Ver películas gratis de manera legal es posible

 Internet ofrece muchas opciones legales para ver cine sin pagar un centavo. Hoy las repasamos.

A todos nos gusta el cine gratis. Sin embargo, con todos los servicios disponibles en Internet es difícil estar haciéndolo de forma legal… O no, y es que en la red hay páginas y servicios donde puedes ver online películas de forma totalmente legítima y sin pagar absolutamente nada. ¿Cómo es posible que sean gratis? Pues porque en muchos casos estas películas están libres de derechos de autor o se ofrecen a cambio de publicidad.

Hoy te guiamos en este camino, el de ver gratis cine en Internet de forma legal, sin arriesgarse a ser multado y sin estar perjudicando a la industria cultural.

Descubre las películas de dominio público

Hay productos culturales libres de derechos de autor, y esto incluye algunas películas. Hay algunas webs que recopilan muchas de ellas, como Open Culture, Internet Archive Classic o Classic Movies Cinema. Estamos de acuerdo en que su diseño no enamora a primera vista, pero el contenido que ofrece es de calidad, centrado principalmente en películas clásicas.

Classic Movies Cinema tiene, además, app para móviles Android. Descárgala aquí, actualiza la versión Flash de tu dispositivo si no lo has hecho ya (la propia app te explica cómo) y ya podrás ver vía streaming todas esa películas desde tu smartphone o tablet.

Con un diseño un poco mejor encontramos Classic Cinema Online, que también ofrece mucho cine clásico en streaming, así como la opción de comprar las películas en formato físico.


Prueba Voddler, el Spotify del cine

Otra manera de ver cine legal sin pagar nada es usar apps como Voddler. Esta plataforma se trata de un videoclub online, como Netflix, con la diferencia que a modo de promoción ofrece algunas de sus películas de manera gratuita a cambio de ver un poco de publicidad.

Como Spotify, simplemente debes registrarte e instalar su app para empezar a ver cine. Cierto, el catálogo de cine gratuito no es eterno, pero se va actualizando, además de que hay que tener en cuenta que todavía está en fase beta y tiene cosas por pulir,seguro que con el tiempo mejora.


Date un paseo por Youtube

En Youtube hay mucho cine, y aunque algunas de las películas subidas son de dudosa procedencia, hay canales donde lo publicado es 100% legal. Para empezar, puedes darte una vuelta por la sección Movies de Youtube.

Movies, además de ofrecer películas recientes en alquiler, dispone de una selección de películas gratis que varían según tu país y que, a diferencia de otros sitios arriba mencionados, están dobladas o subtituladas a tu idioma.

Otras distribuidoras también cuentan con sus propios canales de Youtube con cine gratis. La míticas Troma, reina de la serie B, cuenta con muchas de sus películas míticas gratis en streaming. Si eres fan del cine de género estás de enhorabuena.




Además, en Youtube hay infinidad de canales con cine libre de derechos. Dos opciones recomendables son VISO Cinema y Lost Cinema Channel. El primero se centra en clásicos y el segundo en películas olvidadas pero que se consideran auténticas joyas del séptimo arte.

Lo mejor de Youtube es que te lo puedes llevar donde quieras con sus apps para móviles y tablets con Android, iOS o Windows Phone.


Revisa la oferta de televisiones de tu país

Otra manera cien por cien legal de ver contenidos audiovisuales gratis es ver la televisión a la carta. Muchas cadenas de televisión tienen completas webs donde ver en directo o diferido las últimas emisiones, lo que en muchos casos incluye cine, series y documentales.

Para descubrir qué canales de tu país tienen estos servicios lo mejor es que entres en sus webs y lo revises. Además, en la mayoría de casos estas webs disponen de versión móvil en forma de app, así que vas a poder ver películas y demás contenido allá donde vayas. 

Una oportunidad de oro para introducirse en el cine clásico

Como habrás descubierto, es complicado encontrar películas recientes en Internet de forma gratuita: la oferta libre se centra en cine mayoritariamente clásico, desde los orígenes del cine hasta los años 60.

Esto no es una desventaja: como cinéfila empedernida te aseguro que si rechazas el cine anterior a los 80 te estás perdiendo auténticas joyas. Así que amplía tus horizontes y disfruta del cine de otras épocas, no te arrepentirás.

No podemos negar una pega, eso sí: la mayoría de oferta gratuita de cine en Internet no consta de opciones para cambiar de idioma o añadir subtítulos, así que a menos que conozcas el idioma original de los filmes se limita un poco tu oferta.

Pero en el caso de que pase eso no te apures: si haces una búsqueda rápida en un motor de búsqueda, como Google, del estilo “cine legal gratis” o “ver películas gratis de manera legal” es posible que entre los resultados, además de las opciones que te hemos recomendado, aparezcan otras con películas en tu idioma.

¿Conoces más servicios de cine gratis y legal? ¡Compártelos con nosotros!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes