11 trucos para combatir los más temidos bloqueos creativos



¿Ha superado los bloques creativos? Si la respuesta es que no, tranquilo, son parte del proceso de trabajo. “Cualquiera que le diga que no se encuentran con un bloqueo creativo no es un apasionado de lo que hace o está robando las ideas de otra persona”, afirma el diseñador gráfico Mike McQuade. Él, junto con otros 89 más, desde Nicholas Felton a Debbie Millman, han contribuido con sus palabras de aliento en Breakthrough!, un nuevo libro editado por Alex Cornell que compila consejos sobre cómo eliminar esas barreras creativas. La mayoría parece estar de acuerdo con esta estrategia: tan pronto como decida cambiar de actividad y olvidarse de la musa, ella podría volver a aparecer…

Aquí están algunas sugerencias más:

1. Busque un genio. Dicen que un elefante nunca olvida. Bueno, usted no es un elefante. Tome notas constantemente. Guarde pensamientos interesantes, citas, películas, tecnologías. . . el medio no importa con tal de que le inspire. Cuando no tenga ni idea, acuda a sus notas. Encuentre a un genio. Los genios vienen en muchas formas y colores y a menudo corren en manadas. Si usted puede encontrar uno, puede que éste le lleve a otros genios. Colabore con los demás genios y envíales sus hechizos. Cuide cuidadosamente los suyos. ¿Qué podrían hacer juntos? La combinación es la creación.

2. Hable en voz alta. “Para mí, la mejor manera de superar el bloqueo creativo es ir más allá en el espacio: salir a caminar, distanciarme de la mesa… Cuando estoy caminando puedo pensar bien las cosas, y hablar conmigo mismo y con quien esté cerca. No hay realmente algo que decir sobre el dicho “un problema compartido es un problema reducido a la mitad”, incluso si usted está hablando en voz alta a sí mismo”, asegura el ilustrador Sean Freeman.

3. Haga “Chek in” en un hotel caro. Este punto sólo funciona si usted no los frecuenta muy a menudo y es bueno si se encuentra cerca del aeropuerto o de algún otro lugar muy aburrido. Traiga todo lo que necesita: dulces, whisky, café, parches de nicotina…  Y un montón de libros que le gustan, pero que haya leído por lo menos dos veces. Una vez que esté en su habitación escriba diez mil palabras. Si se siente bloqueado, piense en el dinero que está perdiendo, sentado y mirando al vació como un tonto.


4. Siga estos diez pasos:

- Duerma lo suficiente. El sueño es el mejor (y más fácil) creativo afrodisíaco.

- Lea lo más que pueda, sobre todo clásicos. Si un maestro de la palabra no puede inspirarle, consulte el siguiente paso..
- Revise su propia biblioteca y se dará cuenta de que tiene grandes libros que aún no ha leído.
- Duerma más. Usted nunca puede dormir lo suficiente.
- Esfuérzase para posponer las cosas. ¡Siempre funciona!
- Mire la obras de Tibor Kalman, Bantjes Marian, Hische Jessica, Christoph Niemann, y Sahre Paul.
- Llore. Y luego llore un poco más.
- Navegue por la red. Escriba mensajes en twitter y eche un vistazo a sus amigos de la secundaria en Facebook. Siéntase satisfecho.
- Vea “Law & Orden: SVU marathons. Disfrute de la belleza feroz de Olivia Benson.
- Recuerde la suerte que tiene de ser una persona creativa, ¡así que deje de refunfuñar y póngase a trabajar!

5. Mantenga su bandeja llena. “Me inclino a decir que sí a más de lo que puedo hacer, y el miedo al fracaso mantiene el flujo del trabajo. Cuando estoy realmente perdido, cuando parece que mis diseños están simplemente girando el desagüe, dejo la oficina. No tiene sentido tratar de golpear a ciegas una solución”, comenta el diseñador de información Nicolas Felton.

6. Por qué no es bueno el café justo antes de acostarse. “Algunas personas consiguen la totalidad de sus mejores ideas en la ducha. Otros juran que la inspiración les viene después de un café o al visitar una tienda vintage. Personalmente, tengo un montón de ideas en los aviones. A lo mejor es el zumbido del motor o el saber que no soy accesible através del e-mail por lo menos durante un par de horas. Del mismo modo, tiendo a obtener una gran cantidad de pensamiento “bien hecho” cuando me encuentro en un viaje largo. La monotonía de la carretera puede no funcionar”, asegura Camm Rowland, directo creativo de Digital Kitchen.

7. Pinte el granero. ”Mi estrategia para salir de la rutina es sentarme en mi mesa recordándome a mí mismo cuál es el problema, revisando mis notas y generalmente llenando mi cabeza con los temas y términos, para posteriormente levantarme y hacer algo relativamente sin sentido. Cuando estoy en mi granja durante el verano, corto leña, sego el campo o pinto el granero; mientras que, si me encuentro en mi casa de Masachusetts en invierno, paleo la nieve, recojo las hojas secas o limpio el sótano. Ni siquiera trato de pensar en el problema. Aunque es difícil, ya que en algún punto de la actividad, me vuelvo a encontrar a mí mismo dándole vueltas y me pego de bruces con una nueva perspectiva, una nueva forma de abordar la cuestión”, confiesta el profesor de filosofía Daniel Dennett.

8. Haga bocetos rápidamente, sin quedar atrapado en la ejecución o la técnica. Y además de hacer bocetos, lea. La lectura es parte de una estrategia a largo plazo: las ideas que consume constantemente, influencias, detalles, ángulos, metáforas, símbolos, etc, se almacenarán en la parte posterior del cerebro, de modo que más tarde – a veces mucho más tarde – tendrá un rico catálogo de puntos de partida para aprovechar. Dibujar es una manera de activar toda esa información de fondo cuando se enfrente a un problema. La clave es esbozar rápidamente, sin quedar atrapados en la ejecución o la técnica. De esa manera usted permanece en el reino de los contenidos, sin atascarse.

9. Formúlese preguntas. Si está atrapado en medio del diseño, probablemente significa que usted no se está haciendo preguntas suficientes. “¿Quién es la audiencia? ¿Qué es lo que siente? ¿Qué es lo que desean? ¿Qué va a mejorar su vida y crear alegría?” Se trata de determinar el alma de un producto antes de que establezca el primer pixel o trazo de lápiz.

10. Siéntase, cállese y permanezca off-line. Hay dos razones principales por las que las personas creativas se pegan a una hoja de trabajo. La primera es que en realidad no tienen una idea. Es posible que tenga necesidades, y usted pueda tener las herramientas. La segunda razón por la que la gente creativa se atascan es que, si bien tienen la idea, la ejecución de ésta lleva mucho trabajo, y no todo ese trabajo es divertido. Si usted está poniendo obstáculos a la idea, tiene que dejar de jugar un rato, sentarse, callarse, permanecer off-line y centrarse únicamente en el propósito de la ejecución de la obra.

11. Dese cuenta de que un gran trabajo puede ser resultado de una lucha intensa. “Mis mejores piezas fueron resultado de mis grandes luchas. Aquellas con las que me había pasado horas y horas mirando a una pared o llorando sobre cómo nada en esas piezas tenía sentido. Pero me di cuenta de era realmente crucial para un mejor desempeño y dar con los resultados más innovadores y menos predecible”, asegura Lotta Nieminen, ilustrado y diseñadora gráfica.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010