¡Atención marcas! 9 consejos para crear un producto extraordinario


En el pasado el marketing podía vender incluso los productos y los servicios más ordinarios. Pero en la actualidad la competencia es tan fiera que es condición sine qua non crear un producto extraordinario para encaramarse a la cima del éxito. Ésta es al menos la tesis que defiende el gurú del marketing Seth Godin en el libro La vaca púrpura: Diferénciate para transformar tu negocio.

Según Godin, en la era de la vaca púrpura ya no basta con contar con un producto muy bueno para meterse en el bolsillo en el cliente. Hay que crear productos extraordinarios. Y para “cocinarlos” es necesario echar mano de los siguientes ingredientes que resume a continuación Open Forum:


1. Generar demanda aportando valores atípicos al producto

Se trata de crear por un producto súper rápido o súper lento, muy exclusivo o muy barato, muy grande o muy pequeño. A la hora de crear sus productos, las marcas no deben tener miedo de ser extremistas. Deben descubrir qué extremo se adecúa mejor a su estrategia de marketing y apostar decididamente por él.



2. Jugar sobre seguro es la estrategia más arriesgada de todas

En un mercado concurrido, no destacar es lo mismo que ser invisible. No arriesgar es sinónimo de fracaso.



3. Cuando algo no funciona, hay que atreverse a hacer borrón y cuenta nueva

A veces la marca se embarca en la aventura de lo que ella cree que va a ser un producto extraordinario, pero que finalmente no resulta ser así. Cuando esto ocurre, es necesario redirigir el rumbo de la empresa y atreverse a tomar otra ruta hacia el éxito. Invertir es un “producto moribundo” no resulta rentable.



4. En lugar de intentar vender a las masas, hay que buscar la atención de las “minorías”

Las masas hacen que las marcas pierdan de alguna manera “sex appeal”. Es necesario que las marcas seleccionen cuidadosamente el público objetivo de sus productos.



5. Identificarse con el grupo demográfico más rentable

A la hora de definir el público objetivo de sus productos, las marcas deben identificar a los grupos de consumidores más rentables para su negocio y también desarrollar fórmulas para conectar adecuadamente con ellos.



6. Beneficiarse de la crisis

Es más sencillo lanzar un producto extraordinario en época de vacas flacas que en tiempos de bonanza económica. Y lo es porque todo el mundo está más temeroso de lanzarse al mercado, que funciona de esta manera de manera más rápida y fluida.



7. Tener la actitud adecuada

No hace falta ser un genio para crear un producto extraordinario, pero sí es necesario tener la actitud adecuada. No se necesita tampoco creatividad a raudales. Basta con ser consciente de que, para hacer pisar el acelerador de nuestra marca, necesitamos un producto extraordinario que proporcione fuelle a largo plazo a nuestro negocio.



8. No tener miedo de ser “baratos”

Las marcas que toman la tan a menudo temida ruta de los productos baratos están en condiciones de seguir generando demanda en el consumidor. Tomar esta ruta es la más sencilla para crear un producto extraordinario, pero puede ser un excelente refugio si estamos faltos de grandes ideas.



9. No conformarse con un único éxito

El lanzamiento de un producto extraordinario no es el final, es sólo el principio. A todo producto extraordinario debe seguir otro producto extraordinario y a éste otro. No importa si lo que en un principio pensábamos que iba ser un producto extraordinario termina siendo un fiasco. Lo importante es estar siempre dispuesto a arriesgarse.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes