Somos más “simples” de lo que parece: solo percibimos cuatro emociones


Científicos de la Universidad de Glasglow determinan cómo clasificamos las emociones que percibimos en el rostro de otra persona. Este sistema de "señalización" es más simple de lo que se pensaba anteriormente, pero resulta fundamental para empatizar con otros individuos.

Cuando vemos la cara de otra persona, podemos percibir si está triste o contenta o por el contrario, si muestra angustia o enfado. ¿Pero cómo somos capaces de reconocer las expresiones faciales e interpretarlas de manera psicológica, para así comprender las distintas emociones?

A lo largo del tiempo, los seres humanos han dividido estas emociones en una gran variedad de categorías. Sin embargo, estudios más recientes reducirían esta clasificación a solo seis tipos de emociones, en base a las cuales nuestro cerebro puede distinguir y diferenciar qué siente otra persona en ese mismo momento.


Por ejemplo, si vemos este rostro en la conocida película Home Alone, sabríamos reinterpretar qué está pasando por la cabeza de la mujer en ese momento. Y es que a lo largo de la historia, las expresiones faciales se han ido modificando por presiones evolutivas de carácter biológico y social.Los rasgos faciales han ido variando por presiones evolutivas biológicas y sociales

Este "diseño a la carta" de nuestros rasgos faciales para mostrar las emociones que sentimos es importante, ya que resulta fundamental para interaccionar socialmente con otras personas. No actuaremos de la misma manera si vemos una cara enfadada que si nos encontramos con una persona feliz, ¿no es cierto?

Para entender cuál es el mecanismo comunicativo que existe entre las expresiones faciales y la percepción emocional que recibe nuestro cerebro, científicos de la Universidad de Glasglow diseñaron un experimento en el que participaron 60 observadores. Sus resultados han sido publicados ahora en la revista Current Biology.



El Hormiguero (Flickr)

El estudio ha permitido concluir que la categorización de las emociones es más sencilla de lo que parecía. Al tratar de "modelar" las expresiones que los observadores veían, y cuantificar y clasificar las reacciones, los científicos de Glasgow vieron cómo en realidad, solo percibimos cuatro tipos de emociones: feliz, triste, miedo/sorpresa y disgusto/enfado.Esta señalización es fundamental para empatizar con la otra persona

Este sistema más simple de señalización y comunicación indica que inicialmente, emociones como el miedo o la sorpresa son recibidas por nuestro cerebro de manera más similar de lo que parecía. Esto mismo ocurre con las caras que expresan disgusto o enfado.

La categorización de las emociones que vemos es una forma de interacción social importante. De esta manera, somos capaces de empatizar con otras personas en función del estado de ánimo que nuestro cerebro percibe. Al contrario de lo que pensábamos, esta clasificación es más sencilla de lo que la neurociencia y la psicología pensaban anteriormente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes