11 razones para borrar a un amigo de tu Facebook

Si sufres al cargar tu muro, la causa no es Facebook, sino la gente que tienes agregada. ¿Necesitas motivos para hacer limpieza de contactos? Te voy a dar 11.

Usar Facebook puede ser muy estresante. Es una habitación con cientos de personas que van a leerte y juzgarte, y que a veces van a meter la pata hasta el fondo. Hay días en que parece una casa de locos, y otros en que se vuelve un desierto concurrido.

Para mantener la cordura, he optado por mantener mi perfil de Facebook por debajo de las 150 personas. Hago limpiezas periódicas de contactos cuando veo que la calidad de mi muro no es la deseada. Y también para evitar otros problemas.

No se trata de ser asocial, sino de todo lo contrario: podar la propia lista de contactos asegura una experiencia social de mayor calidad y profundidad, y evita que llegue el duro momento de cerrar la cuenta para siempre.

Para que tu poda sea efectiva, te doy 11 motivos para esgrimirlos en tu defensa a la hora de eliminar a un amigo de tu cuenta de Facebook:

Porque pareces un espía del KGB

"Hay contactos que te siguen y nunca comentan tus estados, pero que marcan “Me gusta” en todo. Admítelo, tú también lo has hecho alguna vez, bien para congraciarte a alguna chica, bien para mantener viva esa llamita de amistad que estaba a punto de apagarse. Que sepas que hacer eso da miedo. Deja de seguirme así o te voy a quitar."

Porque no pareces una persona real

"¿Cómo voy a tomarte en serio si en tu perfil pone que vives en el Polo Sur, que tienes 47 hermanos y que trabajas para Lex Luthor? No solo eso, sino que además no hay ninguna foto en la que se vea tu cara, y el nombre que usas está inventado. Perdona que te borre, pero ya veo suficientes personajes ficticios cuando leo mis cómics."

Porque te portas mal en mi muro

"Pones en mi muro imágenes desagradables o mensajes incomprensibles. Luego, cuando participas en las conversaciones, insultas a mis amigos o los bloqueas. ¿Pretendes que me guste todo eso? Pues estás equivocado. Te digo lo que vamos a hacer: yo te quito y ese café lo tomamos en la vida real."

Porque no me felicitas los cumpleaños pero me invitas a eventos

"Mira que Facebook lo pone bien fácil para felicitar el cumpleaños de alguien, ¿eh? Basta con hacer clic y escribir algo. Así de fácil. Pero no, no lo has hecho (ni siquiera tarde). Paciencia. Lo que no puedo tolerar es que luego de ignorar el día más importante, procedas a invitarme a un evento. ¿Qué soy, carnaza para tus fiestas?"

Porque lo que compartes me disgusta

"Para. En serio, para. Deja ya de publicar fotos de perros mutilados, vídeos de mal gusto y citas de Paulo Coelho. ¿Por qué lo haces? Quizá te haya emocionado a ti, pero eso no quiere decir que la reacción vaya a ser igual en tus contactos. Puedo ocultar una, dos, incluso tres de tus actualizaciones, pero si reincides, te quitaré."

Porque no te conozco en la vida real (o te he conocido y…)

"Te agregué porque te vi en los comentarios de una actualización de un amigo y pensé “Mira qué majo, creo que podríamos ser amigos”. Luego empezaste a comentar mis fotos de boda y a merodear por mis publicaciones pasadas. Cuando finalmente te conocí en persona, pude confirmar que no quiero tener nada que ver contigo."

Porque te tengo por mera obligación

"Eres mi madre. O mi suegra. O mi jefe. Entiéndelo, Facebook está hecho para relaciones horizontales -y no me refiero a la cama-. Si vas a comentar en mis actualizaciones, ¿cómo voy a poder contradecirte? No me sentiré a gusto. Y si un día quiero decir que esa lasaña era terrible o que he tenido un día muy estresante en el trabajo, ¿qué?"

Porque perteneces a una parte dolorosa de mi pasado

"Eras un amigo de mi ex. O un antiguo compañero de trabajo. El caso es que te añadí porque estabas relacionado con esa persona que ya no quiero, con ese trabajo que dejé a malas. No hablamos mucho, y nos veíamos solo en circunstancias limitadas. No es nada personal, tan solo perteneces a un pasado que quiero olvidar."

Porque cambias constantemente tu perfil

"Tus continuos cambios de foto de perfil y cabecera me han cansado. Desde que Facebook permite editar entradas y comentarios, los modificas constantemente. Borras comentarios y entradas si ves que no han tenido suficientes “Likes”, ocultas y desocultas información, cambias datos personales… Ya no sé qué pensar de ti."

Porque en realidad deberías usar una página

"Eres una estrella de… bien, no sé muy bien de qué eres una estrella ni por qué eres famoso, pero te voy a decir una cosa: necesitas una página, no un perfil. Y más si tienes cara de tienda o un logotipo en lugar de una foto de tu cara. ¿Serías tú amigo de un libro en la vida real? ¿No, verdad? Pues mira, entonces ya me entiendes."

Porque he tenido un mal día y punto

"Y por eso, quizá, he escrito este artículo. Seguro que eres una persona genial, divertida y creativa, alguien que borda sus actualizaciones como el mejor de los comediantes. Todo eso me gusta, pero a veces tengo mis momentos asociales, momentos en que desearía estar solo. Si entro y se me cruza una neurona, caerás. Lo siento. Hablemos."

¿Qué otros motivos se te ocurren para "desamigar" a alguien?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010