Aprovecha tu antiguo PC como NAS o cliente BitTorrent

Si te gusta construir tus propios equipos o si has comprado alguno nuevo últimamente, es probable que tengas arrinconado viejos PCs de sobremesa o componentes que no utilizas pero que funcionany podrías aprovechar para otros usos distintos de los habituales en el escritorio informático.

Una muestra nos la ofrece howtogeek en un práctico que nos permite devolver a la vida ese antiguo PC utilizando FreeNAS, un sistema operativo gratuito y de código abierto basado en FreeBSD, que nos permite convertir el PC en un servidor de almacenamiento en red accesible desde otros equipos, y en el que podemos guardar nuestras copias de seguridad o colecciones de música y vídeo, así como otros usos como cliente BitTorrent por ejemplo.

La instalación de FreeNAS es trivial para un usuario medio. Descargamos la .ISO (disponible 32 y 64 bits), la quemamos como sistema arrancable con tu herramienta preferida (por ejemplo UNetbooting) e instalamos. Además de la ISO estándar, FreeNAS ofrece una imagen USB que se puede utilizar.

Podemos instalar en el disco duro interno o en una unidad USB o tarjeta Compact Flash que tendremos que dejar incluido en el equipo, obviamente. Funciona en CPUs de 32 bits y 64 bits aunque se aconseja la segunda. Los requisitos pasan al menos por 2 Gbytes de RAM y discos duros cuanto más grandes mejor (soporta RAID) aunque podemos utilizar cualquier SATA. 


Arrancamos e instalamos siguiendo el asistente en la unidad elegida. El equipo reiniciará y nos ofrecerá una pantalla de configuración general que podemos utilizar.


Si no estás acostumbrado a trabajar en ese tipo de interfaces no te preocupes. Anota la URL asignada al equipo que será la que utilizaremos pero esta vez desde otro equipo en modo gráfico desde el navegador. A partir de ese momento podemos desconectar monitor y periféricos del PC porque no deberían ser necesarios. Obviamente, la máquina debe seguir arrancada y conectada a nuestra red casera.

La interfaz gráfica es similar al que utilizarías en un dispositivo NAS dedicado. Configura nombre y contraseña para futuros accesos y realiza la configuración básica como las opciones de almacenamiento y/o particiones. FreeNAS recomienda al menos 8 GB de RAM para sistema de ficheros ZFS por lo que la opción a elegir será UFS.




También tendremos que configurar en el panel compartir para que los volúmenes de almacenamiento sean accesibles desde nuestros equipos conectados a la red. FreeNAS soporta Windows (CIFS), Unix/Linux (NFS), or Apple (AFP). Sea cual sea el protocolo que utilices, la carpeta compartida será accesible como cualquier otra carpeta compartida y por ejemplo en Windows, se mostrará en el explorador de archivos. 

FreeNAS está repleto de opciones y se pueden crear FTP, Rsync, SSH o DNS dinámicos. Especialmente interesante para usuarios que accedan por primera vez a estas máquinas en red será el panel de plugins, con servicios como el Plex Media Server o un cliente BitTorrent que nos permitirá además de lo anterior, dedicar la máquina para compartir y descargar archivos en las redes de pares. 


La documentación oficial de FreeNAS ofrece en profundidad todas las capacidades del sistema. Montar este tipo de sistemas quizá sea complicado para usuarios noveles pero con algo de conocimiento y voluntad, podremos aprovechar a fondo ese PC que tenemos arrinconado.

Fuente: Aprovecha tu antiguo PC como NAS o cliente BitTorrent

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows