Beneficios y desafíos del despliegue de soluciones cloud en las pymes


En cualquier conversación sobre tecnología hoy en día, uno de los temas más tratados es el crecimiento de la informática basada en la nube, especialmente entre las pequeñas y medianas empresas. Con el nombre de Software-as-a-Service (SaaS), la popularidad de las aplicaciones empresariales basadas en la nube se debe a la creciente demanda de flexibilidad y predicción de costes. Forrester prevé que para el próximo año este mercado crezca hasta los 75.000 millones de dólares.

Las pymes han sido el segmento más activo a la hora de adoptar ese tipo de servicios, por lo que se han convertido en el principal pilar en la expansión de las aplicaciones en modo SaaS. Las empresas pueden optar por la nube dependiendo de su situación y contexto. Lo ideal es buscar la integración entre entornos cloud y on-premise que permitan a la empresa ir implantando soluciones en la nube en diferentes líneas de negocios o integrarlas con sus entornos existentes o, en el caso de las más pequeñas optar por la nube en un principio y, llegado un momento, si las necesidades de la empresa crecen, pasar a un modelo on-premise o a un modelo híbrido que permita disponer de determinadas aplicaciones en las instalaciones de la empresa y otras en la nube.
Tendencias

Las principales tendencias que nos muestran por qué resulta tan atractivo este modelo para las pymes son:

1. Coste por uso y sin problemas en la implantación. Uno de los grandes beneficios de las aplicaciones de negocio basadas en cloud es el pago por uso. Son servicios que se pagan mensualmente, por lo que permiten a las empresas controlar los costes. Pueden empezar por un número reducido de licencias e ir aumentando o reduciéndolas en función de sus necesidades. Además, para su implantación no necesitan disponer en su plantilla de un equipo de TI. No obstante, como señalábamos anteriormente, según la evolución del negocio y sus requisitos pueden terminar optando por un modelo híbrido que combine la nube y on-premise.

2. Flexibilidad y facilidad de despliegue. Las aplicaciones SaaS pueden ser suministradas y configuradas rápidamente con flujos de procesos, diferenciación de marca, campos adicionales, informes y otras especificidades. Un producto altamente configurable ofrece flexibilidad sin tener que dedicar el tiempo y el gasto de desarrollar nuevo código. Además, no requieren de inversiones adicionales en hardware o servidores, son escalables y no necesitan de una plantilla especializada en TI.

3. Facilidad de gestión y soluciones estandarizadas. La ausencia de instalaciones de software o de infraestructura da como resultado una menor carga de trabajo para las pymes y su personal. Los empleados no se tienen que preocupar por realizar actualizaciones a nuevas versiones de software o de efectuar copias de seguridad. Los proveedores de apps gestionan esta parte de la ecuación en sus servidores y esas aplicaciones siempre están al día, de forma que los empleados antiguos y los nuevos siempre tendrán la misma versión de la aplicación.

4. Menos recursos de TI necesarios. Las empresas que acaban de nacer normalmente operan con recursos de TI limitados. Las aplicaciones empresariales basadas en cloud mitigan esta cuestión. Como las pymes buscan constantemente vías para poner en marcha su estrategia y reducir gastos innecesarios, esas aplicaciones presentan un modelo atractivo para el suministro de software e infraestructura.

5. Soporte global. Los proveedores de SaaS proporcionan diferentes precios según los niveles y acuerdos de servicio. De esta forma, se puede elegir el mejor paquete sin pagar de más o recibir menos de lo que se necesita. Además, a diferencia de las licencias de software tradicionales, incluye soporte global en la cuota de suscripción. Esto significa que también proporcionan actualizaciones y mantenimiento de producto, de forma que no hay costes ocultos o gastos adicionales y las empresas no se tienen que preocupar por el mantenimiento de hardware o los fallos.

6. Alta seguridad. Para los Servicios basados en la nube, la disponibilidad de la red resulta crítica. Además, la seguridad y fiabilidad de la red está entre las mayores preocupaciones para las empresas que piensan en adoptar ese tipo de servicios. Cuando los datos importantes se trasladan offsite a un proveedor de servicio, la empresa necesita garantizar que el sitio es seguro. Los proveedores albergan sus aplicaciones en centros de datos de primera magnitud y con una gran capacidad, ventilación y prestaciones de seguridad. También emplean encriptación y lo último en protocolos de seguridad para garantizar la seguridad e integridad de los datos.
Conclusión

Cloud permite a las pymes centrarse más en la ejecución de sus negocios y menos en la gestión de tecnología. Elimina la necesidad de las compañías de comprar, desplegar y mantener TI. Su adopción ha traído un enfoque renovado al modelo de suministro de las aplicaciones, el conocido como Software as a Service (SaaS). Algunas pymes ven estos servicios como un ecualizador que les da la posibilidad de disfrutar de la misma funcionalidad de las aplicaciones que a los competidores de mayor tamaño, sin incurrir en grandes inversiones en tecnología y recursos. Este mercado está preparado para experimentar un crecimiento explosivo y el impulso principal de este aumento es el sector pyme.

Muchas grandes empresas multinacionales de TI ya tienen un paquete de ERP completo, que dirigen al negocio de las pymes. Hay diversas soluciones en el mercado de hoy en día que están diseñadas especialmente para pymes y subsidiarias de grandes corporaciones. La solución BusinessByDesign de SAP, por ejemplo, es un paquete integrado y completo que puede gestionar toda la empresa –desde finanzas hasta recursos humanos, ventas, compras, servicio al cliente y cadena de suministro–. Estas soluciones permiten un incremento en la eficiencia de toda la organización al hacer posibles procesos completos, proporcionar una visión a tiempo de la situación del negocio a través de analíticas e informes integrados, y acceso a la funcionalidad empresarial y de análisis en cualquier momento, en cualquier lugar y desde un amplio abanico de dispositivos móviles, con centros de datos altamente seguros que son gestionados, monitorizados y mantenidos por expertos. Además, se puede integrar con soluciones de SAP en modo on-premise cuando así lo requiera la empresa.

SaaS tiene un montón de ventajas y muy pocas desventajas. Para pequeñas compañías que quieren crecer y ser competitivas es, sin lugar a duda, una inversión inteligente. Cuando sus necesidades crecen, un modelo híbrido o integrado que combine la nube y on-premise es la solución ideal.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes