Las mejores herramientas de sandbox para Windows

sandbox para Windows

A todos nos gusta probar programas nuevos en Windows pero no siempre lo hacemos con la debida precaución. Para evitar sustos o conflictos entre un programa de prueba y Windows, una buena solución es usar una herramienta de sandbox.
Probar un nuevo programa de Windows es algo que hacemos habitualmente, pues cada día surgen cientos de nuevas utilidades y juegos que mejoran los actuales y ante los que no podemos resistirnos. Sin embargo, aunque la mayoría están bien y no tenemos de qué preocuparnos, en ocasiones surgen algún programa díscolo que provoca un fallo de funcionamiento en Windows o lo deja inutilizado. Para evitar esta clase de problemas, que puede darse a nivel personal o en entornos productivos de testeo profesional de software, hay varias soluciones posibles: usar máquinas virtuales, emplear la restauración del sistema o alternativas similares o acudir a la tecnología sandbox, de la que ya hemos hablado en el pasado. Hoy veremos algunos ejemplos de herramientas de sandbox para Windows.
La tecnología sandbox consiste básicamente en crear un entorno virtual estanco donde correr programas o procesos sin que se relacionen directamente con el resto del sistema. De esta forma, puedes ejecutar un programa totalmente funcional y, en caso de fallar, no afectará a los demás programas ni al sistema operativo. Esta tecnología ha existido desde mucho pero no se ha hecho popular hasta su utilización en OS X y en un navegador web tan popular como Google Chrome. Las ventajas de usar sandbox son muchas, principalmente relacionadas con la seguridad y su fácil adopción en comparación otras tecnologías. Veamos las mejoras herramientas de sandbox para Windows.

Sandboxie

Empezamos por la herramienta más popular para realizar sandboxing en Windows. Sandboxie es increíblemente fácil de usar y muy intuitiva, por lo que no te costará nada aprender a sacarle provecho. Como ocurre en este tipo de programas, te servirá para prácticamente cualquier aplicación, desde programas a juegos, utilicen o no Internet. Además, permite exportar los archivos creados dentro de la sandbox para usarlos en Windows, ya que por defecto todos los ficheros creados se eliminan. Puedes probarla por un tiempo limitado y adquirir una licencia para uso personal por 22,15$ o 15€.

iCore Virtual Accounts

Otra opción a tener en cuenta es iCore Virtual Accounts. Como en el caso anterior, crea un espacio virtual aislado para ejecutar programas concretos, es compatible con la mayoría de programas, incluyendo navegadores web o juegos, apenas se nota su consumo de recursos y es muy fácil de usar y gestionar, pudiendo crear dos o más espacios virtuales para distintos usos. Entre sus ventajas, permite crear una versión personalizada de sandbox para que se ajuste al máximo a tus necesidades antes de instalarla.

Evalaze

Disponible en tres versiones diferentes, una de ellas gratuita, Evalaze ofrece un entorno muy sencillo para virtualizar aplicaciones sin necesidad de afectar a Windows. En su página oficial verás una lista de aplicaciones compatibles, si bien puedes probar por tu cuenta con programas o juegos concretos. El proceso es muy ágil con ayuda de un práctico asistente que te guía paso a paso sobre qué tienes que hacer.

sandbox para Windows

BufferZone

Algo más completa es BufferZone, que permite crear espacios virtuales para tus programas y realizar un sinfín de acciones, como acceder a páginas web, abrir mensajes de correo y archivos adjuntos dentro de estos espacios virtuales, hablar por mensajería instantánea de forma segura e incluso compartir archivos a través de redes P2P. En este sentido, BufferZone actúa como una especie de filtro entre tus programas y los posibles peligros de Internet. Además, como ocurre con las máquinas virtuales, permite crear una captura o snapshot para restaurar la configuración del espacio virtual en caso que se dañe por el mal funcionamiento de un programa.

Browser in the Box

En esta ocasión, Browser in the Box está especializado únicamente en navegar por Internet de forma segura. Para ello, esta herramienta de sandbox para Windows crea un espacio virtual en el que correr el navegador web, que no es más que una máquina virtual VirtualBox con Debian Linux y Firefox. Aunque el consumo de recursos es alto, al ejecutar dos sistemas operativos a la vez, garantizas que la navegación será segura y no descargarás o instalarás ningún programa dañino, ya que puedes restaurar la máquina virtual en cualquier momento. De todas formas, en caso que creas que los archivos descargados son seguros, puedes extraerlos de Browser in the Box a Windows.

Comodo Internet Security

Esta completa suite de seguridad de Comodo ofrece todo tipo de herramientas, como antivirus, cortafuegos, antispyware, protección en el arrancado y, además, un práctico módulo para ejecutar aplicaciones bajo sandbox. Al igual que el resto de opciones de Comodo Internet Security, crear un espacio virtual o sandbox es muy fácil. Tanto como ir a "Sandbox Tasks" y hacer clic en el botón "Run Virtual". Tras elegir el ejecutable que quieres iniciar buscándolo directamente en el Explorador de Windows, éste se iniciará en modo protegido. Por otro lado, puedes hacer lo mismo directamente desde el Explorador de Windows haciendo botón derecho en ese ejecutable y seleccionando la opción "Run in COMODO Sandbox".

Cameyo

Otra opción a tener en cuenta es Cameyo, que permite convertir cualquier programa en una versión portable que incluye dentro de un único ejecutable todos los archivos necesarios para que ese programa funcione. En este sentido, Cameyo crea un sandbox que permite usar programas sin afectar a Windows, por lo que es otra solución posible de sandbox para Windows muy práctica y fácil de implementar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux