10 cosas del futuro que los ‘marketeros’ modernos deberían estar haciendo hoy

¿Los ‘marketeros’ de hoy se ven preparados para afrontar el futuro? Parece que no mucho, o por lo menos así lo han demostrado los datos de un reciente estudio publicado por Eloqua bajo el título “Definiendo al Marketero Moderno”.

Según esta investigación, los anunciantes se pusieron una puntuación de 65 sobre 100 en sus resultados en cinco áreas críticas, entre ellas la tecnología. Además, aunque la mayoría era muy consciente de las competencias que ellos y sus compañías necesitan para sobrevivir en el mundo digital, la mayoría admitió carecer de todas o casi todas ellas.

Por otro lado, de media sólo atribuyen un 8% de su éxito a las analíticas, aunque consideran que este porcentaje debería ascender al menos al 13% de sus capacidades, mientras que aseguran que el engagement personalizado con los consumidores debería suponer un 24% de sus esfuerzos, aunque a la hora de la verdad se queda en el 16%.

Ante esta realidad, DMNews ha decidido averiguar cuáles deberían ser las prioridades para los ‘marketeros’ del futuro que deberían estar aplicando ya hoy:

1. Empiece siendo un marketero modelo: hay que desarrollar modelos predictivos que clasifiquen las oportunidades en función de las posibilidades que tengan para ser convertidos. El poder de priorizar más efectivamente y seleccionar en base de las tasas predictivas permite dedicar los recursos de forma mucho más efectiva a la vez que se mejoran las tasas de conversión.

2. Automatice todo lo que sea posible, pero no más: es muy fácil que la automatización de marketing salga mal, pero la automatización es un buen lugar para empezar, ya que hay muchísimas formas de aprovechar las fuentes de datos para la publicación, el retargeting y la respuesta directa.

3. Haga estrategia con el equipo tecnológico: las estrategias de marketing no pueden hacerse a espaldas del departamento de tecnología, ya que no sabrán qué objetivos tendrán que cumplir sus sistemas. Las empresas serán más eficientes cuando todas las partes trabajen juntas para conseguir experiencias de cliente en todo su ciclo vital.

4. Siga segmentando: el targeting tiene que entenderse como la base sobre la que se asiente el marketing del futuro. Sin segmentar las operaciones no pueden funcionar. Es básico implementar planes estratégicos y desarrollar una tecnología con la que optimizar la recolección y la gestión de datos, creando interacciones relevantes y significativas que no podrían ser sin una estrategia de targeting apropiada.

5. Ponga todos los datos juntos: cuanta más información sobre cada cliente se tenga centralizada en un mismo lugar, más precisa será la interacción con él. Por eso es esencial acabar con las brechas entre las fuentes de datos, combinando resultados analíticos con sistemas operacionales.

6. Trabaje hacia atrás para cultivar defensores: entender la evolución de un posible cliente a un defensor de marca es crucial para poder establecer los procesos adecuados con los que replicar este éxito. Por eso hay que analizar cómo los clientes perciben el valor de la marca y aprovechar esos datos para mejorar los programas en la generación de demanda, el marketing, las ventas y más.

7. Participe en redes sociales: el hecho de que las marcas nunca tienen muy claro cómo gestionar las redes sociales es precisamente el motivo por el que deben dar el paso y participar en ellas. La suerte es que hoy ya hay casos de marcas que han cometido errores y de los que se pueden aprender. No vale de nada mantenerse al margen porque sea algo nuevo y de miedo. Hay que saltar, participar y, sobre todo, aprender.

8. No abandone el hemisferio derecho de tu cerebro: aunque los ‘marketeros’ realicen actividades cada vez más analíticas, no deben nunca apagar el hemisferio derecho de su cerebro. Esto significa dedicar más tiempo entendiendo cómo establecer relaciones emocionales con los clientes ya que las respuestas emocionales de los consumidores son las que influyen a la hora de hacer recomendaciones.

9. Hágase personal con el big data: el gran potencial del big data está en combinarlo con la analítica predictiva y así maximizar las relaciones individuales con los clientes.

10. Nunca planee cómo terminar: nunca se conseguirá nada de un día para otro, y nunca se termina. Siempre aparecerán nuevas fuentes de datos que hay que integrar en un proceso continuo que gestionen los ‘marketeros’.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010