A pesar de la importancia del social media manager, ¿realmente hace marketing?


Se suele decir que los responsables de social media de una empresa son personas muy entregadas a su trabajo, apasionadas con aprender cada día nuevas estrategias en nuevas plataformas. También hay otras etiquetas menos halagadoras. Pero lo que está claro es que la importancia de un buen social media manager en el seno de una empresa ya es innegable, pero todavía hay muchos que se niegan a llamarles ‘marketeros’.

Para Liz Eswein, que con 23 años es co-fundadora de The Mobile Media Lab y trabaja en proyectos basados en Instagram, el asunto está claro: “me considero totalmente una ‘marketera’. Es con lo que me gano la vida. Me siento así desde que crecí en la era digital en la que estoy sumida, y conozco el espacio de dentro y el de fuera. No he tenido que aprender estas comunicaciones, mientras que alguien de una generación mayor tiene que aprender a utilizar estas cosas”, aseguró en Ad Week.

“Ser un empleado de social media con un sueldo no significa que seas un profesional del marketing”, asegura por su parte Ian Schafer, CEO de Deep Focus y profesional del mundo digital desde 1997. “No quiero menospreciar el papel del responsable de comunidades online porque son importantes. Pero esa llamada y respuesta no está generando grandes objetivos de marketing. El objetivo es generar más comentarios y ‘me gusta’ en Facebook”. Una idea con la que coincide Kevin Doohan, director de marketing web desde 1997. “Son funciones absolutamente diferentes. No es para nada la misma gente”.

Lo cierto es que la clave de un buen social media manager no tiene nada que ver con la edad o el haber vivido inmerso en la era digital, sino de “tener una personalidad que quiera interactuar”, explica Lesley Henry, profesional del marketing freelance que quiere entrar en el mundo de los social media. “Tienes que ser capaz de saltar adelante y hacia atrás. Asumámoslo, la gente joven en nuestro negocio está hecha para hacer esto, son los únicos cualificados para hacer esto. Por encima de ellos, los adultos tienen que hacer que el tren siga en las vías. Hay que quedarse en la marca. Esa es una de las piezas con las que hay que tener cuidado con la gente más joven”, aseguró Kasey Carpenter, senior agent de Aquent. Pero lo que indican las palabras de Carpenter no es sólo la necesidad de una supervisión de estos profesionales de los medios sociales, sino la limitación que sufren en su autonomía.

Eso sí, desde luego se están teniendo problemas a la hora de definir qué es realmente un social media manager. No está claro ni cómo se llaman ni cuánto merecen cobrar. Las condiciones cambian constantemente y de empresa a empresa, por lo que los que quieran estar allí tienen que estar dispuestos a trabajar y seguros de que ese trabajo es el que les apasiona, más allá de la etiqueta que puedan añadir a su cargo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010