Consejos para optimizar el espacio en disco en Windows


Windows es un sistema operativo consolidado que todo el mundo conoce, y a día de hoy aún el más utilizado a nivel mundial, estando a la cabeza las versiones Windows 7 y Windows XP, y esperemos para Microsoft que pronto Windows 8. El trozo del pastel que se llevan los de Redmond es impresionante, y se puede decir que a lo largo de los años han hecho los deberes y citadas versiones son bastante aceptadas por público y crítica, dentro del ojo del huracán que supone ser el líder del sector.

Disco duro

Aunque como digo el sistema se ha ido renovando, dicha renovación siempre ha tenido como base la versión anterior del sistema, lo que ha obligado a sus usuarios a seguir utilizando, por ejemplo, sistemas de archivos muy similares como el viejo FAT, ahora sustituido casi en su mayoría por NTFS y la actualización del mismo en Windows 8.

Esto obliga a que -pese a que se incluyan herramientas para ello- sea el usuario el que tenga que ocuparse de su mantenimiento, una cosa primordial si queremos mantener el rendimiento del sistema que teníamos cuando compramos el ordenador.

Hace poco dimos algunos consejos para mantener el sistema tan fresco como el primer día, y hoy he querido añadir algunos más para complementarlos y optimizar el espacio en disco en Windows:

Básicos

Como dije, ya habíamos dado algunos consejos para mejorar el rendimiento del sistema:
  • Defragmentar el disco
  • Desinstalar los programas que no usas
  • Utilizar un anti-malware y un buen antivirus
  • Realizar backups cada cierto tiempo o programarlos
  • Utilizar la nube
Todos ellos son muy fáciles de realizar, y basta con seguir la guía que preparamos para iniciarse, si es que sois nuevos.

Defragmentar el disco ayudará a que el sistema acceda más rápido a los archivos no teniendo que esperar demasiado y hacer trabajar al disco duro.

Desinstalar los programas no utilizados propiciará que menos se estén ejecutando en segundo plano, y además contribuirá al primer punto, al igual que utilizar la nube: Si almacenamos nuestra colección de música en Internet, sólo tendremos que acceder a ella cuando realmente la necesitamos, evitando gastar espacio y tener que lidiar con defragmentaciones pesadas. Por supuesto, es recomendable hacer un backup de los archivos importantes en arios servicios o en algún disco externo, y por último, utilizar un buen antivirus para evitar tener que echar mano de la copia de seguiridad.

Antivirus: ¿Si o no?

Efectivamente, acabamos de mencionar que es recomendable el uso de un antivirus, y así es, aunque éste influirá en el rendimiento del sistema. Si activamos el análisis automático, todos los archivos a los que accedamos serán analizados por el antivirus, tomando más del doble de tiempo.

Dependiendo del uso que le deis a Internet, o del material externo que introduzcáis en vuestras computadoras, puede ser recomendable desactivar el análisis en tiempo real en favor de utilizar análisis periódicos, los cuales podemos ejecutar en momentos en los que no utilicemos el ordenador.

Particionado y segunda unidad de disco

De nuevo, dependiendo de nuestro uso de la computadora, puede ser recomendable cambiar el particionado de nuestro disco duro. Tener un sólo disco duro supone que el sistema operativo se encuentre en el mismo dispositivos que los archivos que consumimos desde este, con una consiguiente pérdida de velocidad de acceso y mayor desgaste del hardware. Windows ha mejorado al respecto e internamente crea una partición para usos similares al del swap de Linux, donde se almacenan los datos a los que vamos a acceder o accedemos actualmente.

Sin embargo, es recomendable crear nuestra propia partición para datos externos. Una o varias, como deseemos, y si puede ser en una segunda unidad de disco, mucho mejor. Esto hará que accedamos mucho más rapido a nuestros archivos, y alargará la vida útil de ambos discos.

Por cierto, para particionar podéis utilizar alguna de las 5 aplicaciones para particionar el disco duro o la tarjeta de memoria que recomendamos hace poco.

Analisis del disco

Una vez tenemos el disco o discos duros particionados según nuestras preferencias, es recomendable programar análisis periódicos del mismo.

Analizar los archivos del sistema de cara a encontrar posibles errores es también un must, pero en este artículo estoy hablando de analizar el hardware y rendimiento de las unidades de disco.

Hace muy poco hablé de cómo estar alerta ante un inminente fallo del disco duro, y eso es precisamente a lo que me refiero. Además de utilizar la aplicación recomendada, también debemos estar atentos al ruido que emite el disco duro, ya que un cambio en el sonido del mismo puede indicar un inminente fallo. Si no estamos seguros, analicemos, y de nuevo, aseguraos de que tenéis un backup actualizado de vuestros datos.

Archivos duplicados y temporales

Intimamente relacionado con la defragmentación de disco y la velocidad de acceso al mismo, tenemos el porcentaje de espacio utilizado.

Aunque el enemigo a batir sean los archivos temporales y residuales dejados por aplicaciones, os sorprendería ver cuantos archivos duplicados puede haber en un sistema que ha sido utilizado durante unos meses. Para ambos casos tenemos solución.

En el caso de los archivos temporales, es recomendable utilizar, por ejemplo, CCleaner, una utilidad con múltiples opciones entre las que se encuentra la eliminación de este tipo de documentos.

Para los archivos duplicados, Anti-Twin puede ser una buena opción, aunque también hay toda una serie de aplicaciones al respecto

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows