4 maneras de justificar una buena idea


Que una idea sea buena no basta para que ésta salga de “limbo”. Para convertirse en realidad, es necesario que el autor de la idea sea capaz de convencer a los demás de ejecutarla. ¿Tiene una gran idea que depende de otras personas para ponerse en práctica y sus armas de persuasión están en horas bajas? Inc. le propone a continuación 4 razones contundentes para justificar esa gran idea que tiene entre manos:

1. Eche mano de la razón y haga hincapié en los números
Antes de presentar su idea ante los demás, tómese la molestia de respaldarla con algunas cifras que demuestren por qué merece la pena ejecutarla y por qué es mejor que otras alternativas.

2. “Todo el mundo lo está haciendo”
Echar mano de esta frase puede parecer a priori muy simplista, pero es una justificación sensata cuando no tenemos tiempo ni recursos de experimentar con otras alternativas. Además, servirá para demostrar a los demás que la idea que barajamos no es en realidad arriesgada porque otros la han implementado ya con anterioridad.

3. “Estamos obligados a hacerlo”
A veces la legislación se pone de nuestra parte a la hora de dar a nuestra idea el “empujoncito” que necesita. Infórmese detalladamente de las regulaciones de la industria en la que aspira a implementarse su idea para buscar una justificación legal a su idea.

4. “La gente espera que lo hagamos”
Cuando echamos mano de esta frase, estamos sugiriendo en realidad a los demás que si no implementan la idea, perderán ventajas competitivas con respecto a sus rivales en el mercado. O lo que es lo mismo, que si la idea se pone en práctica, todos saldrán ganando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos