Descubra los secretos que se esconden detrás de Google Maps

Los mapas de Google esconden un mapa mucho más complejo con el que poder satisfacer las peticiones de los clientes, pero que no está a la vista. GT, o Ground Truth, incluye la lógica de los lugares que aparecen en el mapa, como el tipo de vía, la señalización en las calles o las condiciones del tráfico, que son clave a la hora de ofrecer la ruta entre dos puntos.

Ahora, la importancia de Google Maps es mayor que nunca. La compañía empezó como un motor de búsqueda online cuyos ingresos se basaban exclusivamente en la venta de anuncios en base con los términos que buscaban los usuarios. Pero con la explosión del móvil lo que se busca se ha hecho igual de importante que el lugar donde se busca y Google proyectó la creación de un sistema operativo, una marca y todo un ecosistema en torno a Android que se ha alzado como la única competencia verdadera al iOS de Apple.

Y es que, si la misión bajo la que nació Google era organizar la información del mundo, el mayor reto al que se enfrentaba era tomar la información del mundo físico y hacerla accesible y útil. “Si miras al mundo offline, el mundo en el que vivimos, esa información no está enteramente online”, aseguró el product manager de Google Maps Manik Gupta en The Atlantic. “Cada vez más, estamos intentando saltar la brecha entre lo que vemos en el mundo real y en el mundo online, y Maps juega un papel importante aquí”. La importancia de un sistema de mapas en un móvil radica en que es la interfaz que conecta los mundos online y offline, y es por eso que es una de las aplicaciones más utilizadas.

La representación mundial de Google se ha hecho en un edificio nada llamativo de Mountain View. “Si quieres hacer un mapa, hay un par de pasos”, según explicó Michael Weiss-Malik, antiguo ingeniero de la nasa. “Consigues datos a través de socios. Haces algo de ingeniería sobre esos datos para llegar al formato adecuado y lo combinas con otras fuentes de datos, y después haces una serie de operaciones para masajear los datos. El resultado es algo de mejor calidad que la suma de sus partes”.

Pero es más complejo que eso. Para resolver el primer gap entre el mundo real y un mapa con imágenes en satélite surgieron los sistemas de rastreo e imagen con los coches Street View. Gracias a toda esta información, Google ha llegado a publicar más datos en imágenes cada dos días que todos los datos que poseía en 2006. Sus coches han recorrido ya más de 8 millones de kilómetros generando dos tipos de datos distintos: el recorrido real de los coches y las fotografías de las que se pueden extraer las señales de tráfico. El siguiente paso, gracias a la visión digital y la mejora de estos sistemas, es que cualquier palabra visible desde la carretera forme parte del índice Google del mundo físico.

Y todavía hay mucho por llegar. Por eso no parece apropiado pensar en Google Maps como se piensa en un mapa en papel visto desde un ordenador. Es algo más profundo, “es como el cambio de los manuscritos a los libros impresos en el Renacimiento”, asegura el historiador cartográfico Jerry Brotton. “Eso fue enorme. Pero esto es aún mayor”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows