Antes de adentrarse en el mundo del Big Data, elabore una buena estrategia

El ‘marketero’ sabe que diseñar un programa de ‘Big Data’ es una estrategia que no puede dejar de lado. Sin embargo, en ocasiones el problema es saber por dónde empezar. “He estado en este sector del marketing durante años. Mucha gente cree que tendrá en sus manos una obra y lo entenderá todo al instante, pero 10 años después todavía está tratando de averiguarlo”, apunta Tony Stagg, cuyo trabajo “Think Digital” ha ayudado a muchas compañías a establecer una correcta estrategia de Big Data.

Stagg recomienda, según recoge Direct Marketing, un proceso dividido en tres fases con el que elaborar una buena estrategia de Big Data:

1. Evaluar y comparar. Esta fase incluye datos extistentes y necesidades futuras. Es importante completar este paso con datos rigurosos. Los profesionales del marketing no pueden saber si tienen todos los datos valiosos para crear una campaña si todos estos datos no han sido procesados. “Antes de enganchar su carro al caballo, primero hay que poner la silla y luevo ver qué se puede hacer”, dijo el analista de Forrester Research Dave Frankland.

2. Dibuje una hoja de ruta. En este paso es necesario llegar a un acuerdo en cuanto a la estructura de la organización, herramientas, tecnología, y las personas necesarias para ejecutar el plan Big Data. Es lo que se conoce como un plan estratégico en el que a través de ensallo-error todos puedan aprender a trabajar juntos. La diferencia es la analítica, que debe dar lugar a un modelo que puede ser consultada por cada proyecto.

3. Implementación. Stagg compara este paso con la construcción de una casa. ¿Qué clase de estructura quiere? ¿Cuántos niveles va a tener y en cuánto tiempo debe ser construido? “Debe determinar que al ifnal de ocho meses va a necesitar un nuevo dato y herramientas de análisis que determinen los segmentos de su target”.

La elaboración de un plan estratégico para implementar datos no es una tarea fácil por muchos motivos como que las operaciones comerciales normales suelen ser interrumpidas. Las brechas que puedan existir entre las habilidades y las tecnologías deben controlarse en cada paso para ir avanzando. Además, hay que tener en cuenta que distintas áreas funcionales como el marketing e IT no hablan el mismo lenguaje.

Por otra parte, ¿quién debería dirigir estas estrategias? Mientras que algunos expertos dicen que es el jefe de análisis quien debe ser el que lidere el plan estratégico de datos, muchos están de acuerdo de que esta iniciativa debería ir de la mano del ‘marketero’.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows