Analítica web: mide para triunfar


Una de las principales ventajas de la presencia online es que prácticamente todo lo que hagamos en Internet podemos medirlo y analizarlo, y saber con detalle si los resultados obtenidos son buenos o malos. Cualquier cosa. Ya sean visitas, tiempo en el sitio, ventas o ratios de conversión, nivel de popularidad, reputación online y/o prestigio de la marca, todo tiene sus métricas. Tan solo hay que definir qué queremos saber y cómo extraer la información.

Los procesos de analítica web son críticos y estratégicos para todas las pymes que tengan presencia online. Y como tal, también es fundamental definir qué es lo que queremos analizar, para saber cómo lo estamos haciendo en la Red; esto es, definir los KPI (Key Performance Indicators).

Independientemente de cómo estén definidos estos y la información que nos permitan sacar, hay que tener en cuenta que tan solo vamos a analizar datos, y que estos hay que situarlos en su contexto y extrapolar las conclusiones. No es tan importante, por ejemplo, decir que tenemos X visitas, como poner en contexto esta información y ver que hay un aumento mensual del Y% en las mismas; este dato sí que es importante, ya que implica un crecimiento continuado y progresivo en el tiempo, lo cual indica que lo estamos haciendo bien.

Usabilidad y experiencia de usuario

Autoevaluación de la web, a todos los niveles: usabilidad, navegabilidad, diseño, hay que saber si los usuarios se sienten cómodos navegando por la web. Y por supuesto poder realizar un análisis de la situación actual de la web respecto de la competencia, a partir de los resultados obtenidos y su situación en el contexto temporal y del mercado.

Conociendo a nuestros clientes

Mediante la analítica web podemos saber el perfil de nuestros clientes; qué es lo que quieren, que páginas, productos o contenidos son los que más les interesan y cuál es su comportamiento ante determinados contenidos.

Retorno de la inversión

Hay que analizar si los resultados están cumpliendo las espectativas esperadas en la estrategia inicial, y modificar los aspectos que sean necesarios para que estos se cumplan.

El ‘Big Picture’ de nuestro negocio

Poner los datos analizados en un contexto temporal, trasladarlos a la situación económica actual o al comportamiento del mercado y de la competencia en un determinado momento nos puede dar una idea de nuestra posición en la Red y de las posibilidades que tenemos de crecimiento con nuestros clientes y potenciales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes