Quirky: productos inventados por personas como tú


Trabajo para hacer que los inventos sean accesibles por la sociedad
Este es el mantra de Ben Kaufman, fundador de Quirky. Una plataforma que posibilita que las ideas de cualquier persona se conviertan en productos reales e innovadores.

¿Cómo funciona?

Con un proceso muy claro y estructurado:

  • Envía tu idea. Da igual que sea un garabato, una fórmula química o un “¿no sería genial si…?”. Compartir una idea es el primer paso para hacerla realidad.

  • Ayuda a decidir. Se envían miles de ideas a la plataforma cada semana. Elegir cuáles son las mejores, está en manos de la comunidad.

  • Influye y gana dinero. Puedes participar decidiendo el color de un producto o resolviendo un problema de ingeniería.

  • Hazlo realidad con Quirky Manufacturing. Utilizan algunas de las mejores técnicas de fabricación de la actualidad para crear productos de alta calidad.

  • El mundo prospera. Finalmente, llega al mercado un invento que posiblemente no existiría sin tu ayuda. Y, además, puedes gastarte el dinero que has conseguido en lo que quieras.
Y su ritual semanal. Cada jueves, congregan a un grupo de expertos de la industria, amigos y miembros de la comunidad a sus oficinas centrales en Nueva York. Mientras comparten unas cervezas, asisten en vivo a las mejores ideas que se han registrado en la plataforma. Y antes de volver a casa, ya han elegido el siguiente grupo de productos en el que van a comenzar a trabajar, en función de su exclusividad, complejidad de fabricación y propiedad intelectual.

Una comunidad donde todos ganan

Este nivel de innovación sólo es posible gracias a un modelo basado en la colaboración estrecha con la comunidad, sustentada en dos pilares:

  • La confluencia y compatibilidad de los intereses entre los diferentes agentes que participan y colaboran en la plataforma.

  • La configuración de la red de colaboradores.
Las motivaciones que empujan a contribuir a los miembros de la comunidad son diversas, aunque están íntimamente relacionadas:

  1. Satisfacción. Que una idea o contribución tuya termine siendo una parte importante de la creación de productos tan originales como los de Quirky, genera un sentimiento de autorrealización.

  2. Retribución. A nadie le gusta regalar su tiempo para que otros se lucren, por eso a cada miembro se le atribuye un porcentaje del valor final del producto, de acuerdo a su contribución.

  3. Entretenimiento. La mecánica de participación en Quirky tiene un punto de diversión, de juego, haciendo más amena y atractiva la participación.

  4. Acceso a productos únicos. Si uno quiere disponer de productos innovadores que le facilitarán la vida, ¿qué mejor manera que contribuir a que existan?

  5. Empoderamiento de la comunidad. Cada persona tiene la posibilidad de asumir diversos roles a voluntad, cada uno con un nivel distinto de implicación y esfuerzo. Además del clásico rol de comprador, cualquier miembro puede adicionalmente compartir ideas, votar nombres de productos, responder encuestas o proponer diseños.

  6. Reglas: la confianza en Quirky no radica sólo entre las personas, sino en las reglas que rigen plataforma. Los usuarios compartirán gustosamente sus ideas para nuevos productos siempre y cuando haya detrás unas normas que les aseguren una justa recompensa (acorde a su nivel de dedicación y calidad de sus aportaciones); y transparencia a la hora de aplicarlas.

Un modelo empresarial innovador

La plataforma dispone de diversas ventajas como el hecho de no asumir ningún tipo de coste o riesgo al participar en la comunidad, lo que reduce las barreras de entrada y el coste de oportunidad. ¡Más fácil imposible!
Sus números como compañía lo dicen todo:

  • 140 empleados con unos ingresos de 50 millones de dólares en 2013.

  • 335 productos desarrollados desde su fundación en 2009. Ejemplos como “Porkfolio”, un cerdito-hucha que te ayuda a ahorrar o “Pivot Power Genius”, un ladrón flexible que permite encender los dispositivos enchufados a él desde cualquier lugar a través de tu smartphone.

  • 409,000 inventores participando en la comunidad, junto con 188 socios distribuidores para poner los productos en el mercado.
En lo relativo a la propiedad intelectual, Quirky custodia la patente, mientras que los inventores e “influenciadores” del proyecto reciben las correspondientes comisiones derivadas de las ventas del producto.
En definitiva, un modelo empresarial innovador que atrae a otras empresas como Target Corporation, Bed Bath & Beyond o Verizon, que ya son clientes de la plataforma. El reciente acuerdo de colaboración con General Electric, va a permitir el uso de miles de patentes para desarrollar nuevos productos en Quirky, principalmente en el ámbito de los dispositivos para hogares inteligentes.
Que las empresas abiertas sean capaces de innovar más y mejor no es una casualidad. Cuando se encomienda a una comunidad la producción de valor, tan importante son los agentes y elementos que se conectan, como la configuración y vinculación de dicho entramado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010