Favoritos de Twitter: cómo generar una estrategia para marcas

Una de las cosas que las marcas no consideran (algunas, casi en absoluto) es en una estrategia de favoritos. No estamos hablando de la medición de los favoritos que hacen los usuarios de nuestros tweets (en mi opinión, nada más que una nota de color en reportes estadísticos, aunque puede ser discutible) sino de los favoritos que hacen las marcas de las personas a las que están siguiendo. De más está decir que deben seguir a otros usuarios, por diferentes motivos que podremos explicar en otras oportunidades. Hoy hablaremos un poco de una estrategia de favoritos de Twitter.


Qué son los favoritos en Twitter

Es incorrecto pensar a los favoritos de Twitter como los Likes de Facebook, pero comparten algunas similitudes. Para aquellos que recién están comenzando, los favoritos de Twitter nos permiten marcar ciertos tweets que nos han resultado interesantes. En este sentido, podemos acceder a nuestros tweets favoritos en una página especial, donde serán ordenados de forma cronológica para una mejor comprensión. Generalmente, sin embargo, no tienen un orden sino que se comportan, como los usuarios de Twitter, de una forma bastante aleatoria.

Sobre los usos que hacen los usuarios de los favoritos, tenemos varias cosas que decir. Hace un tiempo hablamos sobre los diferentes usos prácticos que se le puede dar a la funcionalidad cuando trabajamos con marcas. Para los usuarios, los favoritos pueden ser muchas cosas. Por un lado, pueden ser una forma de responder sin necesariamente hacerlo, dando a entender que han leído el tweet. Por otro lado, también pueden oficiar de marcadores, para leer algo más tarde. Las marcas pueden usarlo dentro de una estrategia de humanización, generando más engagement orgánico con sus seguidores. Son muchas las cosas, en general inexploradas, que se pueden hacer.
Cómo podemos usar los favoritos

Las marcas deberían comenzar a planear una estrategia de favoritos de Twitter, aunque claro está que deben existir otras prioridades en el horizonte. Cuando hablamos de usos creativos, podemos pensarlo también de forma tal que generemos una interacción o un espacio de charla con nuestros usuarios aún desde nuestros favoritos. Existen muchas formas de hacerlo, y las que plantearemos ahora son meramente algunas sugerencias para comenzar a trabajar en una estrategia de favoritos de Twitter a largo plazo.


Contar una historia: como dijimos, los favoritos de Twitter están organizados de forma cronológica. Si bien hay otras herramientas que se pueden usar para poder contar historias a través de Twitter –Storify es una de ellas- con los favoritos de Twitter nos ahorramos la necesidad de involucrar otro servicio. Una de sus bondades es que todos nuestros seguidores pueden tener acceso y ver lo que estamos contando.


Hacer seguimientos: muchas marcas tienen cuentas de Twitter que también cumplen con roles de atención al cliente, algo de lo que no se puede escapar. Por eso, los favoritos de Twitter pueden funcionar también para hacer seguimiento de estos casos. Es fundamental plantearse esto de antemano para saber si puede ser contemplado en una estrategia de favoritos de Twitter, donde tengamos este sector dedicado a ver cómo rinde nuestra atención. Pero, por otro lado, se debe considerar que está abierto al público.


Demostrar una presencia humanizadora: muchas marcas no consideran que las personas quieren hablar con representantes de la marca, y no con una presencia holística de la marca que está completamente deshumanizada. Hay una persona detrás de la pantalla, de las cuentas de redes sociales, y esto es algo que el usuario sabe. Por ende, si el administrador de una red social encuentra un contenido interesante, pero que no amerita compartir, o un tweet que no merece una respuesta, puede simplemente marcarlo como favorito como parte de una estrategia de favoritos de Twitter.


Presentar los highlights de la semana: como idea, una estrategia de favoritos de Twitter puede involucrar también el uso activo de nuestros seguidores. Por ejemplo, la cuenta de Twitter puede pedir que se recomiende determinado contenido para después marcar como favorito y mostrar al final de la semana como una lista de “las mejores cosas que han compartido con nosotros”. Esto podría ser una herramienta de motivación para generar más engagement con nuestros usuarios.


No usarlos: si no vamos a plantear de antemano una estrategia de favoritos de Twitter, no deberíamos usarlos en absoluto. Lo que también está perfectamente bien. Pero si cada mes vamos a marcar un tweet como favorito, deberíamos detenernos. Probablemente nuestros usuarios no tengan ganas de ingresar a nuestros favoritos, pero si lo hacen, es preferente que se encuentren con un panorama coherente, en lugar de una serie de tweets sin relación. Si no vamos a usarlos con una cierta intencionalidad, aún aunque esa intencionalidad esté relacionada con el caos de los favoritos, mejor abstenerse.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010