Google Now y Cortana asfixian a Siri

 CNET
Siri llegó como la gran revolución, pero cayó en la intrascendencia. Cortana le ha igualado y Google Now le ha superado dentro de los asistentes personales.
Tras la llegada ayer de Cortana como parte de Windows Phone 8.1, se cierra el círculo. Las tres grandes plataformas ya tienen su propio asistente personal. Cada una de forma distinta, cada una aprovechando de diferente forma sus capacidades. Ayer en AppleWeblog ya hablaron de cómo se queda Siri frente a los otros dos asistentes. Opino de forma casi idéntica: el emperador se ha quedado desnudo. Y no soy el único niño que se atreve a decirlo.

Siri

Siri
Llegó en 2011 durante la presentación del iPhone 4s, conquistó corazones de unos y cosechó silenciadas envidias de otros. Un asistente de voz virtual que fuese capaz de comprender lenguaje natural parecía la panacea, the next big thing. Cualquier tecnológica hubiese firmado aquella mañana de octubre —con su propia sangre e incluso con la del vecino— poder presentar al día siguiente una alternativa válida del estilo de Siri. Así que no tardaron en ponerse el mono de trabajo.
Siri nació de SRI International, antes conocido como Stanford Research Institute, empresa californiana que 40 años antes impulsó los primeros ensayos de la interfaz gráfica de escritorio en computadoras o el ratón. El proyecto lo financió DARPA y fue bautizado como "el mayor proyecto de inteligencia artificial creado hasta la fecha". Leído en 2014, un buen síntoma de lo rapidísimo que avanza la tecnología.
Siri es tan invisible que ha caído en la intrascendencia.Con el paso del tiempo se han ido añadiendo funciones a Siri usando Google, Bing, Wolfram Alpha, New York Times, Yelp, Yahoo!, OpenTable, CitySearch, RottenTomatoes, MovieTickets, LiveKick, etc. El problema: Siri ha caído en el olvido. Ahora vive cosida a la intrascendencia. En parte le mató el hype, en parte no fue capaz de ser una solución a largo plazo. ¿Cuántos usuarios de iPhone la usan con regularidad? ¿Qué valor añadido real ofrece? ¿Cuántos llorarían de verdad su pérdida? ¿Cuántos hablan de lo que les ha ayudado Siri en comparación con los que hablan de Google Now? De ello ya hablaron Business Insider o The Atlantic. No sé a ustedes, pero a mí ya me salen demasiados peros y asteriscos.
Quizás también le mató en una tercera parte ser tan invisible que no se recuerda su existencia. Su interfaz sólo aparece cuando pulsamos prolongadamente el botón Home. No hay más signos de su presencia. Tal vez se podría haber buscado una fórmula no intrusiva que recordara al usuario que está ahí. Lo cual nos lleva al siguiente punto...

Google Now

Asistentes personales - Asistentes personales - Asistentes personales - Asistentes personales - Asistentes personales
Tras ver a Siri en acción, estaba claro que había que mejorar como fuese Google Voice, vitaminarlo. Y así llegó en julio de 2012 con Android 4.1 Jelly Bean. Pero lo verdaderamente interesante llegó el 29 de octubre de 2012, cuando los comunicados de prensa que sustituyeron al evento suspendido por el huracán Sandy en Nueva York anunció Android 4.2 Jelly Bean y la llegada del Nexus 4. Aquel día llegaron las tarjetas de Google Now, que se unían al reconocimiento de lenguaje natural en las búsquedas por voz.
Lo invisible de Google Now es la sincronización y la agregación de datos.Tarjetas que básicamente eran pequeñas cartas que mostraban información extraída y procesada de nuestra cuenta de Gmail. Reservas de hoteles y restaurantes, paquetes pendientes de recibir, información de vuelo, etc. También hacía uso de nuestro historial de búsqueda para mostrar películas, conciertos y demás que pudieran interesarnos. Al poco llegaron aún más novedades: búsqueda por cámara en museos (eliminada en la actualización 2.5), tarjetas de embarque recibidas en Gmail, clima en destinos de viajes próximos, recordatorios de cumpleaños de amigos... Yo ya me mojé unas semanas después de su llegada: Google Now era la clave del futuro de Google.
Próximas reuniones, rutas y tráfico hasta nuestras próximas citas, resultados deportivos... Google Now es envolvente, si lo usamos siempre está presente en forma de widget, y a la vez es discreto porque funciona en segundo plano. Parte de la gracia de Google Now es no tener que entrar nunca a añadir nada. Quizás esa sea la verdadera tecnología invisible en un smartphone: lo invisible es la sincronización y agregación de datos, no la interfaz en sí misma.

Cortana

Asistentes personales - Asistentes personales - Asistentes personales
Por si fuera poco para Apple con el agravio comparativo respecto a Google Now, Microsoft salió ayer majestuosa y se colocó la corbata recta, ajustada y con doble nudo windsor perfecto para presentar una de las mejores conferencias que se le recuerdan con Build 2014, con la llegada de Windows Phone 8.1, y con lo que a la postre rivaliza con Siri, Cortana, su propio asistente personal.
Cortana es un Siri con APIs abiertas a terceros.Pero por muy bien que luciera Cortana (es lo que tienen los genios del marketing, que nos lo venden en forma de musas de videojuegos) no es una nueva revolución, no es el vellocino de oro, no es más que una puesta al día para que Windows Phone deje de estar por detrás en casi todo. Y de hecho tiene más de Siri que de Google Now, con la ventaja de que sí abre sus APIs a aplicaciones de terceros.
El corazón de Cortana es Bing, que es más potente de lo que sus estadísticas de uso pueden hacer pensar pero que, una vez más, tiene su potencial de uso en Estados Unidos. De hecho, durante un tiempo indeterminado va a estar sólo disponible en Estados Unidos. Tanto es así que hoy asistimos a la demo de Windows Phone 8.1 en Microsoft España y de Cortana no dijeron ni una palabra.

Apple, your move

asistentes personales - asistentes personales - asistentes personales - asistentes personales - asistentes personales - asistentes personales
El astuto lector ya se habrá dado cuenta de qué jugador se queda sin silla musical. Google Now directamente ni es comparable a Siri. Es mucho más. Cortana tiene la ventaja de las APIs abiertas a aplicaciones de terceros. Si Apple no quiere que una de sus marcas quede asociada a la levedad, iOS 8 debería incluir algo que tenga aspectos verdaderos de asistente personal.
La llegada de alguien que pudiera mirar de tú a tú a Siri sin sonrojarse tuvo que provocar que en casa de Microsoft se acostaran ayer con una sonrisa beatífica en los labios. La misma que debe de tener el creador de Flappy Bird cuando mira su cuenta corriente. El espíritu crítico debe ajustarse a la realidad, pero también exige a una masa de fans de Apple acostumbrada a ganar a todos en los últimos años que ponga los pies en la tierra. De momento el 2 de junio tenemos WWDC. ¿Ustedes con qué asistente personal se quedan?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows