Cómo proteger Windows con EMET, el guardián de programas

Hay una utilidad gratuita de Microsoft que vigila programas para que ningún virus existente o futuro pueda infectar el PC. Te cuento cómo se instala y usa.

Microsoft EMET es una utilidad que impide que los virus aprovechen vulnerabilidades gracias a las que pueden tomar el control de un ordenador. Para conseguir esta hazaña, EMET bloquea o desvía el tipo de acciones comúnmente usadas por el malware en navegadores web y otros programas.

La instalación de EMET es rápida y te protege desde el primer minuto contra vulnerabilidades desconocidas en Internet Explorer, Office y otras aplicaciones. Aunque se trate de una herramienta muy técnica y poderosa, su uso es sencillo. Sígueme, te cuento cómo se instala y configura EMET en Windows.

1. Instala .NET Framework 4.0

Para funcionar correctamente, EMET requiere la librería .NET Framework 4.0. Instálala antes de EMET haciendo clic aquí. El asistente de instalación apenas requiere atenciones.


2. Instala EMET 4.1 con la configuración recomendada

Ahora que tienes .NET Framework 4.0 instalado, descarga EMET e inicia la instalación. Lo más importante de este paso es elegir la configuración recomendada.



Esta configuración hace que EMET proteja los programas más vulnerables, como Internet Explorer, Office, Acrobat Reader y Java sin que tú debas trastear en las opciones.

3. Comprueba que EMET está funcionando

Una vez instalado EMET, abre su ventana. Verás botones y una lista de procesos como la de la imagen.
Abre Internet Explorer y luego regresa a la ventana de EMET. Busca iexplore en la lista de procesos en ejecución.

El icono verde indica que el programa está siendo protegido por la "jaula" de EMET. Al ser una aplicación compatible y reconocida por defecto, no deberías de notas ninguna diferencia en su uso.

4. Añade otras aplicaciones en EMET [Opcional]

Si quieres proteger a otras aplicaciones con EMET, puedes añadirlas fácilmente usando la ventana de aplicaciones.

Primero, haz clic en el botón de Apps.
  
 En la ventana que se abre, haz clic en el botón verde para añadir una nueva aplicación.



Navega por el disco duro hasta encontrar el archivo ejecutable y acepta. En este caso, se trata de Chrome.



Por defecto, cada nueva aplicación se añade con todas las protecciones posibles.

Si vieras que la aplicación deja de funcionar, desmarca casillas una por una para probar o desactiva todas las protecciones de golpe con un clic derecho sobre el proceso.


 
 Puedes acceder a EMET en cualquier momento desde la bandeja de notificaciones o el menú Inicio.

EMET protege Windows mejor que un antivirus

Bien utilizado y configurado, EMET puede proteger Windows -y sobre todo Windows XP- ante malware contra los que la mayoría de antivirus se han demostrado tradicionalmente indefensos, como el virus de la policía (Reveton) o el virus secuestrador Cryptolocker. Si usas XP, instálalo de inmediato.

Dos alternativas interesantes a EMET son Sandboxie y el modo sandbox de Avast. En ambos casos, se trata de entornos en los que es posible ejecutar aplicaciones sospechosas o peligrosas sin que nada de lo que ocurra en su interior pueda afectar el equipo. Pero EMET tiene la ventaja de que se integra totalmente con Windows.

¿Qué programas vas a "enjaular" tú con EMET?

Sígueme en Twitter: @remoquete

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes