Una guía para no perderse en el “maravilloso” mundo de los clientes en las agencias


¿Qué sería de las agencias sin los clientes? Pese a lo fastidiosos que pueden llegar a ser en ocasiones, los clientes son los que dan de comer a las agencias y sin ellos éstas estarían condenadas a la extinción. Para ayudar a las agencias a lidiar con ellos, Ciplex ha confeccionado una infografía con los principales tipos de clientes con lo que se topan éstas en su día a día. ¿Los reconoce?


1. Señor “No estoy realmente seguro de lo que quiero”

Señas de identidad: cambia constantemente de opinión, dice una cosa por teléfono y otra completamente distinta una hora después por correo electrónico.

Cómo manejarlo: trabajar siempre con documentos escritos y negarse a introducir grandes cambios una vez el cliente ha tomado ya una decisión.



2. Señor “Pensé que esto estaba incluido”

Señas de identidad: insiste en exprimir al máximo las capacidades de la agencia y en demandar cosas que no estaban incluidas en principio en el presupuesto.

Cómo manejarlo: acceder a sus peticiones fuera de presupuesto solamente si acepta a pagar un extra por ellas.



3. Señor “Necesitaba esto para ayer”

Señas de identidad: desconoce el funcionamiento del espacio-tiempo y cree que tener una idea es sinónimo de que el trabajo está listo.

Cómo manejarlo: ser sincero e intentar educarle para que sea más realista.



4. Señor “Todo es una emergencia”

Señas de identidad: cree que es el único cliente dentro de la agencia y que por eso ésta debe dedicarle el 100% de su tiempo.

Cómo manejarlo: fijar calendarios claros y cumplir siempre los plazos de entrega.



5. Señora “No tenemos una fecha límite, oh espera, la tenemos y es mañana”

Señas de identidad: se enfrenta constantemente con la agencia.

Cómo manejarla: ponerse de acuerdo en una fecha límite lo antes posible.



6. Señor “No me importante realmente; haga lo que quiera”

Señas de identidad: no dispone de información sobre lo que quiere y se lava continuamente las manos.

Cómo manejarlo: aprovecharse de la libertad que ofrece este tipo de cliente, pero asegurándose de contar con su aprobación en momentos críticos de la campaña.



7. Señora “Me importa tanto que duele”

Señas de identidad: cree saberlo todo y deja muy poco espacio a las ideas de la agencia.

Cómo manejarla: intentar ponerse de acuerdo con ella sobre lo que quiere y ser sinceros con ella cuando la agencia piensa realmente que alguna de sus ideas no conduce a ningún sitio.



8. Señora “No sé lo que quiero, pero sé que no es eso”

Señas de identidad: no sabe lo que quiere, pero rechaza todo lo que la agencia le propone.

Cómo manejarla: si mina demasiado la moral de la agencia, ésta no debe tener miedo de considerar su “despido”.



9. Señor “Vacié mi cuenta bancaria para esto”

Señas de identidad: es muy tacaño y cuenta cada centavo invertido en la agencia.

Cómo manejarlo: ponerse de acuerdo lo antes posible en el presupuesto disponible para la campaña y negarse a hacer todo lo que vaya más allá de ese presupuesto.



10. Señor “¿Qué es eso del fin de semana?”

Señas de identidad: envía emails a las 3 de la madrugada, fija citas en horarios intempestivos y se pregunta por qué la agencia no terminó el proyecto que le asignó el día de Navidad.

Cómo manejarlo: si lo que pide es totalmente desproporcionado, no hay que tener miedo de decir no.



11. Señora “Odio ese color pero no sé por qué”

Señas de identidad: se obsesiona con pequeños detalles de un proyecto (un color, un tipo de letra, una palabra, etc.) y no sabe nunca el porqué de su rechazo.

Cómo manejarla: desplazar el foco de los pequeños detalles a la meta global que pretende lograrse con el proyecto.



12. Señora “¿No llevaba esto cinco minutos?”

Señas de identidad: cree que todo lleva mucho menos tiempo del que lleva en realidad.

Cómo manejarla: intentar explicarle por qué lo que desea no lleva sólo cinco minutos.



13. Señores “Tomamos las decisiones en grupo”

Señas de identidad: estos clientes toman las decisiones siempre en grupo, incluso las relativas a los asuntos más insignificantes.

Cómo manejarlos: intentar convencerles de que designen a una única persona de contacto con la agencia para las decisiones del día a día.



14. Señora “Fisgona”

Señas de identidad: está desparecida durante semanas, pero de repente aparece y bombardea a la agencia con todo tipo de encargos.

Cómo manejarla: no fijar para ella expectativas mayores que para el resto de los clientes.



15. Señora “Lo que hicisteis está genial, pero ahora queremos algo totalmente diferente”

Señas de identidad: parece el cliente deseado por toda agencia, hasta que el proyecto está terminado y decide cambiar completamente de dirección.

Cómo manejarla: dejarle claro que sus deseos implican gastos adicionales.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010