5 mitos falsos sobre la creatividad


Muchos creen que la creatividad es algo innato con lo que se nace o no se nace. Sin embargo, lo cierto es que nadie viene al mundo sin un ápice de creatividad en sus entrañas. Nuestro yo creativo está dentro de nosotros. ¿El problema? Que para que ese yo creativo termine saliendo a flote, nuestra personalidad juega un papel clave. Todos tenemos la semilla de la creatividad en nuestro interior, pero esa semilla esta irremediablemente conectada con nuestra propia personalidad, de ahí que hacer generalidades sobre el fenómeno de la creatividad sea realmente inútil. Como creativos, cada uno de nosotros somos un mundo. Esta es la idea central del libro Creative You: Using Your Personality Type to Thrive, una obra en la que David B. Goldstein desmonta los siguientes 5 mitos sobre la creatividad:

1. Salir de nuestra zona de confort es la mejor manera de prender la chispa de la creatividad
La creatividad en realidad sale a nuestro encuentro cuando hallamos nuestra zona de confort y permanecemos en ella. Cuando sentimos cómodos y actuamos en base a nuestras preferencias personales, tenemos el valor de asumir riesgos. En cambio, si nos sentimos incómodos, tenemos menos probabilidades de “cazar” grandes ideas.

2. Las sesiones de brainstorming son la mejor manera de alumbrar ideas brillantes
Algunas personas, especialmente las extrovertidas, se sienten más “vivas” y creativas cuando están rodeadas de otra gente. Todo lo contrario les sucede, sin embargo, a las personas introvertidas, cuyas ideas terminan a menudo “ahogándose” cuando se encuentras rodeadas de otras personas.

3. Ser creativo significa ser espontáneo
A veces las ideas más creativas e inspiradoras nacen de la planificación más cuidadosa. La meticulosidad y la previsión no están ni mucho menos reñidas con la creatividad.

4. La gente creativa debe inventar algo nuevo
Desafortunadamente sólo un 30% de la población pertenece a la élite de las personalidades intuitivas, una élite reservada para eminencias como Einstein o Edison. Que no todos podamos ser Einstein o Edison no nos convierte, de todos modos, en menos creativos. Simplemente somos creativos de forma diferente.

5. La creatividad implica tener un producto terminado
Las personas con personalidades perceptivas rara vez ponen punto final a sus ideas creativas. En lugar de finalizar sus ideas, se empeñan en modificarlas, editarlas y revistarlas constantemente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows