Seis grandes mitos sobre el SEO


En el universo del marketing online la desinformación abunda y, no sólo eso, sino que se multiplica también a la velocidad del rayo. Es lo que sucede, por ejemplo, con el SEO, una disciplina en torno a la cual hay multitud de mitos que fueron ciertos alguna vez pero que hoy han perdido toda validez. Michael Mothner destripa en Inc. los principales mitos sobre el SEO:



1. Las descripciones en las metatags ayudan a las marcas en los rankings

Desde hace tiempo, las metatags ya no son indexadas ni por Google ni por Bing. De todos modos, ello no quiere decir que haya que ignorarlas por completo. Las metatags aparecen en el texto que aparece junto a los links de las marcas en los resultados de búsqueda, y por lo tano, cuanto más atractiva sea la descripción, mayor será la probabilidad de que los usuarios hagan clic.



2. Cuantos más links “inbound”, mejor

En las últimas actualizaciones del algoritmo de Google, el gigante de las búsquedas deja claro que la calidad es más importante que la cantidad. Atrás han quedado los días en que muchos links de poca calidad encumbraban a las marcas a lo más alto de los rankings. Hoy por hoy, las marcas que siguen apostando por esta fórmula pueden, de hecho, ser penalizadas. Para mejorar su posicionamiento en los motores de búsqueda, las marcas deben centrarse en obtener links de páginas que están relacionadas con sus productos y servicios e intentar que los enlaces estén enmarcados en textos relevantes.



3. El PageRank sigue siendo importante

El infame PageRank de Apple es un ranking del 1 al 10 que evalúa la autoridad de una webs. Hace unos años, la atención de los expertos en SEO estaba dominada por completo por el PageRank. Sin embargo, el algoritmo de Google ha evolucionado y el PageRank sigue existiendo, sí, pero no deja de ser uno de los muchos factores que utiliza el gigante de las búsquedas para medir la autoridad de una web. Al margen del PageRank, las marcas deben tener en cuenta factores como la relevancia y el contexto.



4. Google prefiere los dominios con muchas palabras clave

Hace unos años, Google hacía mucho hincapié en el número de palabras claves asociadas a un dominio. En este sentido, era más que probable que una web con la URL www.vynilhousesiding.com ocupara el primer puesto para las búsquedas con las palabras “vinyl house siding”. Actualmente, esta web sólo ocuparía este primer puesto si fuera una realmente una fuente relevante para el tema propuesto en la búsqueda.



5. Las webs deben estar “suscritas” a los motores de búsqueda

Hace 10 años, las empresas debían suscribirse en los motores de búsquedas si querían ser indexadas por ellos. Hoy, el primer paso de la suscripción no es necesario para ser descubierto con Google. Basta que con la web tenga un mínimo de conexiones con otras páginas.



6. El buen SEO trata básicamente de hacer “trampas”

Aunque sigue habiendo expertos de SEO que tratan de sacar a flote su negocio haciendo “trampas” a Google, lo cierto es que esta fórmula no es la más adecuada para lograr un buen posicionamiento a largo plazo en los motores de búsqueda. El verdadero buen SEO tiene que ver con crear una web informativa y relevante, pertrechada con contenidos únicos y grandes experiencias de usuario que hagan morder el anzuelo a otras webs en forma de links.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes