Por qué los escritores de ciencia ficción de hoy podrían ser los publicitarios de mañana


Imaginemos que trabajamos en el departamento de recursos humanos de una agencia de publicidad. Lo lógico sería buscar candidatos en centros como la Miami Ad School, pero ¿por qué no buscar en otros lugares? ¿En el terreno de la literatura de ciencia ficción, por ejemplo?

La publicidad y la literatura de ciencia ficción parecen venir a priori de galaxias completamente diferentes, pero en realidad no están tan alejadas la una de la otra.

Las historias alumbradas por la nueva estirpe de escritores de ciencia ficción no tienen como protagonistas a alienígenas ni a naves espaciales sino a personas normales y corrientes, que a veces trabajan incluso para la industria del marketing y la publicidad. Es el caso, por ejemplo, de la trilogía Bigend de William Gibson.

El papel de los publicitarios, los “azafatos” de las marcas, ha sido siempre contar historias al consumidor. Y es que, como bien dice Seth Godin, “todos los marketeros son unos mentirosos”. Sin embargo, el storyelling manejado por los publicitarios ha cambiado y es cada vez más cercano a las complejas historias desarrolladas por escritores de ciencia ficción como David Brin, William Gibson o Neil Stephenson.

La explosión de nuevas plataformas, canales y tecnologías a disposición de los publicitarios demanda también nuevas habilidades, habilidades para contar al consumidor a historias más complejas con múltiples personajes y varias líneas argumentales interconectadas entre sí. Para satisfacer las demandas del nuevo consumidor 2.0, las marcas deben contar al consumidor historias similares a las narradas en series de televisión de culto como Perdidos o Los Soprano, explica Rick Liebling en Digiday.

Si los videojuegos son cada vez más como Bioshock, las películas como Origen, y las novelas como House of Leaves, ¿por qué la industria publicitaria no debería adoptar también el mismo nivel de sofisticación?

En realidad, si la publicidad no está apostando todavía de lleno por esta nueva manera de contar historias es porque la gente que trabaja en ella no ha sido adiestrada en este nuevo tipo de storytelling, pero los escritores de ciencia ficción sí están familiarizados con él.

¿Contratar a escritores de ciencia ficción para trabajar para los anunciantes? Parece una idea de locos, pero aunque parezca mentira, hay marcas que ya lo están haciendo. Es el caso del gigante de la tecnología Intel que, para explicar a sus clientes los beneficios de sus productos de cara al futuro, fichó a científicos y escritores de ciencia ficción para poner en marcha el proyecto “Tomorrow Project”.

Las nuevas plataformas 2.0 demandan a las publicitarios y a las marcas historias complejas aderezadas con buenas dosis de intriga y tensión y para conseguirlas los escritores de ciencia ficción se perfilan como las nuevas estrellas de las agencias de publicidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes