La influencia en los consumidores de los blogs arrasa frente a las redes sociales

Cada día, las marcas buscan formas nuevas de influir sobre clientes potenciales, a la vez que los consumidores cada vez confían más en los blogs a la hora de buscar información y consejo acerca de una futura compra. De hecho, los blogs ocupan los primeros puestos en términos de confianza, popularidad e influencia.

Según los últimos datos del estudio Digital Influence de 2013 de Technorati, los blogs son la tercera fuente digital más influyente a la hora de hacer compras, por detrás de las páginas de retail (56%) y las páginas de marca (34%). Por debajo se sitúa Facebook, con un 30,8%, mientras que Twitter apenas logra un 8%. Para los consumidores, los blogs están por encima de Twitter a la hora de dar forma a sus opiniones y por encima de Facebook a la hora de motivar nuevas decisiones de compra.

Un 54% de los consumidores afirmó que las pequeñas comunidades son más influyentes sobre un tema concreto que las comunidades grandes. Y es que el verdadero valor de una comunidad reside en la capacidad de discutir ideas, compartir información y aprender unos de otros. El problema es que mientras para los consumidores esto es algo obvio, para las marcas el objetivo sigue siendo crear grandes comunidades, muchas veces sacrificando la experiencia del usuario.

Por otro lado, y a pesar de la influencia de los consumidores, las marcas confían en Facebook más que en ninguna otra plataforma. La red social más grande del mundo se lleva hasta el 57% del total de los presupuestos de marketing en redes sociales, mientras que YouTube y Twitter se llevan un 13% cada una y los blogs apenas un 6%.

Mientras, los influencers online apuestan por los blogs. Según los datos de Technorati, el 86% de los influencers tiene un blog y, de ellos, el 88% escribe y publica sus propios posts. Además el 56% no crea muchos contenidos más allá de los blogs.

Pero las diferencias entre influencers y marcas no acaban aquí. A la hora de hacer mediciones, las marcas miden su éxito a través de un aumento en la actividad en Facebook, Twitter o sus páginas web, mientras que los influencers analizan las visitas a su blog o página web, ya que para ellos el éxito se mide a través del número de personas que leen su contenido. Por otro lado, mientras que para las marcas los influencers deben identificarse a través de rankings como los que crean comScore o Nielsen, los influencers son conscientes de que tener una base de seguidores no otorga influencia, sólo audiencia, por lo que la clave está en buscar personas con fuertes lazos con las comunidades, no sólo por su fama.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux