12 increíbles superpoderes que te pierdes si no rooteas tu Android

Rootear Android libera todo el potencial de un teléfono o tableta. Tras el root puedes devolverle la vida a dispositivos obsoletos y hacer cosas que nunca hubieses creído posibles, como recuperar archivos borrados o cambiar la tipografía de la interfaz.
Rootear es una operación que permite adquirir poderes de superusuario. Con ellos puedes controlar el sistema y las aplicaciones de una manera mucho más completa, superando las limitaciones impuestas por Google y por el fabricante de tu móvil.Conseguir root en un teléfono o tablet Android es relativamente sencillo. Con utilidades como SuperOneClick o Unrevoked puedes rootear el sistema en cuestión de minutos. Hay excelentes tutoriales en la red que te cuentan como rootear modelos concretos de teléfonos o tablet.Debes saber que rootear Android es legal, aunque algunos fabricantes pueden poner pegas y anular la garantía del aparato si lo llevas a reparar tras haber conseguido root en Android. El root puede deshacerse con aplicaciones como Universal Unroot o bien a mano.Si te han hablado del root en Android y no estás seguro de si vale la pena intentarlo, quizá los 12 "superpoderes" que voy a mostrarte a continuación te convenzan para dar el salto a un Android mucho más libre y poderoso.

Recuperar fotografías y vídeos borrados en la memoria

Imagina que quieres recuperar una fotografía o un vídeo borrado en tu teléfono: estás lejos de tu PC y no hay herramientas integradas en Android que puedan conseguir algo así. Haría falta un milagro... o DiskDigger.


DiskDigger para Android es un recuperador de archivos increíblemente eficiente que requiere root para funcionar. Sin root, el acceso de bajo nivel al sistema de archivos de Android no sería posible, y por lo tanto tampoco podrías recuperar los ficheros.

Usar la tableta a pantalla completa, sin la barra de sistema

Todos los usuarios de tabletas Android saben lo molesta que puede llegar a ser la omnipresente barra de sistema, sobre todo a la hora de jugar, ver vídeos, navegar o leer libros. Por suerte, ahí está full!screen.

full!screen reemplaza la barra de sistema de Android por una barra invisible que funciona exactamente igual, pero que no cubre las demás aplicaciones. La única pega es que no muestras las notificaciones, pero se soluciona con el modo automático de la versión Pro.

Hacerte pasar por un iPhone, iPad o por... Windows

Chrome para Android, a diferencia de la versión de escritorio de Google Chrome, no tiene opciones para cambiar el user-agent (agente de usuario) del navegador, lo que impide un camuflaje muy útil para ver mejor algunas páginas web y para proteger la privacidad.
La práctica app Chrome User Agent permite cambiar la identidad de Chrome para Android para que se haga pasar por un iPhone, iPad u otro sistema operativo. Resulta imprescindible para visualizar correctamente algunas páginas.

Convertir el teléfono en un disco de arranque de emergencia

Piénsalo: tu teléfono o tablet es un pequeño disco duro portátil con puerto USB. Tu PC es capaz de arrancar desde discos USB. ¿Ves adónde quiero llegar? Exacto: puedes usar tu dispositivo Android como un disco de arranque.
DriveDroid convierte tu Android en un disco de arranque. Puedes descargar las distribuciones de Linux más populares desde su interfaz e incluso crear imágenes de disco en blanco para escribir datos desde el PC. ¿Qué necesitas? Root y un buen cable USB.

Quitar la publicidad de las apps (AdBlock Plus / AdFree)

La publicidad de algunas aplicaciones no solo gasta datos y batería, sino que además estorba. Si eres de los que nunca presiona la publicidad, ¿por qué no bloquearla del todo? Como puedes imaginar, en Android esto solo es posible si tienes los superpoderes de root.
AdBlock Plus para Android bloquea los anuncios tanto en redes WiFi como redes móviles (3G y 4G). Sus listas se actualizan periódicamente. Puesto que ADB+ no está en el market oficial, ten en cuenta que hay que instalarlo como archivo APK (aquí te explicamos cómo).

