Analítica web: mide para triunfar


Una de las principales ventajas de la presencia online es que prácticamente todo lo que hagamos en Internet podemos medirlo y analizarlo, y saber con detalle si los resultados obtenidos son buenos o malos. Cualquier cosa. Ya sean visitas, tiempo en el sitio, ventas o ratios de conversión, nivel de popularidad, reputación online y/o prestigio de la marca, todo tiene sus métricas. Tan solo hay que definir qué queremos saber y cómo extraer la información.

Los procesos de analítica web son críticos y estratégicos para todas las pymes que tengan presencia online. Y como tal, también es fundamental definir qué es lo que queremos analizar, para saber cómo lo estamos haciendo en la Red; esto es, definir los KPI (Key Performance Indicators).

Independientemente de cómo estén definidos estos y la información que nos permitan sacar, hay que tener en cuenta que tan solo vamos a analizar datos, y que estos hay que situarlos en su contexto y extrapolar las conclusiones. No es tan importante, por ejemplo, decir que tenemos X visitas, como poner en contexto esta información y ver que hay un aumento mensual del Y% en las mismas; este dato sí que es importante, ya que implica un crecimiento continuado y progresivo en el tiempo, lo cual indica que lo estamos haciendo bien.

Usabilidad y experiencia de usuario

Autoevaluación de la web, a todos los niveles: usabilidad, navegabilidad, diseño, hay que saber si los usuarios se sienten cómodos navegando por la web. Y por supuesto poder realizar un análisis de la situación actual de la web respecto de la competencia, a partir de los resultados obtenidos y su situación en el contexto temporal y del mercado.

Conociendo a nuestros clientes

Mediante la analítica web podemos saber el perfil de nuestros clientes; qué es lo que quieren, que páginas, productos o contenidos son los que más les interesan y cuál es su comportamiento ante determinados contenidos.

Retorno de la inversión

Hay que analizar si los resultados están cumpliendo las espectativas esperadas en la estrategia inicial, y modificar los aspectos que sean necesarios para que estos se cumplan.

El ‘Big Picture’ de nuestro negocio

Poner los datos analizados en un contexto temporal, trasladarlos a la situación económica actual o al comportamiento del mercado y de la competencia en un determinado momento nos puede dar una idea de nuestra posición en la Red y de las posibilidades que tenemos de crecimiento con nuestros clientes y potenciales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux