Guía para sobrevivir a XP: te damos las claves

Windows XP final
El que seguramente hay sido el sistema operativo más reconocido y popular de Microsoft se apaga. La compañía de Redmond confirmó hace un año lo que ya había avisado: que el soporte para Windows XP se acabaría definitivamente el día 8 de abril de 2014. Y ya estamos a las puertas de esas fechas. ¿Qué puedo hacer, te preguntarás, si soy usuario de este sistema operativo?
En este post vamos a contarte y recopilar las claves para que entiendas el final de XP, su historia hasta llegar aquí, y las posibilidad que tienes para sobrevivir a XP.

El camino hasta Windows XP

Windows XP se va a retirar como el sistema operativo más longevo con tanta repercusión. ¿Y por qué lo deja de lado entonces Microsoft? El propio responsable de Windows en España, Fernando Calvo, nos da el motivo del gigante:
“En innovación, no tiene sentido invertir los recursos limitados en algo que ya es obsoleto”, Fernando Clavo de Microsoft
Y es que 13 años después de su salida al mercado y una larga historia por delante como dominador del mercado, desde Redmond han decidido que era el momento de pasar página para su sistema operativo más exitoso.
Su desarrollo arranco en 1999, hace 15 años, y tenía un gran reto por delante: sustituir a otro peso pesado de la empresa, Windows 98, al cual había seguido una pesadilla llamada Windows ME. Y acertaron de lleno.
Windows XP Cajas
El camino no fue sencillo, e incluía una nueva base con 45 millones de líneas, nueva interfaz Luna y nueva experiencia. Pero finalmente, tras diferentes betas y RC que probaron casi medio millón de usuarios, el 25 de octubre las cajas de Windows XP llegaban por fin a las estanterías.

El lógico paso para no quedar “indefenso”: migrar a un sistema operativo actual

Que Microsoft vaya a acabar con el soporte para Windows XP no significa que no puedas usarlo. Pero el sistema operativo de tu ordenador ya no recibirá actualizaciones ni parches de seguridad, y eso, hoy en día y conectados a Internet, supone que lo vas a exponer a que terceros puedan aprovecharse de errores, especialmente malware. De eso avisan por ejemplo desde el Centro Criptológico Nacional.
Esto es así por la enorme repercusión y parque de ordenadores que todavía siguen usando Windows XP como sistema operativo, del orden del 30%. De hecho, en algunos países donde su uso está muy extendido, por ejemplo China, serán empresas particulares las que se encarguen de dar soporte a sus clientes aunque sigan usando Windows XP.
El paso más lógico tras el fin del soporte de Windows XP es dar el salto a alguna de las “evoluciones” de Microsoft. Sería lógico pensar directamente en el más nuevo Windows 8, pero es bastante probable – sobre todo si eres usuario doméstico – que tu equipo no esté preparado ni sea el adecuado para un salto de tanto calibre.
Windows 7
Aunque los requerimientos son bastante similares a los de Windows 8, la mejor alternativa es Windows 7, un sistema al que te contamos cómo pasarte desde Windows XP, desde los requisitos mínimos a cómo conseguirlo.
Si lo prefieres, te proponemos cinco alternativas que quizás no esperabas y puedes probar.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos