Tu puesto de trabajo desaparecerá en 5 años… ¿y tú?


Hace 10 años Twitter no existía y nadie sabía qué era un responsable SEO. Estos perfiles profesionales podían sonar a chino. Como ahora nos suena a chino que nos hablen del trabajo para toda la vida.


“En el negocio digital es necesario renovarse cada 6 meses”, dijo Albert Garcia-Pujadas (@qtorb) en la visita a TcBcn el pasado 25 de abril.

Así que es necesario reinventarse. Y para ello la formación es la puerta de entrada.

El mercado sociolaboral está cambiando a la velocidad de la luz y esto implica que debemos trabajar nuestra empleabilidad. “Pasar de buscar trabajo a buscar clientes”, otra de las claves de García Pujadas. Ya no vale con estudiar una carrera y pensar que tendremos un trabajo para toda la vida. Ahora tendremos ‘micro-carreras’.

En un entorno competitivo, la fórmula para llamar la atención es tener una propuesta de valor diferencial que nos permita sobresalir, una marca personal o, mejor dicho, una identidad personal. Cómo nos vendemos al exterior, cómo nos perciben los demás, qué imagen tienen de nosotros… Hay que trabajarse una identidad porque, la competencia ahí fuera es cada vez más feroz.



Tal y como refleja un estudio de la Fundación Telefónica sobre la educación en el Siglo XXI, los profesionales del mañana deben ser “creativos, emprendedores, críticos, competentes con el mundo digital, con altos dotes sociales y que se adapten a ambientes laborales diversos”. En este sentido, destaca la tecnología como un potenciador de la pedagogía, y en donde el aprendizaje no está en los contenidos, sino en las interacciones que se producen alrededor de ellos.

Cómo prepararse ante la extinción:

1. Reinvéntate: el camino que debemos seguir pasa por la formación, en el sentido más amplio de la palabra. La mejor estrategia es reinventarse y la mejor pauta es que no hay pauta, así que está en nuestras manos la llave de nuestro futuro. Debemos desarrollar un espíritu crítico, desarrollar nuestras soft skills (como la autonomía, la capacidad de atención y de escucha, el liderazgo, la coherencia y la curiosidad) y aprender de todo y de todos.

2. Apóyate en las redes: nuevos modelos de aprendizaje basados en las TIC’s, como los Massive Online Open Courses (MOOC) o las wikis son otro recurso web para la enseñanza. Permiten que te formes en cualquier sitio o lugar, completamente gratuito y sin restricciones, y cuyo éxito se basa en la actividad colectiva de reflexión y comunicación y en la auto-organización de la comunidad. Se crea un gran almacén de contenido que puede ser consultado por cualquiera.

3. Inspírate en casos reales: siguiendo el espíritu de la web social, muchas personas comparten de forma abierta sus experiencias profesionales y personales, siendo una valiosa fuente de inspiración y aprendizaje. Un buen ejemplo son las TEDTalks, una red de profesionales que se dedican a difundir ideas. Como su eslógan sintetiza, Ideas worth spreading, es una plataforma para que las ideas interesantes se expandan y sean accesibles para todos, en forma de charlas masterclass, donde el ponente utiliza su propio lenguaje y medios. Abarcan un amplio abanico de temas como ciencia, arte, cultura o asuntos globales.

Relacionado con este ejemplo de autoaprendizaje, se encuentra la figura del infoemprendedor, un nuevo empleo que consiste en vender información y conocimiento a través de todas las herramientas que proporciona el entorno 2.0.

4. Crea un plan de formación a tu medida: los modelos académicos generalistas están cada vez más en desuso y, en busca de esa unicidad profesional que te sacará de la multitud, lo mejor es crear un itinerario de formación a tu medida y alineado con tus objetivos. En esta marco, iniciativas como Foxize School ofrecen una gran variedad de cursos adaptados a todas las necesidades del alumnado y de una forma flexible. Una especie de masterclass particular en la que puedes adquirir conocimientos. Para un proyecto en concreto, porque tu jefe te lo ha pedido o simplemente por reciclarte. Además, es un nido de networking y nuevos profesionales con talento.

5. Si tu cargo ideal no existe… créalo: existen una multiplicidad de cargos jamás vistos ante la unicidad de la oferta de valor de cada profesional, por lo cual cada quien es más creativo a la hora de nombrarlos. No hay regla. Por ejemplo, la agencia neoyorkina Sparks & Honey nos da algunas pistas de por dónde van los tiros sobre profesiones de futuro: desorganizador de empresas, equilibrador de microbios o pastor urbano. ¿En cuál crees que encajas mejor?

Si este post te ha generado vértigo, enfoca tus energías en crear una identidad personal formándote y especializándote para poder venderte mejor en el mercado laboral. El trabajo es más colaborativo, más independiente y más flexible, pero requerirá una constante actualización en el dominio de conocimientos y habilidades. Un panorama abrumador pero lleno de libertad y que será llevado por una generación con nuevos valores. ¡Y no olvides leer y viajar! Formarse no es sólo estudiar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010