Una radiografía de Google Webmaster Tools

El año pasado les contamos un poco sobre Google Webmaster Academy, una forma de aprender cómo optimizar un sitio de acuerdo con los estándares del gigante de los buscadores. Pero este no es el único recurso que tenemos a mano para poder hacerlo. Las llamadas Google Webmaster Tools son una serie de herramientas puestas a disposición de Google para que podamos trabajar en una forma más fructífera con ellos, y también podamos incrementar nuestra cantidad de visitas en base a una optimización SEO (Search Engine Optimization), otra temática de la que ya les hablamos en varias oportunidades.


Google Webmaster Tools nos permite, de una forma gratuita, mejorar la visibilidad de nuestros sitios en los resultados de su buscador, de una manera legal –aunque desde la llegada de Google Penguin se han reducido un poco las trampas de SEO- y eficiente. Con esta herramienta, podemos obtener reportes de visibilidad de nuestro sitio en Google, y se usa de una forma muy simple. Hoy vamos a hacer una radiografía del servicio para los que nunca lo han usado.

En principio, Webmaster Tools tiene tres “patas” principales sobre las que podemos trabajar:
  • Diagnóstico de problemas: con esta funcionalidad, podemos ver de qué forma Google está indexando nuestra página, para poder enterarnos de problemas específicos que está teniendo el buscador para acceder a determinadas partes de nuestro contenido.
  • Reportes de enlaces: una de las formas en las que podemos optimizar nuestra presencia en Google es a través de enlaces que se dirigen a nuestro sitio, como para saber que se trata de una fuente confiable, por así decirlo. Con esta herramienta podemos descargar reportes comprensivos de los enlaces que van y vienen de nuestro sitio, así como también enterarnos, de una forma similar a la que encontramos en Analytics, de qué forma están llegando nuestros usuarios al sitio.
  • Información compartida: a través de Webmaster Tools también podemos contarle algunas cosas a Google para mejorar la forma en la que nos ven. En este sentido, es fundamental la presencia de Sitemaps, algo que les contamos hace algunos días. Aquí podemos detallar la relevancia de cada una de nuestras páginas, determinando qué tan seguido se actualizan, y también podemos contarle a Google de qué forma queremos que aparezcan nuestras URLs indexadas.

Usando Webmaster Tools por primera vez

Cuando entramos al sitio oficial de Webmaster Tools, se nos pedirá que ingresemos nuestro correo electrónico de Google. Cuando lo hacemos, nos encontraremos con una pantalla en la que tendremos acceso a los sitios que hayamos ingresado previamente en la plataforma. Si aún no hemos ingresado ninguno, simplemente tenemos que hacer clic en el botón de agregar sitio para insertar la URL de la web que queremos administrar.

No es tan simple como parece: si nada más con estos pasos tuviéramos esta potestad sobre cualquier sitio, internet sería tierra de nadie. Por eso, para poder seguir avanzando con Webmaster Tools, tenemos que demostrar que somos dueños del sitio que queremos monitorear con la herramienta. Tenemos varias alternativas para verificar el sitio, pero la más importante es a través de la carga de un archivo HTML a nuestro sitio.

Se trata de un archivo de verificación que se descarga directamente desde Webmaster Tools, para luego subirse a nuestro sitio. Más tarde, cuando esto esté hecho, tenemos que ingresar a una determinada URL indicada por Google en estos mismos pasos, y hacer clic en el botón de Verificar que se encuentra en la pantalla de Webmaster Tools. Para no dejar de estar verificados, el código HTML no tiene que ser removido de nuestro sitio.

Como dijimos, hay otras formas alternativas, aunque preferentemente hay que usar la elegida por Google. Por un lado, podemos usar una meta tag HTML que se agrega a la home de la página. También podemos sincronizar nuestra cuenta de Webmaster Tools con nuestra cuenta de Google Analytics –una opción interesante para aquellos que no tengan tanto conocimiento de código, aunque el código de Analytics debe ser especial- o finalmente, iniciar sesión con el nombre del proveedor del dominio.

Agregar un sitio a Webmaster Tools

Los usuarios de Webmaster Tools pueden agregar hasta 1000 sitios, tanto de noticias como móviles. En cada una de estas oportunidades el sitio tiene que estar verificado de la forma que detallamos anteriormente, porque Google tiene necesidad de saber si realmente somos dueños del sitio que queremos monitorear. No tenemos que temer, puesto que este proceso de verificación no influencia el PageRank o la performance de nuestro sitio en el buscador de Google.

Por otro lado, algunos usuarios pueden estar usando la plataforma de Blogger para su sitio. En este caso, lo que se puede hacer es agregarla y verificarla automáticamente desde el mismo tablero de Blogger, activando la opción de Webmaster Tools.

Esta herramienta funciona a nivel sitio, lo que quiere decir que si tenemos diferentes secciones de acuerdo a temáticas o ubicaciones, es recomendable añadir cada una de ellas como un sitio separado. Así, por poner un ejemplo, si tenemos bitelia.com/español y bitelia.com/inglés, cada uno de ellos tendrá que ser agregado y verificado de forma independiente. Esto mismo es válido para los sitios que usan protocolos diferentes como http:// y https://: cada uno se tiene que agregar como un sitio separado.

La importancia del contenido y el diseño

Si bien anteriormente algunas tretas de SEO permitían que determinados sitios estuviesen bien posicionados sin realmente merecerlo, el algoritmo de Google mejora día a día para evitar estas malas prácticas de los vendehúmos. Si queremos aparecer en una posición privilegiada, entonces tenemos que seguir una serie de consejos que los mismos responsables de Google nos envían a través de Webmaster Tools. Aquí repasaremos las más importantes relacionadas con diseño y contenido, dos de las cosas que más miran los muchachos de Mountain View.
  • Usar jerarquías claras y links con texto. Todas las páginas se deben poder alcanzar desde al menos uno de estos links.
  • Ofrecer un mapa del sitio a los usuarios, que cuente con links útiles para poder ser redireccionados a las partes más importantes del sitio. Los de Google también recomiendan que el mapa del sitio, que exploraremos más adelante, no tenga demasiados links. En caso de que no pueda evitarse la cantidad de links, debería ser dividido en varias partes.
  • Crear un sitio con información útil y única, y con páginas que describen de forma clara y acertada el contenido que se encuentra en su interior.
  • Pensar en las palabras claves que los usuarios utilizarán para encontrar nuestro contenido, e implementar dichas palabras en el contenido del sitio para facilitar la búsqueda.
  • Usar texto en lugar de imágenes para nombres importantes en el contenido o en los links –para el nombre de marcas, por ejemplo-. El bot de Google no reconoce el texto que está contenido en imágenes. Si queremos usar imágenes para contextualizar, no tenemos que olvidarnos de usar el atributo ALT cuando la subimos, que sirve para describirlas.
  • En el caso de las páginas dinámicas –por ejemplo, cuando la URL contiene el carácter ?- el crawler de Google no funciona tan bien como nos gustaría. Por eso, es ideal mantener los parámetros breves.

Sitemaps

Hablamos previamente en este mismo post sobre la importancia del Sitemap. Los Sitemaps son la forma que tiene Google de saber sobre algunas páginas en nuestro sitio que, de otra forma, no podría descubrir. Se trata de un Sitemap en XML –en cuanto a formatos, tiene que estar nombrado con la S mayúscula- con una lista de las páginas que se pueden encontrar en nuestro sitio. Implementando un Sitemap, lo que estamos haciendo es que Google descubra todas las páginas de nuestro sitio, inclusive URLs que no serían descubiertas de otra forma.

También se puede usar Sitemaps para darle a Google los metadatos necesarios sobre tipos específicos de contenidos en nuestros sitios. Esto es fundamental cuando tenemos contenidos como video, y páginas especiales para ser vistas desde teléfonos celulares. El Sitemap también se puede usar para proveer a Google con información adicional sobre nuestro sitio, como la fecha en la que fue actualizado, y las actualizaciones probables que recibirá diariamente. Si nuestra página tiene una sección de noticias, lo ideal es que se incluya un Sitemap paralelo con esta información.

La utilidad de los Sitemaps se acrecienta a medida que tenemos un sitio más complejo. Por ejemplo, si tenemos contenido dinámico, si tenemos sitios desarrollados con AJAX o con muchas imágenes, sin tener demasiado texto para que Google pueda analizarlo, si tenemos un sitio nuevo que no tiene gran cantidad de links que vayan hacia él, o si tenemos un sitio con contenidos que no están enlazados correctamente el uno con el otro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes