¿Qué es el ‘Real-Time Bidding’?


En Internet puedes anunciarte de muchas formas diferentes, una de ellas es la publicidad gráfica digital, que puede dividirse en publicidad en buscadores y publicidad display. Un ejemplo de herramienta que explota este formato es Google Adwords. Las formas de pago suelen dividirse en: CPM (Coste por Mil impresiones), CPC (Coste por Clic), CPL (Coste por Lead o registro), CPA (Coste por Adquisición o Venta) o CPV (Coste por visionado).

Al principio, como anunciante, si querías hacer una campaña de publicidad online elegías el medio (web, portal o blog), se acordaba un precio (CPM) y te anunciabas. Si la campaña funcionaba repetías y si no cambiabas de medio.

El Real-Time Bidding es un sistema de publicidad basado en pujas en tiempo real por cada una de las impresiones de un anuncio en cada espacio publicitario de una página web. Se basa en el famoso Big Data, donde el sistema identifica los datos de los usuarios que visitan las webs y se anuncia en función de ellos tanto en webs como en móviles.

¿Cómo funciona el ‘Real-Time bidding’?

Pongamos un ejemplo práctico:

Si un usuario visita una web, y la información que se almacena en forma de cookie es relevante para las empresas que publicitan, éstas reciben una oferta por la que pueden pujar en base a ese perfil. En ese momento los anunciantes valoran la solicitud de oferta y pujan para que aparezca su anuncio en la página. Una vez recibidas las ofertas el editor selecciona la oferta que le interesa. Sorprendentemente esto ocurre en apenas unos cientos de milisegundos. Una vez elegido el ganador de la puja, es introducido su anuncio en la página web y es informado de la publicación de su anuncio.



Flujo de puja y adquisición de espacio publicitario entre un visitante a una web, la propia web, los anunciantes y la plataforma de pujas

¿Qué ventajas ofrece este sistema de pujas?

Maximizas tus ingresos si eres un soporte: al vender a los anunciantes las impresiones de manera individualizada maximizas los ingresos ya que le estarías aportando tráfico de calidad, cosa que no ocurre cuando se contrata publicidad por bloques en base a estimaciones o a impresiones generales.

Ahorro de costes para anunciantes: al optimizar nuestro anuncio al perfil de cliente al que queremos dirigirnos, los costes de reducen considerablemente. En especial cuando tenemos en cuenta factores como el CTR, siendo en este caso mucho mayor que en cualquier otro sistema de publicidad digital.

Altísima segmentación: elegimos directamente al perfil de usuario al que queremos impactar, lo cual maximiza la eficacia de nuestras campañas de marketing digital.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010