Cloud Data, cuando las empresas comprendieron que debían subir a la nube


Ha costado pero parece que las empresas se han convencido de la conveniencia del cloud y ahora en lugar de big data, tenemos que hablar del cloud data, el nuevo paradigma de la información en el sector corporativo. Toda la información disponible para todos de forma simultánea y servicios cloud que se conectan entre ellos abren una nueva era para las empresas.

Todavía lo recuerdo. Cuando decidí en su momento migrar toda la información de mi disco duro a Dropbox fueron muchos los que me dijeron si estaba loco y que me lo pensara dos veces "¿todo en la nube?¿y si te hackean la cuenta?" Y evidentemente había parte de cierto en su advertencia: la nube sigue sin ser todo lo segura que uno pudiera desear y eso pese a los esfuerzos que realizan los que les va el negocio en ello. Ahora bien ¿es un disco duro o servidor más seguro que la nube? Esta margarita la han deshojado y a gran escala las empresas: 2014 ha sido el año del cloud data según podemos leer en VentureBeat, dejando atrás sin duda todos los resquemores en materia de seguridad que planteaba la nube.

2015 va a ser sin duda el año de consolidación del cloud data en el mundo de las empresas
Ojo, que el salto es de calado: no estamos hablando de mi pequeña aventura de subir las carpetas de mis clientes a Dropbox, sino la decisión estratégica de grandes empresas de subir todo a la nube, y de esta manera, respaldar este soporte como el más flexible, adecuado y seguro de todos los posibles. Evidentemente, el hecho de contar todo en la nube proporciona una serie de ventajas a las empresas que resultarían implanteables en local, pero posiblemente la más interesante sea la velocidad de adopción de nuevas tecnologías por parte de las empresas, que de pronto dejan de tener un control férreo sobre todo lo que sucede en sus masivas bases de datos y comprueban cómo la información es compartida de forma simultánea por los equipos de trabajo.


Dejen paso al 'cloud data'

Pero 2014 ha sido sin duda el año en el que el big data ha dado paso al llamado cloud data, y el paso tiene su relevancia. Hasta la fecha habíamos concebido los servicios en la nube como una interacción entre los usuarios y los servidores remotos (información que sube y que baja), pero el gran salto ha sido el comienzo de la interacción entre servicios en la nube sin que pasen por el usuario. ¿A qué nos estamos refiriendo? Básicamente a servicios como IFTTT, que permiten a varios servicios cloud interactuar ante una acción programada, sin que el usuario intervenga de forma directa. No hace falta que te recordemos que este paso es de gran trascendencia para el mundo de las empresas y esto lo conocen bien marcas como IBM, que llevan tiempo haciéndose fuertes en este terreno.

En el cloud data hay básicamente dos tipos de servicios: el business intelligence y los servicios que actúan en función de determinadas reglas. Un buen ejemplo del primero es sin duda Watson Analytics, la ambiciosa herramienta de IBM que analiza la información en disponible en internet combinándola con la propia de los servidores de la empresa (en la nube, claro) para predecir posibles escenarios de futuro sobre los que poder actuar la empresa. En cuanto a los servicios basados en reglas, IFTTT que te hemos comentado antes es sin duda el ejemplo más claro y que más éxito está cosechando. Y si 2014 fue el año del salto, 2015 va a ser sin duda el año de consolidación del cloud data en el mundo de las empresas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes