Por qué las grandes ideas son a menudo inútiles


La mayor parte de la gente cree que el éxito es hijo de las grandes ideas. Pero lo cierto es que no siempre es así. En realidad en el mundo de los negocios las grandes ideas son casi irrelevantes. Lo que de verdad importa es la habilidad para implementarlas y ejecutarlas. Geoffrey James razona en Inc. por qué las grandes ideas están desprovistas a veces de valor:

1. Hay millones de grandes ideas ahí fuera
Todo el mundo parece tener una “gran idea” para un negocio, un producto o cualquier otra cosa, por inverosímil que ésta sea. Navegamos en un proceloso océano de ideas y algunas empresas se están ahogando en él.

2. Las grandes ideas rara vez son únicas
Las grandes ideas emergen tanto de la cultura y lo que tenemos alrededor como de la creatividad humana. Si tenemos una “gran idea”, es muy probable que haya otras 10 empresas teniendo la misma idea al mismo tiempo.

3. Las grandes ideas no son reales hasta que se desarrollan
Una idea, por muy buena que parezca en nuestra mente, no es nada hasta que toma forma y se concreta en algo material. En el mundo de los negocios como en la vida, el diablo habita en los detalles y en lo que se refiere a las ideas, los detalles son mucho más importantes que la idea en sí.

4. Las grandes ideas no son productos
Si esa gran idea que tenemos en mente no toma la forma de un producto concreto, queda inevitablemente en agua de borrajas.

5. Las grandes ideas están carentes de sentido hasta que se implementan
Incluso las mejores ideas no tienen valor alguno hasta que alguien se toma la molestia de hacerlas reales. Por ejemplo, la idea de fabricar ordenadores sin teclado se remonta en realidad a los años 60, pero no tomó forma hasta que Apple decidió implementarla hace ahora tres años e inventó el iPad.

6. Las ideas de éxito son en su mayor parte recicladas
En el mundo real el éxito llama a la puerta de la empresa que mejor implementa y ejecuta una idea ya existente en el mercado, no a la puerta de la empresa que tiene la mejor idea. Empresas tan exitosas como Facebook y Google están basadas en realidad en ideas ya existentes en el mercado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows