visión, la inteligencia, de ponerse al lado de ella”.

Cuando un nuevo participante entra en juego en un determinado escenario, todos los individuos pertenecientes a ese escenario se ven afectados, inclusive el juego en sí mismo. Esta máxima alcanza su mayor relevancia cuando se trata de un universo conectado.

El modo de “jugar” en la red de redes cambia constantemente por la entrada de nuevos actores y cambiados escenarios: hace poco más de un año, nacía Google Plus.

Los propios empleados de Google definen la plataforma como una arquitectura social cuyo objetivo es “convertir la información en conocimiento” y durante el tiempo que lleva activa, se ha ganado tanto partidarios como detractores. Si hay algo cierto es que el mundo del social media no será el mismo después del nacimiento de esta plataforma.

Potenciar G+ ha supuesto muchas modificaciones en la compañía y los servicios que ofrece. Pero si hemos de destacar una decisión acertada, ésa es la de servir de lanzadera a la vanguardia:

En 2008, Google puso en marcha el Google Online Marketing Challenge, un concurso con base universitaria cuyo objetivo era enseñar a utilizar Adwords con casos de empresas reales aplicando los conocimientos de Marketing de los alumnos. El éxito de esta iniciativa se refleja en los datos: hasta la fecha, han participado unos 50,000 estudiantes de casi un centenar de países.

En 2012 la ocasión pintaba clara: Google añadió la opción de presentar una campaña de comunicación en Google+ durante 6 semanas acompañando la promoción en Adwords de una empresa u organización real.
Como podréis adivinar, se trataba de un laboratorio de ideas excelente. Estudiantes aportando su conocimiento académico e investigando una nueva herramienta para adecuar las estrategias a multitud de asociaciones reales.

¿Qué podría salir de allí?
El 9 de agosto se publicaron los resultados de la edición 2012 y me llevé una grata sorpresa: tres españoles habían ganado el Social Media Award en la región europea. Rápidamente me puse en contacto con ellos, cómo no, a través de un hangout y sus impresiones me dejaron un inmejorable sabor de boca.

Para empezar, no sólo han resultado ganadores en Europa sino que también optan al Social Impact Award, que premia a los equipos que han sabido diferenciar la comunicación de organizaciones sin ánimo de lucro a través de campañas online.

Marta, Eduardo y Susana, bajo la tutoría de su profesor Roberto García, hicieron un esfuerzo hercúleo, dedicándose a tiempo completo y comprometiéndose con una causa que bien merecía la pena: la Asociación Protégeles, dedicada a la protección del menor en Internet.

Todos sabemos que la comunicación en Social Media es un proceso cuyos frutos se contemplan en el largo plazo, y que además, Google Plus no ha llegado aún a la gran población que sí han conseguido otros medios sociales. Sin embargo, a los pocos días de empezar la campaña, tuvieron un primer post con casi 200 “+1”, resultado de investigar los intereses y gustos de su público y conectar con leads que recomendaran su trabajo.

A cuatro semanas del inicio, alcanzaron el ranking 38 de páginas G+ en España. De todas las publicaciones, 24 de ellas consiguieron ser noticia interesante (trending new) y algunos post bastante virales consiguieron más de 300 “+1” y una gran cantidad de comentarios. La calidad de su contenido llamó la atención a educadores y profesores de todo el mundo, especialmente en América Latina, donde este tema interesa mucho.

En el caso de esta ONG, como en muchas otras organizaciones y empresas, la información constituye un valor en sí mismo. Difundir un mensaje a toda la sociedad es de vital importancia a la hora de construir una comunidad cuyos miembros puedan a su vez aportar y constituir así flujos de valor añadido recíprocos. El crecimiento de esta comunidad en Protégeles fue posible gracias a que organización y equipo tuvieron un contacto constante y directo, aprovechando sinergias. Google Plus constituyó para ellos una nueva ventana de comunicación que les podrá facilitar el trabajo de concienciación social.

Los tres estudiantes tuvieron claro que la clave del éxito es escuchar al cliente, tener en cuenta su visión e ir de la mano con él y vislumbrar qué es lo que necesita.

Si a finales de agosto resultan ganadores del Social Impact Award, podrán entonar orgullosos una cita que me dejaron en el hangout: “esto que nos está pasando no es casualidad, es causalidad”. Si no hay suerte, podrán recordarla de igual forma, pues todo el aprendizaje adquirido es el mayor beneficio para unos comunicadores que darán mucho que hablar.

¿Pondremos trabas a la vanguardia o nos pondremos al frente de ella compartiendo know-how e ideas disruptivas? El futuro de la innovación está en juego.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos