7 cosas de Windows que me sacan de quicio

 Me encanta Windows, pero más de una vez me juega una mala pasada. Esta es una lista con las 7 cosas que más me sacan de quicio en mi día a día con Windows.

Seguro que más de una vez has tenido la tentación de aporrear el teclado, golpear el teclado y arrojar tu portátil por la ventana. Es normal. Más de una vez el PC te la juega, por ejemplo perdiendo los cambios en Word o reiniciando Windows sin tu permiso, y lo único que puedes hacer es agitar el puño, soltar un improperio e intentar que no te vuelva a pasar.

Esta es mi lista personal de las 7 cosas que más me sacan de quicio, con algunos consejos para evitarlas en medida de lo posible.

Los programas que piden reiniciar o cerrar el navegador

Cualquier persona que haya instalado alguna vez Office o algún programa de Adobe ya sabe a qué me refiero. Las instalaciones de programas que se niegan a continuar a no ser que cierres por completo todos los navegadores o reinicies el PC.

Lo mismo da que tengas abiertas 30 pestañas, tengas una descarga a la mitad, estés subiendo un álbum de fotos a Facebook y tengas un artículo a medio escribir: ¡hay que cerrar! Lo peor es que, en la mayoría de los casos, el cierre sólo es necesario para instalar plugins o extensiones en el navegador que probablemente ni siquiera quieres.

No existe una solución para estos programas que quieren que cierres el navegador. Lo único que puedes hacer es confiar en la opción de recuperar las pestañas de Chrome y Firefox. En Chrome, es la opción Continuar donde lo dejaste, en el apartado Al iniciar. En Firefox, se llama Mostrar mis ventanas y pestañas de la última sesión, en la pestaña General.



Para evitar que Windows se reinicie, puedes probar este truco, pero no te olvides de guardar tus documentos, por si acaso.

Las notificaciones por mail de tonterías

Hace unos años, las notificaciones por mail eran muy interesantes: Fulanito te ha escrito en Facebook, Menganito se ha unido a LinkedIn y Juanito ha comentado en YouTube. Genial.

Hoy en día, hay otros métodos para notificar más eficaces, como las apps oficiales. Aun así, Facebook, Twitter y Google+ siguen llenando tu correo de mensajes sobre todo lo que pasa en tu perfil social.

Google ha hecho una copia de seguridad de 14 de mis fotos. Pues vale.
En todos estos casos puedes configurar los correos que recibes, pero es una tarea muy aburrida y pesada. ¿De verdad hacía falta un correo cada vez que alguien me da un "toque" o varios de mis amigos hacen retuit o hay varias empresas buscando gente como yo? Probablemente no.

Las páginas web con música de fondo

Ya hemos superado con éxito la era de los GIF animados de arrobas 3D girando con banners de "se ve mejor en Netscape Navigator", pero todavía seguimos sufriendo los sitios web con música de fondo. ¿Una página de un hotel, restaurante o quizá un SPA? Deja que te alegre la tarde con mi canción favorita.

Estos sitios web, casi siempre desarrollados en Flash, no solo casi seguro que no funcionan en móviles y tablets, sino que hacen que más de uno salga espantado. Lo mejor: cuando necesitas abrir varias pestañas y la misma canción suena una  otra vez...

Desde hace unas versiones, Google Chrome te avisa de qué pestañas están haciendo ruido, pero no te permite silenciarlas. La forma más sencilla es abrir el mezclador de sonidos de Windows y silenciar el navegador o Flash, según corresponda.

Silenciando Flash se acabó el problema

La incomprensible interfaz Ribbon

La interfaz Ribbon, presente en Office desde hace unas cuantas versiones, tiene sus pros y sus contras, pero a mí nunca me ha convencido. Es muy versátil, sí, y la puedes personalizar hasta aburrirte, pero a mí me sigue pareciendo un lío tremendo.

Todavía hoy, tras años trabajando con esta interfaz, me cuesta encontrar algunas opciones. Y, como ya no están ordenadas y clasificadas en menús, cuando esto pasa, tienes que ir pestaña a pestaña, mirando todas y cada una de las opciones. Lo mejor: a veces la opción ni siquiera está ahí.
Hay cientos de comandos que ni siquiera están en la interfaz Ribbon
En el apartado Opciones > Personalizar la cinta de opciones, tras elegir Comandos que no están en la cinta obtendrás una lista interminable de comandos que no están en ningún sitio. Muchos de ellos no los necesitarás casi nunca pero, cuando así sea, su acceso es casi imposible.

Las aplicaciones que se quedan en el Área de notificación

Desde que Windows 7 incluyó los iconos anclados a la Barra de tareas, el uso del Área de notificación (al lado del reloj) no está del todo claro. Ambos muestran programas que están en funcionamiento.

Lo que no queda claro es por qué algunos programas se empeñan en aparecer en los dos sitios a la vez. ¡Elige uno!



La única solución posible es consultar las opciones de cada programa o evitar el inicio automático de los programas que no necesitas.

El "Vistazo al escritorio", que rara vez sirve para nada

Aunque no sepas muy bien qué es, si usas Windows 7 seguro que te ha pasado alguna vez. Dejas el ratón, te reclinas en el asiento para ver tranquilamente un vídeo en la pantalla y... ¡zas! el vídeo desaparece y lo que se ve es tu Escritorio.

Esto sucede gracias a la opción Vistazo al escritorio, en el botón a la derecha del todo de la Barra de tareas. Al dejar el ratón encima, todas las ventanas se vuelven transparentes y se puede ver el Escritorio a través. Qué útil.

La opción en sí no deja de ser una curiosidad a la altura de la combinación Win + Tab introducida en Windows Vista, pero el problema es la situación del botón: en la esquina inferior derecha, un lugar donde el ratón va a parar con frecuencia.

Por suerte, desactivarlo es tan fácil como hacer clic derecho sobre el ratón y desmarcar Vistazo al escritorio.

La búsqueda de Windows, que no encontraría arena en el desierto

Cuenta la leyenda que alguien logró encontrar el archivo que buscaba gracias a la búsqueda de Windows 7, pero yo no lo creo. En Windows, hemos pasado de tener a un perrito y a un mago preguntándonos paso a paso lo que queremos buscar al recuadro deprimente de Windows 7 o el Bing empaquetado de Windows 8.1.
Vale, un recuadro de búsqueda, ¿y ahora qué?
Hablando claro, la búsqueda de Windows es lenta y mala, difícil de usar, poco intuitiva y, como poco, algo desesperante.

Por ejemplo, si quieres buscar archivos grandes y muy antiguos, debes escribir lo siguiente: "tamaño:gigantesco fechademodificación:hace mucho tiempo". Qué cómodo.

Mi recomendación: Si de verdad quieres encontrar algo, usa programas como UltraFileSearch. No te arrepentirás.

Esta ha sido mi selección, pero la lista sigue y sigue, ¿qué crees que merecería estar aquí?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows