Hacia una compra online más personalizada y social

comprar

Según los últimos estudios sobre los hábitos de compra online, la personalización de los entornos de venta 2.0 se consolidará en 2013. Esta es la principal conclusión que se desprende de las últimas investigaciones, en las que se destaca la importancia creciente de las recomendaciones en el proceso de toma de decisión. En este sentido, todo apunta a que cuanto más personalizadas son las recomendaciones, más aumenta la confianza por parte del comprador y, por ende, más predisposición hay a la compra.


Ante el crecimiento incesante del comercio electrónico y la expansión del fenómeno de las redes sociales, las empresas se están dando cuenta de la importancia de evolucionar sus plataformas de comercio electrónico hacia espacios más sociales y personalizados. Estos cambios no son baladí sino que responden a las necesidades del nuevo consumidor, el cual exige un trato singular y unas plataformas que le permitan comprar de manera más rápida y eficaz.

Según el informe, los productos recomendados se seleccionan dos veces más que el resto por ser más pertinentes y llegar al consumidor adecuado. Si entramos a hablar de los sistemas de recomendación, el estudio apunta que las recomendaciones basadas en el perfil y social graph de los usuarios resultan más efectivas que aquellas que proceden de criterios objetivos (véase: navegación, historial de compra, búsquedas, etc.). Por lo tanto, Las recomendaciones personalizadas resultan más influyentes y atractivas en el proceso de compra online. En cambio, si tenemos en cuenta la tipología de tienda, los usuarios no tienen ninguna preferencia a la hora de recibir recomendaciones.

Este cambio de percepción incidirá en la evolución de los criterios de recomendación, que se centrarán más en el perfil del usuario y no tanto en el producto. Si bien ya existen muchas tiendas cuyo motor de recomendación se basa en criterios de cross selling (“productos complementarios”), up selling  (“productos equivalentes”) o productos populares, los puntos de venta online del futuro integrarán una capa de inteligencia social que les permitirá presentar un escaparate único y personalizado en función del perfil de cada visitante. “Esto es posible gracias a la integración de las redes sociales dentro de los espacios de venta online, que permite utilizar al social graph para ofrecer una experiencia de compra mucho más satisfactoria y estimulante”, apunta Sergio Cortés, CEO de Social-Buy.com.

Igualmente, cabe destacar la importancia del componente social en cualquier proceso de compra, ya que permite recuperar el factor humano inherente a todo proceso de compra, y ayuda a las empresas a viralizar sus productos y dinamizar sus mensajes a través de las redes sociales. De hecho, y en contra de lo que se pueda pensar, los usuarios valoran más la recomendación de un amigo próximo que la opinión de un experto.
En esta línea, algunas empresas han lanzado soluciones que permiten dar respuesta a las nuevas necesidades del comprador 2.0. Es el caso de Social-Buy.com, empresa dedicada al desarrollo de soluciones de social commerce, que ha desarrollado una extensión para las principales plataformas de comercio electrónico (Prestashop y Magento) que unen al comercio electrónico todo el potencial de las redes sociales.
Sólo con integrar nuestra extensión en cualquier plataforma de e-commerce, se puede dar una salto cualitativo muy importante en la experiencia de compra online. Además, esto se traduce en una mejora de la conversión online, un aumento del ticket medio del cliente y una mejora del nivel de satisfacción y fidelización.
En definitiva, todo parece apuntar que el 2013 se convertirá en el punto de inflexión, que dará paso a un nuevo modelo de compra online centrado en la personalización y sociabilización.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes