TcBriconomanía: construye tu marketplace P2P en 3 sencillos pasos


Hoy en TcBricomanía vamos a construir un marketplace P2P (peer to peer). Para los que puedan desconocer el término solamente explicar que estamos hablando de una evolución de los servicios tradicionales que todos conocemos. En ambos casos, tanto los servicios como los marketplaces P2P ofrecen acceso frente a propiedad. Ejemplificándolo, diremos que si hablamos de soluciones de movilidad, su propuesta consistiría en alquilarte un coche en lugar de vendértelo. La diferencia entre ambos radica en que el servicio funciona de forma B2C (la empresa ofrece el servicio), frente al P2P (entre iguales) de los marketplaces.
¿Qué ventaja tiene uno frente al otro? Sencillo. En los marketplaces P2P el inventario centralizado, a la vieja usanza, ha dejado paso al inventario distribuido, para aprovechar las cosas que ya existen. Simplemente trabajan como espacios en los los clientes se relacionan y proveen del servicio entre ellos. Volviendo al ejemplo de los coches, estaríamos hablando de alquilar tu propia flota de coches frente a alquilar coches propietarios de otras personas.

¿Cómo construir un marketplace P2P?

Una vez tenemos claro las particularidades del marketplace, vamos a proceder a idear el nuestro de forma fácil y sencilla. Tan sólo debes seguir los pasos y en cero coma podrás disfrutar de las maravillas del consumo colaborativo. Si tienes alguna duda sobre el montaje, por favor no dudes en llamarnos a la oficina.

1. Elige la red sobre la que te apalancarás

Decidir sobre qué infraestructura de red (web, red social o móvil) quieres funcionar marcará en gran medida la velocidad de crecimiento y el alcance de la plataforma. Por ejemplo, Spotify se monta sobre otra red mayor a la suya como es Facebook, obteniendo de este modo un cambio de escala que le permitió crecer a un mayor ritmo del que podría alcanzar orgánicamente.
O Yerdle, plataforma de intercambio de bienes gratuitos entre particulares, que nació directamente desde el móvil, permitiéndole a los habitantes de San Francisco compartir con sus vecinos los objetos que no usaban de un modo más eficiente. Ahora han dado el salto a escala nacional (en EE.UU.) con el objetivo de reducir en un 25% el consumo global.

2. Barniza la plataforma con reglas y mecanismos para generar confianza

En los servicios, la elección de una marca u otra va estrictamente ligada a la confianza que éstas nos transmiten. En un marketplace P2P la confianza se consigue estableciendo normas iguales para todos los usuarios (obligación de verificar datos de contacto, comprobación del estado del activo que se comparte, definiendo cómo se reparte el valor generado etc.) y habilitando mecanismo que generen confianza entre ellos (principalmente rating mutuo y valoraciones que afectan a su reputación, aunque también dejando visibles mis perfiles sociales).
La armonía entre estos elementos lo que intenta es generar liquidez de transacciones dentro de la plataforma, o dicho de otro modo, que las barreras de prueba de la plataforma bajen lo máximo posible. Así conseguimos que la plataforma sea la mediadora.
No obstante, parte de la generación de la liquidez es el enfoque. No nos olvidemos de que Airbnb empezó a funcionar solamente para acoger a los visitantes de eventos en San Francisco.

3. Atornilla bien fuerte la oferta y la demanda

Los marketplaces P2P agregan activos (habilidades y bienes) distribuidos e infrautilizados, y permiten a los usuarios disfrutar de dos roles: el clásico de comprador y el de vendedor o prestador del servicio que antes monopolizaban las compañías. En Barcelona tenemos un buen ejemplo de aprovechamiento de activos infrautilizados con Barcelona Rooftops, una web que pone en contacto a propietarios de terrados desaprovechados con usuarios necesitados de espacios al descubierto y con buenas vistas.
Para que la plataforma arranque es crucial obtener una masa crítica de oferta y demanda. El primer paso para conseguirlo es encontrar a los early adopters sobre los que descansará el núcleo fuerte de la comunidad. En la fase inicial de todo marketplace, es tan importante la cantidad como la calidad de los primeros usuarios. Si no conseguimos los usuarios idóneos que permitan que la oferta y la demanda case, la plataforma no llegará muy lejos.

¿Cómo hacemos crecer el marketplace?

¡Y ya está! ¿A que está chupado? Bueno, ahora hablando en serio, afinar un negocio de este tipo requiere de una infinidad de paciencia y de prueba y error. Cada uno de los tres puntos es crucial y decide el éxito o el fracaso del marketplace. Por suerte hay plataformas como Sharetribe que nos lo ponen más fácil, facilitándonos, como hace WordPress, de una plataforma para crear nuestro propio marketplace P2P.
Lo que queda fuera de toda duda es que las empresas que crecen lo hacen apoyándose en comunidades, además de funcionar sin necesidad de stock, ya que este resta distribuido. Si lo único que quieres de la gente es su tiempo y dinero no encajarás en esta economía. Las empresas que ahora crecen son digitales por cómo funcionan, porque aprovechan más capacidades de sus usuarios en favor del negocio, siempre que les reporte una contraprestación lo suficientemente satisfactoria.
Y créeme, esto es imparable. Los próximos en ver cómo su negocio es hackeado por una empresa digital serán las aerolíneas. Ahora pregúntate si quién domina tu categoría de negocio es una empresa digital y elige una de estas dos respuestas: A) Sí B) Aún no.
Derechos de imagen: zzpza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010