5 consejos para cuidar tu cuerpo si trabajas todo el día frente al PC


5 consejos para cuidar tu cuerpo si trabajas todo el día frente al PC
Te damos algunos consejos prácticos que puedes implementar ya mismo para cuidar tu cuerpo en el trabajo si eres de los que pasa muchas horas frente al ordenador.
Actualmente es imposible encontrar un trabajo que no involucre en mayor o menor medida el uso de un ordenador. De hecho, son cada vez más las horas que necesitamos pasar frente a la pantalla de un PC para poder realizar todas las tareas que nuestro trabajo demanda, y con esto aumentan y aumentan las horas que pasamos sentados, que exponemos nuestros ojos a la luz de las pantallas, que forzamos nuestras muñecas al escribir por horas o usar un mouse para hacer cientos de miles de clics.
Cualquier actividad que realicemos nos expone a sufrir lesiones y a deteriorar nuestra salud. Por más que parezca inofensivo, el trabajo de oficina es uno de los más dañinos para la salud que existen, principalmente por el tiempo que pasamos sentados en el escritorio. Las buenas noticias son que podemos crear hábitos más saludables cuando trabajamos, sin tener que alterar demasiado nuestra rutina, y que sin duda nuestro cuerpo va a agradecer a corto y largo plazo. Si te sientes más agotado de lo que parece que deberías al final de una jornada de trabajo, seguramente estos consejos te van a servir para que comiences a cuidar un poco más tu cuerpo, si eres una de los millones de personas que pasan casi todo el día frente a un computador.

Toma descansos cortos pero frecuentes

Tal vez crear que pasar 3 y 4 horas seguidas trabajando sin descansar es la mejor manera de hacerlo todo más rápido y ser más productivo. Estás completamente equivocado. De hecho, luego de unos 30 minutos, el cerebro empieza a perder concentración en lo que haces y tu rendimiento va bajando poco a poco conforme te fatigas.
Tomar descansos de 5 minutos por cada 30 que trabajes no solo es bueno para tu mente sino para tu cuerpo.
Una forma ideal de trabajar es tomando pequeños descansos de unos 5 minutos entre cada media hora de trabajo. Por supuesto puedes alargar los intervalos cuando sea extremadamente necesario que pases 1 hora frente al ordenador. No tienes que tomarte mucho tiempo libre, solo el necesario para estirar las piernas, despegar los ojos de la pantalla, y caminar unos cuantos pasos. De esta manera haces que circule mejor la sangre en tu cuerpo, y por ende te va a llegar una fresca bocanada de oxigeno al cerebro. No tienes que tomar mi palabra como cierta, comienza a hacerlo y verás que en los siguientes 30 minutos luego de un descanso, te sentirás mejor y en consecuencia serás más productivo sin "quebrarte la espalda" innecesariamente.

Invierte dinero en una buena silla

Si vas a pasar la mayor parte de tu día laboral sentado en una silla, lo ideal es que sea una buena silla. Invertir dinero en esto es tan indispensable como comprarse una buena almohada y un buen colchón para dormir bien. Lo mejor es hacer el gasto grande una sola vez, y hacerse con una silla ergonómica, con buen soporte, a la altura adecuada en relación con tu escritorio, que sea cómoda, y que tenga soporte para la cabeza y para los brazos. Si compras una silla barata solo por salir de paso o porque no te parece un gasto necesario invertir mucho en ella, lo vas a lamentar en un año cuando la silla barata se dañe y tengas que comprar otra.
Invertir en una buena silla te trae beneficios para tu salud, y además te ahorra el dinero de tener que comprar una todos los años cuando las de buena calidad pueden durar hasta 5.

Protege tus ojos

Si usas anteojos vas a querer tener tu formula al día, lo ideal es cambiarla cada año, y siempre, pero siempre, siempre, siempre, usar cristales antireflejo, en especial si sufres de astigmatismo. Si no eres un cuatro ojos como esta servidora, vas a querer cuidarte por igual.
El uso de cristales antireflejo en los anteojos, una habitación bien iluminada y el brillo de la pantalla en un nivel adecuado.
Algo muy común entre quienes usamos demasiadas pantallas, es la fatiga ocular. Si trabajas frente a un PC todo el día, y luego llegas a casa a ver TV en otra pantalla, y entre cada pausa miras tu smartphone o tu tablet; no es raro que se te canse la vista, que tengas dolores de cabeza, que te lloren los ojos, o se irrite tu conjuntiva. Para no andar por la vida con ojos rojos y llorosos, repito el primer consejo: tomar descansos.
No se trata de tomar un descanso de 5 minutos en la silla viendo el teléfono. Hay que pararse, alejarse de la luz de la pantalla, y relajar la vista viendo al horizonte, no más letras de 2 píxeles. Usar lagrimas artificiales (colirio) para hidratar los ojos también es una buena idea, en especial si el clima es muy seco donde trabajas. Otra cosa importante es la iluminación de la habitación y el brillo de tu pantalla.
No trabajes en una habitación oscura con un brillo de pantalla muy alto, o tus ojos van a sentir el impacto de forma mucho más fuerte. Trata de estar en una habitación donde entre buena luz, solo que no apunte directamente a tu pantalla para que no tengas que subir el brillo drásticamente. También puedes calibrar tu monitor para tener la mejor imagen y forzar menos la vista.

Protege tus muñecas



cuidar tu cuerpo en el trabajo


Una de las partes del cuerpo que más sufre con el uso del ordenador, son las muñecas. El síndrome del túnel carpiano, las bursitis, y las tendinitis, suelen ser enfermedades incapacitantes que afectan a un gran puñado de la población, y que lamentablemente no tiene tratamientos 100% efectivos, incluso cuando son quirúrgicos. Si no quieres pasar la vida con dolor en tus brazos, el día para empezar a cuidarte es ayer.
Personalmente sufro de estos males hace unos 4 años, en ambas muñecas, y cuando las crisis de dolor atacan, me derrumban de tal manera que no puedo hacer casi nada. De ahí la importancia de los descansos, de una buena silla, y de mantener una buena postura. Pero, hay algunas cosas extra que puedes hacer para evitar esta terrible afección: comprar accesorios ergonómicos.
Si usas una PC de escritorio, hay varios modelos de teclados con soporte para las palmas de las manos que disminuyen el impacto sobre las muñecas. Si usas una laptop, puedes hacerte con un cojin completo para descansar los brazos (especialmente cómodos si tu portátil tiene un touchpad muy grande y el teclado queda muy adelante), yo uso este Belkin, es ecónomico y cómodo para una laptop grande.
Un ratón cómodo también es importante, si no andas buscando la experiencia gamer, yo recomiendo los accesorios de Microsoft que siempre me han parecido buenos, actualmente utilizo este mouse ergonómico, y el alivio ha sido enorme.
Si no quieres comprar un ratón en forma de bola, puedes hacerte con un soporte para descansar mejor la mano cuando usas el mouse, como este conjincito o algo similar.
Por último, les dejo el accesorio que me más me ha salvado de dolores de muñeca desde que lo compré. Simplemente es una maravilla, y si ya sufres de tunel carpiano lo amarás. Es un guante Imak que tiene el soporte perfecto para la palma de la mano.

Mantente en movimiento

Mientras más tiempo pasamos sentados, menos calorías gastamos. No solo eso, también disminuye nuestra circulación sanguínea, la actividad eléctrica en nuestros músculos, la efectividad de la hormona insulina para metabolizar la glucosa (aumentando el riesgo de diabetes), con esta disminución del metabolismo también aumenta el colesterol malo y disminuye nuestra capacidad para quemar grasas. Sentarnos demasiado no solo nos hace gordos, sino que nos dificulta el poder perder peso después aunque comamos mejor y hagamos ejercicio.
Pasar tanto tiempo sentados nos está matando.
Mientras más tiempo pasemos sentados por más días seguidos, todos estos efectos se van apilando uno encima de otro, deteriorando nuestro cuerpo en todos los niveles que te imagines: músculos, huesos, cerebro. Sentarnos de 6 a 8 horas al día nos hace débiles, y tontos. Es tan malo como para quien pasa todo el día en el trabajo sentado y luego va al gimnasio, como para quien se va a casa a ver la TV. De ahí la importancia de no quedarnos sentados por más de 30-60 minutos seguidos, e interrumpir con algo de actividad para romper los efectos dañinos.
Si puedes levantarte 5 minutos a mover el cuerpo un poco, y además hacer algo de ejercicio todos los días, o al menos la mitad de la semana, estás en el mejor camino para cuidar tu salud y no dejar que tu escritorio y tu ordenador se lleven la mitad de tu esperanza de vida. O la esperanza de una vida de calidad. Los "standing desks" son algo que se ha puesto mucho de moda, y son una excelente idea que puedes combinar con la silla, si trabajar parado no es lo tuyo, puedes usar un reloj pomodoro para que te avise cuando ha pasado una hora y sea momento de pararte unos minutos, beber un vaso de agua y estirar los brazos.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes