¿Realmente necesita una aplicación móvil para su empresa?

En un mundo en el que los consumidores atacan la red con búsquedas, descargas y páginas vistas desde sus teléfonos móviles, la optimización de las páginas web de las marcas para este tipo de dispositivos es elemental. Y aquellos que todavía tengan alguna duda de si deben hacerlo quizás sólo tengan que echar un vistazo a su tráfico orgánico a la web para darse cuenta de que entre el 10% y el 25% del tráfico que reciben procede de dispositivos móviles, y los porcentajes no van a hacer más que crecer.

Eso sí, determinar si es pertinente o no invertir en crear una aplicación móvil ya es otra historia, y para eso sí que hay que hacerse una serie de preguntas básicas antes de empezar a pagar al desarrollador.


¿Mi audiencia utiliza apps?

Con una penetración de smartphones que ya alcanza a la mitad de la población móvil no cabe duda de que las aplicaciones son un elemento importante en la experiencia móvil. Los usuarios de todas las edades tienen apps descargadas en el móvil, pero especialmente aquellos que tienen entre 23 y 45 años. Además, los ingresos medios del hogar de un usuario de aplicaciones suelen ser de 12.000 dólares o más.



¿Estoy listo para crear y gestionar una aplicación?

Las aplicaciones suelen funcionar mejor cuando los clientes ya conocen la marca o tienen afinidad hacia ella, por lo que si el objetivo es mejorar la experiencia de marca o fidelizar clientes, es el buen camino. Pero si el objetivo es dar visibilidad a la marca a través de una aplicación, no hay que olvidar que primero habrá que dar a conocer esa aplicación.


Las apps son estrategias a largo plazo, no una campaña, por lo que hay que estar preparado para apoyar y gestionar estas acciones a lo largo del tiempo. Se suele pensar que el periodo de vida de una aplicación de marca puede ser de un par de meses, pero no hay que olvidar que una vez ha sido descargada al dispositivo de un usuario, puede llegar a quedarse ahí para siempre. Por eso, antes de crear una app hay que preguntarse: ¿podrá servir contenidos al día y servicios a sus clientes indefinidamente?


¿Cómo evito el fracaso?

La primera forma es estableciendo expectativas. La mayor audiencia posible que se puede alcanzar con una aplicación no llega al 40% que, aunque puede parecer una cifra aceptable, está muy lejos del número de usuarios que regularmente comprueban su correo electrónico o buscan en Google a través de un dispositivo móvil. Esto exige que se establezcan objetivos de descarga y uso de forma cauta.


Por otro lado, habría que plantearse comprar medios. la mayoría de los usuarios encuentran las apps en la app store, pero la estrategia de una compañía no puede basarse en la capacidad de que el consumidor encuentre la aplicación de una marca entre los cientos de miles que acogen las tiendas de aplicaciones. Para entender esto no hay más que navegar por una app store y ver cómo entre las top apps de cada categoría apenas hay aplicaciones de marca. Es prácticamente imposible lanzar una aplicación sin un presupuesto de paid media que la promocione.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes