ChatOps, los bots que nos ponen la pilas en el trabajo


Tienen personalidad propia y se hacen querer en chats colaborativos como Slack o HipChat, pero también ahorran muchísimo tiempo a la empresa, estando siempre disponibles y ofreciendo información vital en tiempo real.

¿Un jefe con el látigo? ¿Un ambiente competitivo...? No, si realmente quieres un estímulo para dar lo mejor de ti, prueba trabajar durante un tiempo en compañía de un bot. Y no, no nos hemos vuelto locos: los que hayan probado Slack, HipChat o similares, saben que es posible incorporar a la sala de chat un bot que escucha órdenes de los asistentes y puede ser de una gran ayuda, pero también contribuye a distender muchísimo el ambiente con bromas o comentarios aleatorios (sí, esto también se puede programar) que rompen el ritmo en el momento más oportuno. Se les conoce comúnmente como ChatOps, un término acuñado, según podemos leer en VentureBeat, por GitHub.

¿Para qué sirve exactamente? El origen del primer ChatOp según parece se sitúa, como te hemos apuntado antes, en GitHub, ya que necesitaban un bot en el chat que automatizara ciertos procesos. Este bot original fue bautizado como Hubot y el rendimiento fue bueno que fue creciendo en funciones poco a poco. El bot se convirtió en el repositorio de información solicitada con frecuencia por el grupo, aunque también hacía las veces de traductor, asistente para subir imágenes, e incluso se las entendía a la perfección con Google Maps. Como ves, se trata de un eficiente empleado al servicio de todos que está disponible las 24 horas del día y atiende al instante, y lo que resulta más interesante, su actuación es transparente para todo el grupo.



Sí, los ChatOps te ayudan a ser más productivo

Aunque el origen de los ChatOps fue para dar un soporte a los usuarios más técnicos de la empresa, lo cierto es que su disponibilidad y eficiencia ha conseguido que ahora den servicio a cualquier perfil de usuario. Pueden programarse para ofrecer información detallada a los diferentes miembros de áreas como comercial, marketing o finanzas, y aunque puedas pensar en que su principal valor reside en la inmediatez de la información, en realidad eso no es lo mejor de un bot de estas características. De hecho, la principal ventaja de su uso reside en el tiempo que ahorran a toda la organización evitando interrupciones ahora ya evitables. Un ChatOp no es simplemente una herramienta para facilitarnos el trabajo, sino realmente para evitar que perdamos el tiempo innecesariamente.

Estos nuevos compañeros de trabajo brillan también con luz propia cuando sustituyen a los humanos en tareas en los que éstos cometen errores. No, no parece posible por el momento que un bot pueda gestionar una torre de control, pero hay ciertas tareas repetitivas en una organización en la que el hombre, a fuerza de repetirlas, pueda cometer un error que luego sale caro. Pero otra de las funciones en las que brillan estos bots en el suministro de información vital para el funcionamiento de una empresa, como las contraseñas, teléfonos de contacto en caso de emergencia, o cualquier información vital a cualquier hora del día o noche. Imagina una situación de crisis que se da en el turno nocturno y el equipo al cargo tiene que contactar con diversas personas: antes hubiera sido necesario sacar a alguien de la cama y perder un valioso tiempo en el proceso, pero ahora el bot ofrece esta información al instante.




Pero si has tenido ocasión de trabajar con alguno de estos personajes, sabrás que realmente su faceta más divertida es la lúdica: chistes espontáneos, respuestas fuera de tono... en definitiva parece que cuentan con vida propia, y este es uno de los activos que más se ha potenciado, por ejemplo, en GitHub. La idea básica reside en dotar al nuevo compañero de trabajo de una personalidad propia pero conocedor de los chascarrillos internos de la organización, y con scripts creados por los propios compañeros de trabajo que garantizarán momentos de muchas risas. Y te lo decimos con conocimiento de causa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010