Cambiar las tipografías (fuentes) de Android

Algunos dispositivos Android permiten cambiar las tipografías de sistema (por ejemplo, las tabletas Samsung). Esta opción no está incluida de serie en Android, así que debe habilitarse a través de una aplicación aparte, como Font Installer, que requiere root.
Con Font Installer puedes elegir entre cientos de fuentes. La app dispone de vista previa e instalación en la tarjeta SD. Además de permitir la personalización definitiva, Font Installer es útil para quien desea utilizar una tipografía más accesible.

Calibrar la batería del móvil para mediciones más precisas

¿El indicador de batería de tu Android se ha vuelto poco fiable? Quizá haya llegado el momento de calibrar la batería, una operación necesaria tras instalar una nueva ROM en el dispositivo. Pero puede hacerse en cualquier otro momento si hay sospecha de problemas.
Battery Calibration, compatible con Android 2.1 o superiores, es un calibrador de batería muy fácil de usar: descargas la batería, la recargas hasta alcanzar el 100%, presionas el botón y esperas. Incluye también un práctico indicador de voltaje.

Decidir qué tipo conexión puede usar cada app

Por defecto, una aplicación de Android que necesita conexión usa cualquiera que esté disponible (a menos que tenga opciones para decidir lo contrario). Así, por ejemplo, no puedes decirle a un juego que solo se conecte a través de WiFi.
La mayoría de cortafuegos para Android, además de proteger el sistema contra intrusiones, permiten definir qué conexión puede usar cada app. Mi favorito es AFWall+, aunque también puedes usar DroidWall. Todos los cortafuegos para Android requieren root.

Apagar la pantalla sin que se desactiven las aplicaciones

¿Sabes qué pasa cuando apagas la pantalla mientras escuchas una canción con YouTube? Que la reproducción se detiene. Lo mismo pasa cuando transmites vídeo a una televisión a través del streaming HDMI, situación en la que los teléfonos se recalientan.

Screen Standby es una aplicación que te da pleno control sobre la pantalla de tu dispositivo Android: puedes apagarla sin suspender el móvil para que los sonidos sigan sonando y usar mandos a distancia a través de WiFi.

Cerrar aplicaciones para que Android vaya más rápido

La gestión de memoria de Android ha mejorado mucho con el paso de las versiones, pero no siempre cumple con su deber: hay aplicaciones que nunca se cierran, lo que se traduce en un mayor gasto de batería y un menor rendimiento a cambio de... ¡nada!
Greenify supervisa las aplicaciones en memoria y las "congela" cuando no las estás usando. Eso evita que las apps desodientes sigan consumiendo recursos útiles. Según sus autores, Greenify hace que la multitarea de Android se parezca más a la de iOS.

Conectar un pendrive para mover archivos

Piensa en lo cómodo que es conectar un pendrive al teléfono o la tablet y mover allí las fotos y vídeos que acabas de sacar. O un backup de todo tu teléfono. Pero esta característica, conocida como Mass storage, no está siempre está disponible en Android.
StickMount habilita la función Mass storage en los dispositivos Nexus y también otros teléfonos y tablets Android. Si tienes un cable USB / OTG, podrás entonces conectar directamente un disco USB a Android.

Hacer una copia de seguridad completa de tu móvil

Ni siquiera el mejor de los gestores de archivos puede hacer una copia de todo lo que contiene un teléfono o una tableta Android si el sistema no ha sido rooteado. Tras el root es otra historia, pero sigues necesitando una app de copias de seguridad a la altura.
La más popular, y quizá la app que ha impulsado a más personas a rootear su terminal, es Titanium Backup. No es la única aplicación de backups para Android, pero es la más popular. Entre otras cosas, ¡puede sincronizarse con Dropbox, Box y Google Drive!

Y hay más, mucho más... pero cuidado con la garantía

La lista no acaba aquí. Hay muchas más cosas que puedes hacer gracias al root, como desinstalar aplicaciones incluidas de fábrica, instalar nuevas ROM en el dispositivo o aumentar la velocidad del procesador (peligroso si se hace sin cuidado).
Pero antes de rootear tu móvil o tablet debes sopesar si lo que quieres conseguir vale la pena. Rootear no es una operación trivial, y a veces las cosas pueden salir mal. Además, los fabricante pueden invalidar la garantía si descubren que el terminal está rooteado.Así que allá va mi recomendación final: rootea únicamente dispositivos cuya garantía ha caducado y cuyas limitaciones empiezan a pesar demasiado; vale la pena aplicar root antes de dar por acabado tu dispositivo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos