Las bases del plan de negocio que debe tener tu startup

Toda idea de negocio requiere de la elaboración de un plan estratégico donde se describa de forma realista y objetiva las bases para impulsar el proyecto, los objetivos a cumplir y los medios a utilizar para alcanzarlos. Este documento es fundamental para evaluar las posibilidades de éxito de un proyecto empresarial y al contrario de lo que muchos emprendedores piensan, es menos complicado de lo que parece. Pero, veamos como se elabora un plan de negocio de una startup paso a paso.

¿Qué es un plan de negocio?

Básicamente es un documento donde se describen los objetivos de la empresa, las estrategias necesarias para alcanzarlos y la estructura organizativa, además de un estudio detallado de la inversión necesaria para financiar el proyecto y las soluciones necesarias para hacer frente a futuros problemas.

También recoge aspectos claves del negocio como qué productos o servicios ofrecen, a quién está dirigida la oferta o cómo se va a comercializar el producto o servicio, entre otros. Evidentemente, cada proyecto requiere de un plan de negocio específico, pero básicamente se estructura en cinco puntos básicos.


Estructura ideológica

Este apartado está considerado como la tarjeta de presentación de la startup frente a posibles colaboradores e inversores potenciales, ya que es donde se describe la idea de negocio y los objetivos que se pretenden alcanzar. Por tanto, cabe explicar cuál es el propósito de la empresa, a quién va dirigido el producto y/o servicio y qué lo diferencia de la competencia. También se deben plasmar los valores de la empresa y su grado de compromiso, así como las ventajas competitivas del producto y/o servicio en el mercado.

Desde el punto de vista de la oferta es necesario responder a una serie de cuestiones básicas como: ¿Qué necesidades cubre mi producto y/o servicio? ¿A Quién va dirigido? ¿Por qué lo adquirirá? ¿Dónde se podrá adquirir? o ¿Por qué mi oferta es mejor que la de mis competidores directos?

Estructura del entorno

Como su propio nombre indica, en este punto se debe realizar un diagnóstico del mercado para conocer el comportamiento del sector donde se desarrollará la startup. Esta información se obtiene a partir del estudio de las “fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas”, que establece el método de análisis FODA.

Estos datos se complementarán con el estudio de los datos demográficos del mercado, un análisis exhaustivo de la competencia, la definición del tarjet comercial de la empresa y la frecuencia de adquisición del producto y/o servicio.


Estructura mecánica

Básicamente desarrolla los objetivos de la empresa y el plan estratégico previsto para alcanzarlos. Tomando como base la Estructura del entorno, se determinarán las estrategias necesarias para definir un plan de ventas y de mercadotecnia para nuestro negocio. Por tanto, habrá que definir cuestiones fundamentales como el precio del producto y/o servicio, los canales de distribución, los canales de comunicación, los planes de pago y el plan de ventas.

Estructura financiera

Quizá sea una de las más delicadas de desarrollar, pero aporta información sustancial acerca de la viabilidad del modelo de negocio para que prospere una empresa de éxito. La estructura financiera de un plan de negocios se compone del estado de resultados, el flujo de caja y el balance general, con carácter pro-forma a tres años vista. Además, se debe incluir un análisis del punto de equilibrio, un análisis de escenarios y unas conclusiones finales con todos aquellos indicadores financieros de interés para los futuros inversionistas.


Recursos humanos

Aunque en un principio el emprendedor es quien asume gran parte de los cargos de la empresa, con el tiempo deberá contar con socios fundadores y un equipo de trabajo. Por tanto, es fundamental delimitar las funciones, responsabilidades, sueldos y prestaciones en base al cargo que se desarrolla. Una vez que se consolide la startup, se puede crear un departamento de Recursos Humanos para llevar a cabo tanto la contratación como el desarrollo laboral de cada empleado.

Y para terminar, es necesario desarrollar lo que se conoce como el Resumen Ejecutivo. Un documento resumen de apenas dos páginas que se desarrolla con posterioridad a la implantación del plan de negocio y que sintetiza toda la actividad de la empresa, en base al concepto de negocio, los factores financieros, las necesidades financieras y la posición actual del negocio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes