34 razones por las que el marketing de contenidos cae a veces en saco roto


El marketing de contenidos está muy en boga últimamente y por eso muchos “marketeros” se están arrojando a sus brazos. ¿El problema? Que algunos se impacientan a la hora de subirse al tren del marketing de contenidos y ese tren no les lleva finalmente a ninguna parte.

¿Quiere saber por qué el marketing termina a veces fracasando?PR Daily enumera a continuación algunas razones:

1. El contenido se diseña sin tener en cuenta las características del público objetivo.

2. Alguien subestima los recursos realmente necesarios para crear contenido.

3. Nadie se preocupa de pensar en cómo debe ser la arquitectura del contenido.

4. El contenido se produce sin tener en cuenta cómo se ajusta al proceso de compra.

5. No se crea suficiente contenido.

6. No se escucha a la audiencia.

7. El contenido resulta excesivamente promocional.

8. El contenido es muy parco en originalidad.

9. Los creadores del contenido no conocen ni entienden a la audiencia.

10. El contenido se produce pensando única y exclusivamente en una etapa del proceso de compra.

11. La difusión del contenido se produce en el momento equivocado.

12. Los “shares” se convierten en un problema.

13. El contenido pensado inicialmente para una determinada plataforma se muda a otro canal sin hacer los ajustes necesarios.

14. El contenido no está aderezado con llamadas a la acción suficientemente atractivas.

15. No hay una estrategia de palabras clave detrás.

16. El diseño de las landing pages es pobre.

17. La generación de “leads” y los costes por consumidor adquirido no están incluidos en las métricas de la campaña.

18. Hay un “descuadre” entre la voz del contenido, el público objetivo y la organización.

19. Los tests A/B se ignoran por completo.

20. Los datos y las conversaciones se dejan en un segundo plano.

21. El “arte” viene primero, el negocio después.

22. Se fijan plazos de tiempo poco realistas.

23. Existe el deseo de estar en todas las plataformas y todos los medios sin preocuparse de hacerlo bien en todos los canales.

24. Los directivos no entienden el sentido del marketing de contenidos.

25. El equipo de marketing se obsesiona con alcanzar la perfección a través del contenido.

26. El equipo de marketing encargado de los contenidos tiene poca experiencia.

27. Hay contenido de gran calidad, pero éste termina naufragando porque la marca no cuenta con una comunidad lo suficientemente grande.

28. El contenido ofende al público objetivo al que quiere dirigirse.

29. El contenido se plagia.

30. No hay objetivos claros.

31. Todo sucede demasiado rápido.

32. Después de que la campaña se lance, nadie se preocupa de realizar los ajustes necesarios basándose en los datos recopilados a posteriori.

33. El contenido producido no educa, no gusta, no fascina, no entretiene y no ayuda al público objetivo.

34. A nadie se le ocurre optimizar el contenido para los motores de búsqueda.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows