Mejores prácticas para analizar estadísticas en Redes Sociales

Hace algunos meses, hablamos sobre algunas maneras de transformar nuestros reportes en resultados de Social Media. Esto sigue siendo completamente importante, pero no se le da la relevancia que merece. Muchos responsables de redes sociales hacen sus reportes solamente para “cumplir” con las responsabilidades que atañen al trabajo, pero no se concentran en analizar los datos que resultan de sus acciones en Social Media. Por eso, hoy hablaremos de algunas claves y mejores prácticas para analizar estadísticas de Social Media.
Charts and statistics
Como siempre decimos en estos casos, estas claves dependerán de la forma que trabajemos, de las cuentas que manejemos, y de la carga de reporting que tengamos. Es fundamental hacer que cada reporte valga la pena, puesto que de otra forma estaremos desperdiciando nuestro trabajo. Además, es importante que tratemos de sumar la mayor cantidad de análisis posible al reporte. Por ejemplo, no presentar solamente los números, sino explicar por qué están en ese nivel, y cómo se puede hacer para mejorarlos. Dicho esto, comenzamos con nuestra guía para analizar estadísticas de Social Media.

Elige tu herramienta

El primer paso es seleccionar una herramienta para llevar a cabo nuestra tarea de analizar estadísticas de Social Media. Esto dependerá de la plataforma, o mejor dicho, de las plataformas, con las que estemos trabajando. A continuación haremos algunas recomendaciones, tanto de pago como gratuitas, que nos sirven para obtener información estadística y editable. Esta última parte es fundamental, dado que es mucho mejor descargar un archivo de Excel para poder generar nuestras propias estadísticas y trabajar con nuestras propias variables.

  • En el caso de Facebook, creo que lo más conveniente es trabajar con Facebook Insights. Si bien otros proveedores nos ofrecen herramientas de reporting, el valor diferencial de Facebook reside en la posibilidad de acceder a nuestras estadísticas en todo momento en un panel diferenciado, y la posibilidad de descargar en diferentes formatos a un archivo CSV, para poder editar y ajustar a nuestras propias necesidades.

  • En Twitter, el asunto se pone un poco más pantanoso. La herramienta estadística nativa no está disponible para todas las cuentas, y no podemos obtener fácilmente, sin una aplicación de terceros, números relevantes como impresiones y alcance. Trabajar a mano puede ser complicado para calcular el engagement. Tenemos algunas herramientas muy básicas como TwitterCounter, o Tweet Reach, y herramientas más avanzadas que también son de pago, como Simply Measured o la más compleja –que incluye un gestor de contenidos- Radian 6.

  • Pinterest es también una red social muy popular entre las marcas, dado que permite hacer algunas cosas que Facebook no nos deja hacer. Anteriormente, teníamos que recurrir a herramientas estadísticas como PinReach para poder obtener algo de información concreta sobre nuestros pins. Pero, desde marzo y con la introducción de Pinterest for Business, la plataforma cuenta con sus propias Web Analytics que nos permiten ver cuántas personas están haciendo repins desde nuestro sitio web, cuántas personas están viendo esos pins, y cuántas visitas a nuestro sitio web ha generado un pin.
Nos concentraremos en estas tres dado que son las más importantes en el momento, pero si es necesario podemos encontrar prácticamente lo que sea. Es relevante pensar antes de comprar, sobre todo a la hora de las herramientas: ¿realmente la vamos a usar? ¿Nos ofrece las variables que necesitamos? En este sentido, nunca está de más pedir una prueba demo de la herramienta para saber si se ajusta a nuestras necesidades.

Elige tus variables

A la hora de analizar estadísticas de Social Media, también es necesario pensar en nuestras variables. Algunas de estas variables serán básicas, y se podrán obtener directamente desde los reportes descargados de las plataformas. Por ejemplo, el alcance, las impresiones, la cantidad de “Me Gusta” en Facebook, y más. Otras pueden ser desarrolladas por nosotros. Por ejemplo, el cálculo del engagement, promedios, índices de aumento y decrecimiento, y más. Pero no solamente hace falta decidir las variables en general, sino que tenemos que decidir cuál va a ser la variable a la que le demos importancia.
Redes Sociales
Por ejemplo, tenemos una fanpage que tiene poca interacción pero una cantidad decente de fans. Nos fijamos en nuestros números, y vemos que nuestro contenido está teniendo poco alcance. El primer paso para solucionar esto será mejorar el alcance, entonces: usar un tipo de contenido que tenga un alcance mayor (fotografías o solamente un status update). Si mejoramos estos números, podemos trabajar en generar un contenido que genere más shares y comentarios. Sin caer, por supuesto, en el demasiado y lamentablemente popular “comparte si te gusta”.
También podemos dar relevancia a otras cuestiones. Por ejemplo, en Twitter, también podemos preocuparnos por aumentar la cantidad de ReTweets. Y, de esta forma, fijarnos cuáles son los tweets que están generando más interacción, están llegando a más personas y están haciendo que nuestros contenidos se vean más. También nos pueden ayudar a mejorar nuestra cantidad de seguidores de manera orgánica. Esto está relacionado con el próximo punto que vamos a tocar. Se trata de nuestro contenido.

Modifica tu contenido para mejorar

Las estadísticas de las redes sociales sirven para algo. No solamente para mostrar que crecimos en cantidad de fans. O que mejoramos nuestro alcance. Sirve para validar o desechar una estrategia, y para comenzar a trabajar en algo mejor. El contenido es el esqueleto fundamental de una estrategia de Social Media, y si no está rindiendo como debería, analizar estadísticas de Social Media nos ayudará a darnos cuenta y hacer las modificaciones necesarias para mejorar.
No solamente sirve para cambiar la estrategia, sino también para cambiar el contenido a una escala menor. Por ejemplo, agregar preguntas, cambiar el tono de la forma en la que iniciamos conversaciones. Realizar ajustes a la estrategia no significa cambiarla por completo. Si sentimos que analizar “demasiado” nuestras estadísticas es cambiar la estrategia estamos equivocados. Hacer las modificaciones necesarias para tener una campaña exitosa es una de las metas fundamentales de este tipo de análisis.

Planifica a futuro

Otra parte importante del trabajo de análisis está relacionada con la planificación. Y esto no está relacionado con la calendarización de reportes –de esto hablaremos dentro de algunas líneas- sino de la posibilidad de proyectar a futuro los movimientos de un canal de Social Media. Podemos hacer nuestros propios pronósticos de crecimiento para así tomar en cuenta determinadas variables, planificar campañas de publicidad, y más.
En cuanto al contenido, esto también está relacionado. Si estimamos que no tendremos un crecimiento demasiado elevado en términos de fans, podemos tratar de generar contenido que genere más interacción entre los que ya tenemos. Por otro lado, podemos concentrarnos en generar contenido interesante para retener a seguidores que se acaban de sumar a través de una campaña de publicidad. La planificación es también una parte importante de nuestra tarea de analizar estadísticas de Social Media.

Regulariza el análisis

Finalmente, tenemos que decir no solamente qué tipos de reportes vamos a hacer, sino también la asiduidad con la que vamos a estar trabajando. Depende, claro está, de las necesidades de análisis que tengamos nosotros. Estas son las alternativas que planteamos, pero estarán sujetas al tipo de trabajo que llevemos a cabo en una fanpage.

  • Semanal: un reporte semanal nos puede ayudar a tener un paneo rápido de la situación en nuestras redes sociales. Ahorrando algo de tiempo –no se puede hacer un reporte demasiado detallado una vez por semana porque es un consumo de tiempo demasiado grande- podemos saber si la comunicación que estamos llevando a cabo está funcionando, o si necesitamos ajustarla.

  • Mensual: el reporte mensual tiene que ser más detallado e incluir todas las cosas que hayan pasado en los 30 días analizados. Nos va a demorar más tiempo hacerlo, pero tiene que incluir un análisis profundo de nuestros números, nuestra estrategia y nuestros resultados, plantear alternativas y formas de mejora, y más.

  • De contenidos: el reporte de contenidos está orientado exclusivamente a ver el rendimiento de los contenidos en general, o de un contenido en particular, para poder desgranar su funcionamiento y encontrar posibilidades de mejoría. Por ejemplo, publicar contenido similar con o sin foto en Facebook, en un determinado momento del día, nos ayudará a adquirir conocimientos para campañas posteriores.

  • De campañas: en este sentido, también se pueden crear reportes relacionados con una única campaña. Esto requiere que concentremos nuestro análisis únicamente en las publicaciones relacionadas con la campaña y su repercusión.

  • De competencia: hemos hablado en una oportunidad anterior sobre los reportes de competencia. Pero para refrescar, nos permiten analizar el comportamiento de marcas competidoras también en un determinado lapso de tiempo, para saber también dónde estamos parados nosotros en el espectro general.
Por supuesto, tenemos otras alternativas, pero no podemos decir exactamente qué es lo que necesitan todos los administradores de redes sociales. Es un mundo muy amplio, pero con estas claves para analizar estadísticas de Social Media, podemos empezar a tener una idea.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010