Sácale partido a la traducción offline de Google Translate en Android

Hace unos días Google lanzaba una actualización para una de sus aplicaciones móviles más útiles, Google Translate. Útil porque aunque existe en versión de escritorio, donde por supuesto también es muy utilizada, disponer de una aplicación de traducción en un teléfono móvil parece algo lógico, y es que si andamos por la ciudad con él o si viajamos al extranjero es posible que vayamos a necesitar mirar el diccionario en algún determinado momento. El fallo está precisamente en que en el extranjero, o dependiendo del sitio en el que nos encontremos, podemos no disponer de una conexión de red, y es ahí donde entra en juego la traducción offline de idiomas.


Google Translate no es la primera utilidad Google que cuenta con posibilidad de utilización offline, y seguramente otra de las más útiles en éste aspecto sea Google Maps, que desde hace tiempo también permite descargar mapas de ciudades completas para consultarlos offline: Perfecto para el viajero y para no tener que dejarnos un ojo de la cara en la factura telefónica debido al roaming. Volviendo a la traducción offline, veamos por qué actualizar y cómo funciona.
Ventajas de la traducción offline


Traductor siempre disponible. La más obvia. Pase lo que pase y aunque estemos sin cobertura, Google Translate será capaz de proporcionar una traducción offline a esas palabras que desconocemos.


Sin necesidad de roaming. Cuando decimos que siempre está disponible es que siempre está disponible. Un traductor puede ser la app ideal cuando viajamos al extranjero, pero cada traducción consume una pequeña cuota de datos que podría llegar a traducirse en una importante suma de dinero en la factura. Google Translate no se conecta a Internet con la traducción offline, por lo que no debemos preocuparnos de esto.


Sin necesidad de disponer de conexión Wi-Fi. Tampoco debemos preocuparnos de la conexión Wi-Fi o esperar a llegar al hotel para consultar las traducciones.


Traducción instantanea en múltiples idiomas. Por último, y esto se aplica estemos donde estemos, al no necesitar de conexión a Internet la traducción será más rápida, casi instantánea.
Cómo funciona

Lo mejor de la nueva versión de Google Translate es su simplicidad. Al igual que la aplicación que conociamos hasta ahora, tenemos ante nosotros un servicio que nos permite tomar fotografías para traducir automáticamente los textos contenidos en ellas o podemos introducir manualmente las palabras o frases que desconocemos. Después basta con seleccionar el idioma y pulsar traducir. Podemos incluso interactuar con personas extranjeras con el modo conversación, y nuestro teléfono Android hará de intérprete.


¿Qué hay que hacer para activar la traducción offline? Básicamente acceder al menú contextual o de opciones donde aparecerá un nuevo elemento: Idiomas fuera de línea / Traducción offline. Entrando nos encontramos con una lista dividida en dos partes, una con idiomas instalados y otra con idiomas para descargar. Pongamos por ejemplo que queremos tener la traducción al inglés y al francés disponibles porque vamos a hacer un viaje a París. Bastaría con seleccionar ambos idiomas para añadirlos a la lista de instalaciones pendientes, y descargarlos. Antes de hacerlo se nos preguntará si queremos descargar inmediatamente o esperar a tener conexión Wi-Fi, ya que el consumo de datos necesario para la descarga puede ser elevado o podemos incluso vernos en la situación de haber olvidado la descarga de idiomas hasta que estamos en la ciudad de destino. Bastará entonces ir al hotel, conectarnos y descargar, aunque lo más recomendable sería hacerlo antes de partir.

Una vez descargados tendremos disponibles ambos idiomas para nuestro uso y disfrute, y no tendremos que preocuparnos por el consumo de datos. Podremos utilizarlos incluso aunque estemos en modo avión, algo recomendable para no llevarnos sustos con el roaming.
Conclusión

La traducción offline en Google Translate es algo que muchos usuarios llevaban pidiendo tiempo, y que puede llegar a ser tan importante como la de Google Maps. Se trata de una actualización que por supuesto ha sido muy bien acogida entre los usuarios de una de las aplicaciones más descargadas de Google Play.

¿Qué se puede esperar de Google Translate en el futuro? Realmente, no se me ocurre mucho. Tal vez mejorar el modo conversación, aunque esto no es en realidad problema de Google Translate sino de Google Voice, un servicio que dicho sea de paso funciona muy bien pero que en determinadas ocasiones y con determinados acentos puede ser difícil de utilizar.

Para utilizar la nueva traducción fuera de línea de Google Translate basta con actualizar la aplicación desde Google Play o instalarla en caso de que seáis nuevos usuarios. Podéis encontrarla en Google Play y es válida para todos los dispositivos corriendo el sistema Android 2.1 o superior, es decir, prácticamente el total de dispositivos Android del momento, incluso si vuestro terminal tiene más de tres años, aunque algunas funcionalidades como la que tratamos en este artículo están disponibles a partir de Android 2.3, una versión también de hace años.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows