Magix Music Maker 2014 un gran programa para hacer tu música, fácil e intuitivo

Voy a hacer una serie de artículos sobre este programa. Los mismos serán una especie de tutorial superficial para ir viendo cómo funciona el programa desde su inicio. Para ello os aclararé que yo tampoco había utilizado este software previamente y gracias a Magix, que me ha dado la oportunidad de probarlo intentaré descubrir y descubriros el funcionamiento y los entresijos de esta aplicación.


Para ponernos en danza os comentaré que tengo un PC DAW silencioso que me montaron en PC-Chollos orientado a la grabación y edición de audio. Con esto quiero explicar que no voy a tener problemas de funcionamiento con la aplicación.

Lo primero que llama la atención es lo simple y amable de la pantalla al abrirlo. Se basa en un sistema de celdas o compases sobre los que trabajar.



La pantalla se divide principalmente en dos partes, la zona superior donde aparece la cuadrícula que sería la zona de trabajo:


Y una zona inferior donde estarían todas las herramientas para trabajar que serían las siguientes:

- Soundpools: aquí encontramos toda una serie de “loops” clasificados por estilos e instrumentos. Al pinchar en cualquiera de ellos empezaran a sonar para poder elegir cual nos gusta más a la hora de subirlo a la zona de trabajo. Para ello simplemente tenemos que arrastrar de su ubicación a las celdas y los situaremos donde queramos para arma nuestro tema. Estos son tanto archivos de audio como secuencias MIDI asociadas a su correspondiente instrumento que como más tarde veremos son completamente modificables. Hay además una columna con la leyenda “Grados” se refiere al tono del Loop o secuencia. Es decir el mismo Loop puede ser reproducido y transportado en el tono que nosotros decidamos.


- Administrador de archivos: Es un administrador de archivos como otro cualquiera que nos permite navegar sin tener que salir de la aplicación para buscar archivos de audio, midi, sesiones de Music Maker, etc.


- Instrumentos: El programa trae de por si una importante variedad de instrumentos con una muy buena calidad: DN-e1 Synth, Drum Engine, Electric piano, Jazz Drum, Pop brass, Power Guitar, Revolta 2 Synth, Vintage Organ y Vita 2. Todos repletos de sonidos. Además nos da la oportunidad de añadir más instrumentos VST.


- En la misma pestaña nos ofrece unos “Sintetizadores de Objeto” para crear loops, secuencias, etc. Una especie de Groove Box-es.


- Teclado: Un teclado operativo que te permite grabar MIDI con el mismo teclado del ordenador. Desde esta ventana puedes elegir también el instrumento asociado al mismo y el tamaño de las teclas en los botones que aparecen a derecha e izquierda del teclado.

- Plantillas: Toda una serie de plantillas para elegir con efectos preestablecidos de audio, vídeo y otras cosas que, de momento no tengo muy claro cómo funcionan o su utilidad, pero las iremos viendo.


- Controlador: Esta última pestaña te da “control” sobre los clips que hayas creado en la zona de trabajo. Si el clip es MIDI se convertirá en un editor MIDI, en caso de ser audio te permite aplicar efectos 


- Mezclador: Presionando la tecla “M” nos aparecerá el mezclador donde podremos controlar las pistas completas para su mezcla. Volumen, panorámico, efectos, etc. 


En la última celda del mezclador cuenta con una tecla de masterización donde podemos elegir entre varios presets, modificarlo como nos parezca e incluso coger audios de referencia para que tome como muestra para el master.


- Afinador vocal: Presionando la tecla “S” nos aparece el afinador que nos edita audio como si fueran eventos MIDI y podemos cuantizar, trasponer, etc. En resumidas cuentas moverlos a nuestro antojo.


- Bastidor de efectos: Presionando la tecla “B” se nos abre el bastidor de efectos. Podemos activar o desactivas el efecto que queramos y modularlo a nuestra voluntad. Además de estos, con el botón derecho podemos activar otra serie de efectos como amplificadores virtuales de guitarra, pedaleras….



En definitiva una infinidad de posibilidades que me han sorprendido tanto por su calidad como por la facilidad de uso. Tengo que reconocer que la genta Magix ha hecho un trabajo estupendo con este software. Permite la posibilidad de crear tus propias canciones sin necesidad de tener excesivos conocimiento musicales. Los resultados son realmente sorprendentes y rápidos, te permite además experimentar y aprender con las diferentes posibilidades de utilización de efectos, cambios de tonos, variaciones de tempos y la posibilidad de grabar pistas de audio externas como voces, guitarras o cualquier otro instrumento. En realidad se asemeja mucho a un DAW tipo Cubase o Sonar.




Mientras escribía este artículo he estado enredando un poco con el Magix Music Maker y he creado algo que se ve así:

Y se escucha...... 


Tenéis una versión de prueba durante 30 días en: 

Muchas gracias a:



Un saludo y espero vuestros comentarios.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes