Guía de supervivencia para ganar el pulso a la adicción a la información


Internet y las nuevas herramientas online posibilitan que estemos informados de todo en todo momento, pero ¿es necesario estar permanente informado? Lo cierto es que no y también que cada vez más personas padecen la denominada adicción a la información.

Éstos son los principales síntomas de la adicción a la información:

- Conectarse a las redes sociales para buscar noticias nada más levantarnos y antes de irnos a dormir.

- Estar permanente conectado al teléfono móvil cuando estamos fuera de casa o de la oficina.

- No ser capaces de desconectar el ordenador para salir a la calle, hacer ejercicio y pasar tiempo con gente de manera no virtual.

- Estamos publicando contenido en Facebook, Twitter e Instagram permanentemente, incluso cuando estamos con otras personas.

- Sentimos ansiedad si permanecemos desconectados de la red durante unos cuantos minutos.

- No podemos imaginarnos un día sin estar conectados a la red.

La adicción a la información es un trastorno más importante de lo que parece a priori, pero puede combatirse dando los primeros pasos que enumera a continuación Design Taxi:

1. Analizar nuestros hábitos: para curarnos de nuestra adicción a la información es preciso analizar con minuciosidad nuestros hábitos online para poder cambiarlos.

2. Introducir pausas: la adicción a la información funciona con un mecanismo automático que impide pensar en lo que está haciendo al que la padece. Por eso, y como primer paso para combatirla, es recomendable introducir pequeñas pausas antes de hacer aquello que nos ha generado adicción para preguntarnos “¿Quiero hacer realmente esto y por qué quiero hacerlo?”. No importa lo breve que sea la pausa, lo importante es romper el ciclo de la adicción, aunque sea sólo durante unos segundos.

3. Tomarse un descanso cada hora: si estamos “enganchados” a determinada páginas web para la búsqueda de información, es recomendable que nos propongamos desconectar de ellas durante al menos 10 minutos cada hora y que aprovechemos esos 10 minutos para actividades completamente diferentes.

Si damos estos primeros pasos y somos constantes en nuestro esfuerzo para superar la adicción a la información, lograremos cambios a largo plazo que podremos conseguir apoyándonos en las siguientes tácticas:

1. Identificar los principales desencadenantes de nuestra adicción a la información.

2. Buscar hábitos que sustituyan a los que fuerzan nuestra adicción a la adicción.

3. Poner en práctica el nuevo hábito inmediatamente después del desencadenante de nuestra adicción a la información.

4. Usar los social media y aquello que nos genera adicción a la información para superarla.

Combatir la adicción a la información no significa que la información deba desaparecer de un plumazo de nuestra vida diaria. Se trata de lograr un equilibrio adoptando una serie de rutinas:

1. Programar tiempo para actividades que tengan lugar fuera de la red de redes.

2. Trabajar sin distracciones online en la medida de lo posible.

3. Dedicar una porción limitada de una nuestro tipo para las fuentes de información.

4. Elegir con mayor criterio nuestras fuentes de información para separar el grano de la paja.

5. Poner siempre el descanso por delante de nuestro afán por estar informados.

Fuente:
Guía de supervivencia para ganar el pulso a la adicción a la información

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes