22 pasos imprescindibles para contar buenas historias

Twitter también sirve para dar algunas clases teóricas. Así al menos lo vio Emma Coats, una ex artista de ‘storyboards’ de la compañía Pixar, que ofreció a través de la red social doce puntos imprescindibles a la hora de contar buenas historias.

Durante su tiempo en esta compañía, Coats aprovechó los consejos de los grandes y elaboró este checklist que no sólo vale para crear dibujos animados, sino también para fabricar cualquier historia que usted quiera contar, como los ‘storytelling’ que cada vez más marcas utilizan.

1. Los personajes son admirados más por lo que intentan que por lo que consiguen.

2. Tenga en mente qué es lo que a usted le interesa como público, no lo que considera divertido como escritor. Ambas pueden ser muy diferentes.

3. Intentar tener claro el tema es importante, pero no verá de qué va la historia hasta que haya llegado al final. Ahora, reescríbalo.

4. Érase una vez un… Todos los días,… Un día… Y por eso… Y por eso… Hasta que finalmente…

5. Simplifique. Céntrese. Combine personajes. Salte por encima de los desvíos. Se sentirá como que está perdiendo cosas valiosas pero realmente le está liberando.

6. ¿En qué es bueno su personaje? ¿Qué le hace sentirse cómodo? Enfréntelo a su opuesto. Pógale a prueba. ¿Cómo se las arregla?

7. Tenga claro cuál va a ser el final antes de imaginarse el nudo. En serio. Los finales son difíciles, prepare el suyo cuanto antes.

8. Termine su historia, hágalo incluso si no es perfecta. En un mundo ideal tendría ambos, pero siga adelante. Hágalo mejor la próxima vez.

9. Cuando esté atascado, haga una lista con lo que no puede pasar a continuación. En muchas ocasiones el material que tiene le hará salir adelante aparecerá así.

10. Ponga aparte las historias que le gustan. Lo que le gusta de ellas es parte de usted; debe reconocerlo antes de poder usarlo.

11. Poner las ideas sobre un papel le ayudará a empezar a trabajarlas. Si una idea perfecta está sólo en su cabeza nunca la compartirá con nadie.

12. Deseche la primera cosa que se le pase por la cabeza. Y la segunda, y la tercera, y la cuarta, y la quinta… Deshaga lo obvio de su camino. Sorpréndase a sí mismo.

13. Dé opiniones a su personaje. Los pasivos o manejables pueden ser agradables para usted como escritor, pero son un veneno para la audiencia.

14. ¿Por qué debe contar ESTA historia? ¿De cuál de sus pasiones se alimenta esta historia? Ésa es la clave.

15. Si usted fuera su personaje, en esta situación, ¿cómo se sentiría? La honestidad añade credibilidad a las situaciones increíbles.

16. ¿Qué hay en juego? Ofrezca razones para que el público se arraigue al personaje. ¿Qué pasa si no tienen éxito? Póngalo todo en su contra.

17. No hay trabajo malgastado. Si no está funcionando, déjelo ir y continúe. Lo que ha hecho será útil más adelante.

18. Tiene que conocerse a sí mismo: la diferencia entre hacer lo mejor y lucirse. Escribir una historia es intentarlo, no depurarlo.

19. Las coincidencias para meter en problemas a los protagonistas es genial; las coincidencias para sacarlos de un aprieto es hacer trampas.

20. Un ejercicio: analice los elementos de una película que no le guste. ¿Cómo lo haría para que SÍ le gustase?

21. Tiene que identificarse con su situación y sus personajes, no puede escribir ‘guay’ sin sentido. ¿Qué le llevaría a actuar a USTED de esa manera?

22. ¿Cuál es la esencia de su historia? ¿Cuál es el modo más sencillo de narrarlo? Si sabe esto, podrá empezar a construirlo desde ahí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux