Arduino, tecnología y libertad en un mundo cambiante


¿Qué sucede si combinamos Twitter, Arduino, Raspberry Pi y alcohol? En Rumanía tuvieron la idea de mezclar estos ingredientes para crear un curioso dispositivo: le envías un tweet y te sirve un cóctel a tu gusto.

En la red podemos encontrar una miríada de ejemplos combinando hardware libre y servicios online: desde automatizar la cafetera para tener lista tu dosis de cafeína a la hora que especifiques en Google Calendar, hasta organizar unos juegos olímpicos alternativos en los que se compite a base de tweets.

Poniendo en práctica la inserción de “Me gusta” en productos para incrementar ventas, la cadena de ropa C&A desarrolló perchas indicando el número de likes que había recibido cada prenda. Gracias a Arduino, no ha tardado en aparecer la forma de replicar esta funcionalidad: puedes hacerlo tú mismo.

Las ramas de la tecnología y la información desarrollan su utilidad de forma independiente hasta que alguien “juega” a casar las piezas de un puzzle en el que nadie hasta entonces había reparado.


Libertad 


La facilidad para encajar los diferentes componentes a la hora de crear resulta esencial en este juego, y es aquí donde diferenciamos piezas acordes a la cultura libre, cuyo diseño puede estudiarse, copiarse y distribuirse libremente; de aquellas herramientas propietarias con limitaciones en torno a su uso, modificación y redistribución.

En este blog hemos tratado el resurgir del “do it yourself”, la pequeña gran revolución del “Internet de las cosas” y su conexión con el mundo real. Los conceptos aquí expuestos nacen de la accesibilidad al conocimiento. Compartir la información en torno al desarrollo de software o dispositivos hace que cada persona u organización los replique a su manera. Entonces, la suma de todos los desarrollos personalizados hace mucho más rico el ecosistema que al principio.

Las combinaciones de elementos generan nuevas conexiones aprovechables y modificables según las necesidades de cada uno. Estas conexiones cada vez asignarán un rol menos activo y a la vez más importante a las personas, constituyéndose redes alternativas donde las interacciones se produzcan máquina a máquina y que las conversaciones se generen en torno a la información facilitada.


Un mundo cambiante 


En Perú, nuevamente gracias a Arduino y una plataforma en la nube, han construido un sensor que permite monitorizar la contaminación ambiental y acústica del entorno y convertirlo en una fuente de datos abierta al público.

Se trata de uno de los proyectos que más ilusionan a la hora de avanzar hacia un sociedad más respetuosa con el entorno. Pero, en el caso de detectar con esta herramienta niveles dañinos para el medio, ¿serán los datos, por sí solos, suficientes para litigar con aquellas personas u organizaciones que lo estén causando?

Es obvio que será necesario analizar los resultados y extraer las conclusiones oportunas. Pero, además, harán falta personas que, agrupándose en comunidades, puedan completar la formulación de preguntas, pues extrayendo conclusiones de unos únicos resultados sólo estaremos respondiendo en parte a una cuestión que puede que aún yazca incompleta.

De la misma forma, ¿cómo podemos avanzar en las distintas áreas sociales o comerciales en el caso de una red en la que interactúan máquinas? Un primer paso será analizar los resultados que puedan extraerse de las conversaciones generadas alrededor de las interacciones de la red para llegar a conclusiones de relevancia.

Podemos intuir hacia dónde apunta el desarrollo tecnológico, pero ¿creamos las condiciones suficientes para que sirva de solución a los problemas que nos rodean?

Configuremos los escenarios en los que la creatividad se desata con libertad para combinar elementos diversos, esto es, herramientas libres que empoderen al usuario; construyamos comunidades que puedan analizar, formular cuestiones y extraer conclusiones; y por último y no menos importante, adaptémonos al cambio:

  • Todas las generaciones piensan que viven un momento histórico de cambio, y cuando no ven los frutos esperados de sus revoluciones particulares llega la frustración, la parálisis, el dar la razón a los que desde el principio dudaban. El error es no darse cuenta de que todo es cambio, que la la clave no son los avances tecnológicos ni los momentos históricos concretos. Son las ideas las que realmente lo mueven todo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010