Cómo crear tu propia nube privada con SyncBox


En los últimos años han proliferado los servicios en la nube. El lado negativo de esto es que también se han incrementado los ataques de ciberdelincuentes a este tipo de servicios. Una buena alternativa puede ser crear tu propia nube personal. A continuación te mostramos cómo conseguirlo.

Cómo crear tu propia nube privada con SyncBox


1: Convierte tu ordenador en servidor de archivos
Tener tus archivos en la nube cuenta con innegables ventajas. La principal es tener un acceso permanente a todos tus archivos, desde cualquier lugar y desde cualquier tipo de dispositivo.
Pero si realmente te preocupa la seguridad de tus archivos, tal vez no te parezca tan buena idea alojar tus archivos en el remoto servidor de una empresa de la que realmente no sabes nada. Por ese motivo, te proponemos crear tu propia nube privada y personal.
Con SyncBox podrás convertir, de forma sencilla, tu ordenador en un servidor de archivos en el que guardar tus documentos y acceder a ellos desde cualquier ordenador conectado a internet o incluso desde tu smartphone y tablet Android o iOS.
SyncBox necesita dos componentes básicos para funcionar: un ordenador permanentemente conectado a la red, que hará las funciones de servidor, donde se almacenarán los archivos compartidos y un ordenador o dispositivo cliente desde el que accederás a dichos archivos.
El primer paso para crear tu propio sistema de almacenamiento en la nube será habilitar tu ordenador para que realice funciones de servidor de archivos. Para conseguirlo, será necesario instalarle el software SyncBox Server.
Descarga SyncBox Server desde la página de descargas de SyncBox. A continuación, instálalo en tu equipo.
La instalación se realiza en dos fases: la primera instala los componentes del programa, mientras que la segunda realiza una configuración inicial del servidor.
Tras concluir la primera parte, se iniciará la interfaz de SyncBox. En ella, marca la casillaCustom install para configurar el servidor y haz clic en Next.
A continuación, selecciona la ubicación para la carpeta SyncBoxStorage. Todo el contenido de esta carpeta estará accesible en tu nube privada y se monta en el sistema como si se tratara de una nueva unidad de disco. Si dispones de varios discos duros conectados, podrás elegir dónde guardarla, aunque siempre deberá estar en la raíz del mismo. Tras elegir la ubicación, continúa con Next.
Después, te asigna un número de identidad SyncBox. Este número es el identificador de tu cuenta de usuario y está vinculado al acceso a tus archivos. Anótalo pues lo necesitarás para configurar los respectivos clientes en tus dispositivos.
Escribe una contraseña con, al menos, 6 caracteres para proteger el acceso a tus archivos. Continúa con Next y, a continuación, finaliza el asistente de configuración pulsando sobreFinish.
Convierte tu ordenador en servidor de archivos
2: Instala el cliente de SyncBox en otro ordenador
Mientras SyncBox Server está activo en tu equipo, la carpeta donde se guardan los archivos en tu nube privada se monta en el sistema como si fuera una unidad de disco normal.
Desde Windows 8.1, inicia el Explorador de archivos, accede al apartado Este Equipo y haz doble clic sobre la unidad SyncBox para copiar allí los archivos que quieras tener disponibles en tu nube. A continuación te mostramos cómo acceder a esos archivos desde otros dispositivos.
Una de las formas para acceder a los archivos de tu nube privada desde otro ordenador es instalando un programa cliente de SyncBox.
Este programa se encargará de conectar con el ordenador que hace las funciones de servidor y sincronizar los archivos que compartes en tu nube privada.
Descarga la versión cliente desde la misma web que descargaste la versión para el servidor e instálala en tu equipo. Dispones de versiones cliente para sistemas Windows, Mac OS X y Ubuntu.
Al igual que en la versión para el servidor, la instalación se realiza en dos pasos, siendo el primero la instalación del software y el segundo paso la configuración del cliente.
Instala el cliente de SyncBox en otro ordenador
Para establecer la conexión con tu servidor, escribe los datos de conexión en el cuadro de configuración.
Comienza por escribir el número SyncBox ID que te asignaron y la contraseña que estableciste durante la configuración del servidor en los campos Account y Password respectivamente y pulsa sobre Next.
A continuación, pulsa sobre Change Folder y selecciona una nueva ubicación que te resulte accesible para la carpeta de sincronización con SyncBox.
Cuando termines, haz clic sobre Finish y el cliente ya estará listo para usarse.
Inmediatamente conectará con tu servidor y comenzará a sincronizar los archivos que hayas copiado a la unidad SyncBox de tu servidor.
3: Accede a tus archivos desde tu smartphone o tablet
Para acceder a los archivos de tu nube privada desde tu smartphone o tablet también necesitarás instalar una app que establezca conexión con tu servidor y te permita acceder a sus archivos o añadir nuevos.
Busca e instala la app SyncBox desde Google Play si usas Android o desde la Apple Store si usas un iPhone o iPad.
A continuación, toca sobre el botón Sign in e introduce el número de usuario SyncBox ID enUsername y la contraseña que estableciste en la configuración del servidor en Password.
Accede a tus archivos desde tu smartphone o tablet
Después, toca sobre el botón Sign In e inmediatamente comenzará la conexión con tu servidor. Cuando la conexión se establezca, la pantalla de conexión cambiará y aparecerá el navegador de archivos de SyncBox.
Toca sobre la opción Explorer y podrás acceder a las distintas carpetas y archivos de tu servidor, así como descargar a tu dispositivo los que necesites o incluso subir nuevos archivos desde tu dispositivo. Con la opción Gallery accederás de una forma más visual a los archivos multimedia.
¡Y eso es todo! Así de fácil es configurar tu propia nube privada para tus archivos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes