Cómo son las tecnologías de rastreo de nueva generación

Cuando se habla de tecnologías de rastreo tal vez lo primero que se viene a la cabeza es el geoposicionamiento. La localización por GPS ha sido una de las características que han inundado el mercado de consumo gracias a los smartphones. Su utilidad está fuera de toda duda, especialmente en lo que se refiere a las aplicaciones de mapas. Pero hay varias compañías que ya han desarrollado nuevas formas de rastreo, más sofisticadas, más agudas y con la atención puesta en otros aspectos.

Un caso ilustrativo de las nuevas tecnologías de rastreo que llegan es el de la empresa británica Apical. Si el reconocimiento facial permite identificar a las personas, esta compañía ha desarrollado un método para detectar además qué es lo que están haciendo estos sujetos. Apical puede determinar hacia dónde se encaminan e incluso en qué están pensando. El sistema se llama Spirit y tiene la capacidad de rastrear hasta 120 personas en movimiento a la vez, definiendo qué dirección llevan y cuáles son sus intenciones.

Todo esto podría pasar por un conjunto de tareas pesadas que requieren máquinas potentes para llevarse a cabo. No es así. Una de las innovaciones cruciales de Spirit es que en lugar de procesar las imágenes de vídeo hace capturas selectivas. No almacena ni procesa toda la fotografía píxel por píxel. Extrae los metadatos, como la localización, las formas, la trayectoria, las expresiones y gestos de una persona o la posición de un objeto. Por tanto, no es necesario transmitir la información a servidores en la nube, todo el análisis puede tener lugar en los chips integrados en la cámara de un smartphone o en los de una webcam.

De esta forma se consigue una mayor velocidad en el procesamiento, que requiere una infinitamente menor capacidad de almacenamiento, lo mismo que ocurre con el ancho de banda. Por el momento Apical ha orientado Spirit a usos destinados al mercado de consumo, como la mejora a la hora de grabar vídeos. El sistema es capaz de mantener enfocado el objeto de la grabación, realizando incluso zooms de forma automática.

En principio esta funcionalidad podría introducirse en smartphones el próximo año, aunque desde Apical esperan que Spirit tenga otros usos, como en el campo de la domótica. Sus creadores especulan con que las luces y la televisión se enciendan en el salón cuando entre una determinada persona o cuando se dirija al sofá.










La localización por GPS parece incluso rudimentaria frente a las nuevas tecnologías de rastreo

No es la única tecnología de rastreo de nueva generación. La compañía RetailNext ha creado un sistema que usa los datos provenientes de cámaras de vídeo, antenas WiFi, puntos bluetooth y cajas registradoras, entre otras fuentes de información. Así pueden rastrear los movimientos de los clientes en una tienda con vistas a aumentar las ventas en el futuro.

Más llamativa si cabe es la tecnología de Affectiva. Esta empresa ha inventado un método que analiza las expresiones faciales de las personas con una cámara web. De toda la información que extrae es capaz de determinar las emociones de los sujetos de estudio. Todo un salto cualitativo que, por supuesto, tiene que seguir perfeccionándose.

Imágenes: Janitors y tinamathis

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes